25 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Cámara y Senado aprobaron por mayoría el texto firmado por el Gobierno y las Farc

1 de diciembre de 2016
1 de diciembre de 2016

camara-de-representantes-nuevo-acuerdo

Bogotá, 01 de diciembre_ RAM_ Con 130 votos a favor y 0 en contra, y luego de 11 horas de debate, la Cámara de Representantes refrendó el nuevo acuerdo de paz y así quedó refrendado automáticamente el texto firmado por el Gobierno y las FARC el pasado jueves, pues este martes fue refrendado por el Senado con 75 votos a favor y cero en contra.

Eso no quiere decir que ya el Gobierno y las Farc puedan respirar, falta lo más tedioso y largo que es la implementación de los proyectos de ley que componen el acuerdo, como el de amnistía. Sin embargo, el primer paso ya quedó superado.

Durante la discusión, Humberto de la Calle llamó la atención de los congresistas sobre la necesidad de avanzar rápidamente señalando que todo lo logrado hasta ahora es muy frágil sino se refrenda e implementa el acuerdo.

Conservadores y uribistas hablaron de propuestas para darle más legitimidad a los acuerdos de paz y plantearon opciones como un nuevo plebiscito o consulta popular sobre los temas más polémicos e incluso la representante María Fernanda Cabal habló de una constituyente.

19 representantes del Centro Democrático y ocho del Partido Conservador entre los que se encuentran David Barguil, Jaime Felipe Lozada, Inés López, Arturo Yepes, Mauricio Salazar, Miguel Barreto, Elver Hernández y Lina Barrera se ausentaron de la votación por considerar que el congreso no es el escenario para legitimar el acuerdo.

En medio de la discusión el representante liberal Jack Housni avocó a la figura de la suficiente ilustración para evitar otras 20 intervenciones, pero la proposición fue negada por los congresistas que no habían hablado y querían su cuarto de hora en televisión nacional.

El ministro del interior Juan Fernando Cristo le pidió a las bancadas avanzar sin miedo y votar la refrendación para darles una oportunidad a las víctimas de ser reparadas y las futuras generaciones de vivir en un país sin conflicto.

Una hora y media tarde empezó el debate en Plenaria de la Cámara de Representantes, para refrendar el acuerdo de paz. La última cita en el legislativo para iniciar con el proceso de implementación de los acuerdos de La Habana.

Humberto de La Calle, jefe negociador del Gobierno en La Habana, inició diciéndole a los congresistas que entrará a la Constitución lo que ellos decidan en los debates de los proyectos de ley durante la implementación. Además, habló de su preocupación frente a la fragilidad, según él, del cese al fuego bilateral.

“Esta situación actual del cese del fuego es frágil y no es un invento, es una realidad y en la medida que hay un preagrupamiento de las Farc, en estas condiciones no puede durar tanto tiempo en una situación de hibernación”, agregó.

Frente al cese, de La Calle entregó cifras. Dijo que 1.200 vidas se han salvado desde cuándo este comenzó.

También les comentó a los representantes a la Cámara que se incorporó el mayor número posible de cambios al anterior acuerdos tras a las reuniones con los voceros del No, y que las Farc aceptaron modificaciones.

“No todo se logró porque hay que recordar que esto no era una rendición militar sino un acuerdo que implica concesiones de parte y parte. Por eso se oyó, literalmente, la voz del pueblo”, explicó el jefe negociador.

De La Calle también cuestionó a los líderes de diferentes movimientos sociales y políticos que han sido asesinados en los recientes días, como los de Marcha Patriótica. Según él, eso se debe a la fragilidad en la que se encuentra el país a raíz de la no implementación del acuerdo.

