28 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

EL NUEVO CHANCE PARA LA SALUD

19 de noviembre de 2016

Se adjudicó una vez más la concesión para la explotación del chance en Caldas por cuatro años. Esta habilitación que entrega el Gobierno seccional a un privado para que explote el negocio de este tipo de apuestas es una fuente importante de financiación de la salud en el departamento. Hay que celebrar que el proceso se adelantó sin traumatismos contrario a otras épocas, aunque no deja de ser una lástima que solo se haya tenido un proponente, pues siempre la presencia de más candidatos enriquece la transparencia del proceso.
La continuidad de Susuerte en este negocio es un reconocimiento a una empresa que ha hecho un esfuerzo importante por modernizarse, para pasar de la sola venta del chance a ser una multiplataforma de servicios que es atendida en su mayoría por mujeres, buena cantidad de ellas que tienen el rol de ser cabeza de hogar y para quienes la compañía ha ido montando una serie de programas de alto valor social, pues ofrece capacitaciones en diferentes campos, lo que mejora las competencias de su personal.
El negocio del chance en el país ha vivido retos complejos, pues se trata de un modelo que no tiene hoy el número de clientes de otras décadas, que necesita renovar cada tanto sus sistemas de sorteo para lograr que los ciudadanos se animen a comprarlo. Como si fuera poco, tiene en su contra el juego ilegal que no siempre se combate con eficacia. La venta de toda boleta apócrifa es un golpe durísimo a la salud y siempre engrosa los recursos de algún personaje que maneja los negocios de la ilegalidad y se enriquece a costa de evitar el pago de impuestos. Generalmente forma parte de estructuras de otros negocios ilegales, con lo que ayuda a crear las condiciones de inseguridad en las ciudades.
Según el secretario de Gobierno departamental, Carlos Alberto Piedrahíta, este año en Caldas se han capturado 158 personas, una cifra que permite imaginar la gravedad del problema y si a esto le agregamos que entre los señalados por explotar el chance ilegal hay concejales activos como dice el funcionario que sucede en Palestina y Victoria, pues hace más gravosa la situación. Ojalá estas denuncias fructifiquen, porque lanzar acusaciones de este tipo requiere certezas y no meros indicios. Esperamos que el secretario tenga las pruebas suficientes para tales señalamientos.

Ojalá no tengan contratiempos los $49 mil 183 millones que espera recibir la salud de Caldas entre el 2017 y el 2021 por los derechos de explotación que favorecen a Susuerte y que al final la cifra aumente, pues en las condiciones en que se encuentra el sistema de salud en el país necesita de recursos que le permitan superar sus dificultades o al menos paliarlas. La permanencia de Susuerte consolida a esta empresa en la región y pueda continuar por la senda que se ha trazado de irrigar beneficios sociales a sus trabajadores.

EDITORIAL/LA PATRIA