2 de febrero de 2023
Directores
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez
Ximena Giraldo Quintero

El futuro presidente

8 de noviembre de 2016
Por Víctor Zuluaga Gómez
Por Víctor Zuluaga Gómez
8 de noviembre de 2016

Víctor Zuluaga Gómez

victor zuluagaYa comienza el sonajero a producir ruido. Me refiero a los candidatos que se encuentran pidiendo pista para lanzarse al ruedo de la contienda electoral próxima para la presidencia de la República.

Estamos ya en las postrimerías de un mandato agridulce como ha sido el de Juan Manuel Santos. Un hombre recorrido por la escena política, como periodista, ministro de varias Carteras y pasajero de varios movimientos políticos. Avezado timonel que supo estar al lado del presidente Gaviria, luego del presidente Uribe y luego navegar sereno por los senderos recorridos por parlamentarios como Armando Benedetti. Hábil para conseguir el respaldo del presidente Uribe, para engañar a Mockus y al pueblo colombiano cuando dijo que podría escribir sobre una roca que no habría más impuestos. Pero de todas las habilidades, una que es necesario recalcar porque supuestamente ningún mandatario había logrado, en más de cincuenta años, convencer a las FARC para que llegaran a firmar un acuerdo de paz. Y la pregunta que queda es la siguiente. ¿Quienes votaron por el no, lo hicieron pensando en que de pronto sería un engaño para la guerrilla?. Esa es una variable que poco se ha explorado, porque pensándolo bien, es posible que en el acuerdo se diga y acuerde de todo, pero finalmente pueda quedar como un propósito y nada más como aquel de firmar en mármol las promesas.

Pero se asoman al escenario otras figuras, unas conocidas y otras no tanto. Conocidas como Vargas Lleras, que hace tiempo viene haciendo caminos para llegar a la presidencia, por medio de la construcción de viviendas y carreteras. Hombre de carácter fuerte como su abuelo, y por lo mismo, con el mismo talante de aquel que asegura ser “frentero”.

También será, me imagino, del sonajero, quien ha sido el alma y nervio de las negociaciones, como es el doctor De La Calle, quien con un lenguaje moderado pero firme, logró sostener conversaciones durante varios años sin desfallecer y conservando la serenidad que siempre lo ha caracterizado. Hombre de principios, sobre los cuales no negocia, como ocurrió cuando se hizo a un lado de la fórmula que eligió al doctor Samper cuando se dio cuenta que éste había llegado a la presidencia con recursos de mala procedencia.

Y Sergio Fajardo ha estado por la periferia, después de haber estado al frente de los destinos de Medellín y del departamento de Antioquia, haciendo un fuerte énfasis en los procesos educativos, muy al estilo de Antanas Mockus de quien fue su amigo en la coalición de los Verdes en contiendas pasadas.

Falta definir quién será el candidato del Centro Democrático, porque Oscar Iván ha venido siendo presionado por otros que quieren jugar en estas próximas elecciones. Y claro, faltan las figuras dentro del partido Liberal y también de la U y del conservatismo.

Pero es claro que habrá un buen listado de candidatos de todas las corrientes, y esperamos que la elección sea la correcta, es decir, de una figura dispuesta a cerrar las puertas a la corrupción y un enorme esfuerzo para la consolidación de la paz.