Acto seguido, Sergio Jaramillo, el alto comisionado para la paz, también se refirió a los cambios en el nuevo tratado de paz: “sobre la mayoría de los temas, nosotros decimos que lo logramos en el 95% de esos temas, por eso nos sorprende la actitud del Centro Democrático, porque si queremos asegurar que no pase, lo que sucedió hace 10 años, cuando se desmovilizaron unas milicias y autodefensas y no había pasado un día cuando ya estaban conformadas las Bacrim”, agregó Jaramillo.

Por el No hablaron dos de sus principales promotores, Óscar Iván Zuluaga y Alejandro Órdoñez. El excandidato uribista dijo que el Centro Democrático siempre ha tenido la voluntad de paz y que por eso presentaron sus propuestas para que fueran tenidas en cuenta.

“Nosotros le propusimos al Gobierno un Acuerdo Nacional con 3 aspectos principales para ser tenidos en cuenta: identificar acuerdos, precisar desacuerdos y hacer otra refrendación”, explicó.

La intervención del exprocurador Alejandro Ordóñez fue interrumpida por una manifestación de algunos congresistas como Angélica Lozano, Víctor Correa y Alirio Uribe, que portaban una pancarta que decía “Ordóñez anulado por corrupto”. Los ánimos se subieron y al representante uribista, Federico Hoyos, le tocó mediar para que pudiera continuar la presentación del Ordóñez, que fue suspendida por cinco minutos.

“La corrupción es el cáncer de Colombia y el exprocurador accedió a ese cargo comprando el puesto, con corrupción, por eso anularon su elección en el Consejo de Estado, por haber llegado con el tú me eliges, yo te elijo. Por eso dijimos, ¿a costa de qué viene un señor que fue anulada su elección a hablarnos de ética?”, dijo Lozano.

El debate continuó, con presentaciones de estudiantes que apoyaron el Sí y el No, un representante de las iglesias cristinas y reconocidos promotores políticos por las dos alternativas que entregó el plebiscito, como la exministra Cecilia López.

Al término de esas intervenciones, entraron los voceros de cada partido y una de las más esperadas fue la del representante a la Cámara por el Partido Conservador, David Barguil, quien durante días ha manifestado su descontento con la refrendación vía Congreso del acuerdo de paz.

Y con tribuna puesta, tribuna partida. El representante insistió en otro método de refrendación donde participen los colombianos: “Busquemos todos, partidos y sectores, Gobierno y oposición, los que estuvimos con el Sí y con el No, un mecanismo adicional para que los colombianos se puedan expresar. Ese mecanismo nos debe permitir enfrentar la polarización que hoy vivimos. Los colombianos están ‘mamados’ de las peleas de los políticos y quieren vernos defendiendo los intereses de los ciudadanos y pasar la página de la confrontación”, afirmó el representante.

Y es que se han conocido disputas al interior del Partido Conservador, desde cuando el gobierno dio pistas que lo quería refrendar políticamente. Barguil insistió en que debería ser vía política. Otros parlamentarios godos como Telésforo Pedraza dijeron que la vía debía ser la que propuso el Congreso.

En medio de su intervención, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, recordó que el Gobierno acogió la propuesta de los líderes cristianos acerca del enfoque de género y recordó que ese concepto está en decisiones de la procuraduría de Alejandro Ordóñez. Dijo, además, que a pesar de ese cambio algunos líderes cristianos se mantuvieron en que su postura negativa, quizás, por otros intereses.

“Nos pidieron precisar la definición de bloque de género, algo absolutamente esencial en la solución del conflicto en Colombia, y es que la mujer colombiana y la mujer víctima de conflicto tuviera un privilegio en acceso a los beneficios del acuerdo,  y así quedó definido en el acuerdo final, para que no quedara ninguna duda que se quería meter dizque encriptado en el acuerdo, el concepto de ideología de género, que no aparecía por ningún lado y que se ratifica que no está en ninguna parte del acuerdo”, afirmó.

Sobre las 8:40 de la noche, se anunció la votación y las mayorías aprobaron la proposición para refrendar el texto logrado en La Habana y que incluyó la mayoría de las propuestas del No.