16 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El homenaje pago al senador Duque

23 de noviembre de 2016
23 de noviembre de 2016

Política con pimienta

luis-fernando-duque
Senador antioqueño Luis Fernando Duque

Los antioqueños siguen colonizándonos políticamente. No sólo hemos tenido en el escenario político caldense al senador Mauricio Lizcano –nacido en Medellín- sino que ahora se nos está metiendo a los predios el congresista antioqueño Luis Fernando Duque. Para muestra un botón. Un grupo de sus simpatizantes en Manizales promueve para este jueves 24 de noviembre  un homenaje a Duque. El evento no tendría nada  de diferente a los rutinarios actos protocolarios sino fuera por la forma en que se está convocando. Están llamando uno por uno a contratistas del Sena en Caldas para comprometer su asistencia pero además les exigen comprar unos bonos de apoyo para desarrollar la actividad. Dicho de otro modo, el homenaje sale de los bolsillos de quienes han percibido “favores burocráticos”  del congresista antioqueño que, de paso, fue calificado el año anterior como el más ausentista del senado.

Desmintió a Lizcano

El senador Mauricio Lizcano aseguró hace pocos días en una entrevista con “La Patria” que si el representante Hernán Penagos “hubiera mantenido su palabra y no hubiera puesto sus diputados y sus concejales a votar por Octavio Cardona, hubiéramos ganado en Manizales”. A Lizcano le salió un gallo en el camino, el concejal Hernán Alberto Bedoya, quien lo desmintió. “Nunca el representante Hernán Penagos, ni ninguna persona enviada por él, se dirigió a mí, o algún directivo de mi campaña, con directriz diferente a votar por el candidato a la alcaldía de Manizales, Luis Roberto Rivas, lo que se cumplió a cabalidad, por lo menos por parte de este concejal y su equipo de trabajo”. Cómo le quedó el ojo, doctor Lizcano!

El cartel de los falsos testigos

“El país tiene que combatir el cartel de los falsos testigos», fue una de las frases que soltó hoy el exgobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos, al recobrar la libertad por decisión de la Corte Suprema de Justicia. “Los falsos testigos han proliferado en el país y en el caso mío varios de ellos que están imputados por la fiscalía y a uno de ellos lo van a condenar próximamente por falso testimonio y fraude procesal”, dijo. En recientes declaraciones a EJE 21, desde su sitio de reclusión en las caballerizas de Usaquén (al norte de Bogotá) el ex ministro y jefe conservador antioqueño Luis Alfredo Ramos Botero culpó de sus vicisitudes al senador izquierdista Iván Cepeda. concretamente, señaló al congresista del Polo Democrático Alternativo de haber montado la tramoya de falsos testigos para sindicarlo de haber mantenido vínculos con las Autodefensas Unidas de Colombia. Celebramos la libertad del doctor Ramos.

¿Un olvido deliberado?

El senador caldense Carlos Felipe Mejía radicó este miércoles una constancia de congratulación al general Emiro José Barrios Jiménez por su ascenso a Mayor General del Ejército Nacional. Según Mejía, «el General Barrios es caldense por adopción y es uno de sus ciudadanos más ilustres y más apreciados, su extraordinario paso como comandante del Batallón Ayacucho, del Comando Operativo No 3 y de la Octava Brigada, representó para Caldas la recuperación de la seguridad, el  regreso al trabajo, el ejercicio de la libre empresa, el logro de la de la tranquilidad y la confianza que nuestra región y en especial la del oriente caldense». Pero el fogoso congresista caldense olvidó que a   «Barrios Jiménez la Fiscalía lo investiga por su rol en los 19 falsos positivos que se dieron en la Octava Brigada del Ejército, con sede Armenia entre los años 2007, 2008, donde fue comandante», según «Las 2 Orillas».

Ministros se pasan por la faja citaciones

En el Congreso aumentan las voces que consideran que algunos ministros presentan demasiadas excusas cuando son citados a las comisiones y plenarias. Incluso hay dos que están, literalmente, en el top de lista negra ya que en la mayoría de los casos envían a los viceministros y otros altos funcionarios a responder ante los parlamentarios. Esta inconformidad ya se había hablado meses atrás con el propio presidente Santos en distintas reuniones de bancada y el Jefe de Estado dio la orden al gabinete que evitaran faltar a las citaciones en el Congreso, en tanto que las directivas de Senado y Cámara también se comprometieron a que racionalizarían esta clase de debates, pues había ministros que eran citados a la misma hora a distintas comisiones o incluso a plenarias cruzadas. Con el pasar de las semanas, los compromisos de lado y lado se fueron difuminando y se volvió a las mismas.Off the Record, el Nuevo Siglo.