27 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gestión del riesgo, estrategia para el desarrollo sostenible

10 de noviembre de 2016
10 de noviembre de 2016

gestion-del-riesgo

Manizales, 10 de noviembre de 2016. En términos urbanos, económicos y sociales, el proceso de desarrollo de una ciudad tiene que considerar los determinantes naturales y las condiciones del contexto para tener una adecuada gestión del riesgo frente a los fenómenos naturales.

Este es el planteamiento que sostuvo Ómar Darío Cardona Arboleda, profesor de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Manizales, durante el seminario “Ingeniería, riesgo y cultura” que se realizó en el auditorio principal del campus Palogrande.

“Vivimos en una zona de amenazas naturales como volcanes, terremotos, deslizamientos e inundaciones. Todos estos fenómenos se convierten en determinantes del desarrollo de las ciudades. Lidiar con el riesgo o tratar de evitar pérdidas económicas y sociales no es fácil, y por eso debe existir un trabajo interdisciplinario y articulado de las autoridades para pensar en la seguridad de los ciudadanos”, expresó el docente.

Para el experto, la gestión del riesgo es un tema fundamental que se debe considerar en los procesos de planificación urbana, es decir tener una estrategia preventiva y constante; además, no es solo para ingenieros ni es un problema técnico, sino que involucra los aspectos sociales, políticos y económicos para que exista un adecuado manejo.

“Cuando ocurren los fenómenos naturales existen sistemas de alerta, monitoreo e información científica que permiten que los ciudadanos estén atentos y puedan tomar acciones preventivas. Ellos son quienes en últimas deben ser cogestores de los procesos de la naturaleza (formar parte de esos sistemas de alerta) o apoyo en la gestión del riesgo”, aseveró el experto.

El ingeniero Óscar Correa, docente de la U.N. Sede Manizales, recordó que la modificación del hombre sobre la morfología del terreno hace que las personas habiten zonas peligrosas por naturaleza, no solamente en la capital de Caldas, sino también en toda Colombia.

“El mal manejo de las aguas y de los rellenos también han incrementado la amenaza que existía por naturaleza, convirtiendo el terreno en una amenaza para las personas y la infraestructura”, indicó el profesor.

Óscar Correa también comentó que Manizales está a la vanguardia en el mundo en gestión del riesgo, pero que debe seguir trabajando en la comunicación pública alrededor de las amenazas, la vulnerabilidad y los riesgos existentes.

“En la medida en que la comunidad participe de la gestión de sus propios riesgos se tendrá una eficacia total sobre este tema”, subrayó.

De otro lado, Juan David Arango Gartner, ingeniero civil de la U.N. y gerente de la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas), aseveró que Manizales ha consolidado un laboratorio en este tema, desde el punto de vista del conocimiento, la investigación, la evaluación el monitoreo, la transferencia de tecnología y las obras que se han realizado, entre otros factores.

“Desde 1970 en Manizales se han realizado cerca de 1.000 obras de estabilidad. También se debe tener en cuenta que es necesario reducir factores antrópicos que pueden generar vulnerabilidad, presencia de cultivos, mal manejo de aguas lluvias, sobrecarga de taludes y laderas y urbanización en sitios no adecuados”, explicó el gerente de Corpocaldas.

Frente a los recientes deslizamientos de tierra en municipios de Caldas como Manzanares y la vía Manizales-Neira, se recomendó estar alerta frente a cualquier tipo de fenómeno. No sembrar cultivos en zonas de fuerte pendiente, controlar sistemas de alcantarillado internos (que no tengan fugas ni filtraciones), mantener las obras de estabilidad limpias y reportar a las autoridades competentes cualquier situación anormal como grietas, fisuras o desplomes.

La jornada académica se realizó en la conmemoración de los 25 años del Instituto de Estudios Ambientales (IDEA) de la U.N. Sede Manizales y para hacer un homenaje a Samuel Darío Prieto, un reconocido experto de la gestión del riesgo en la ciudad.