27 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Desliz presidencial.

6 de noviembre de 2016
Por Eucario Bermúdez
Por Eucario Bermúdez
6 de noviembre de 2016

Eucario y su comentario

Eucario Bermudez feb de 016Santos en medio de honores de la Reina Isabel, ofende a los colombianos que votaron el No en el plebiscito.-

Intolerable, reprobable, denigrante, ofensiva  a más de la mitad del pueblo colombiano, la desafortunada frase del Presidente colombiano Juan Manuel Santos nada menos que en el Palacio de Buckinham sede  del trono de la Reina Isabel de Inglaterra. Decir en semejante escenario que  el NO fue fruto de engaño y de mentiras, fue desconocer la voluntad constitucional del movimiento que derrotó los acuerdos de  paz con los narco terroristas de las Farc en la tierra de los dictadores Fidel y Raul  Castro. No era ni el lugar  ni el momento oportuno, cuando la soberanía de la patria dominaba el  gran acontecimiento de la realeza Británica. En medio de un acontecimiento de esa trascendencia era completamente inapropiado referirse al resultado del plebiscito en tales epítetos así  hubiesen  sido motivo de controversia al interior del país. Fue ni más ni menos una descalificación indebida e inoportuna  a un proceso electoral realizado dentro  de la más absoluta legalidad y constitucionalidad, como el mismo Presidente lo ha reconocido abriendo el diálogo con los líderes de la oposición a  fin de reconsiderar modificaciones sustanciales a los acuerdos como fueron redactados y que son motivo de discusión patriótica en búsqueda de precisiones a varios aspectos  rechazados por la mayoría de los colombianos que sin recursos ni poder derrotaron la propuesta del Si a los acuerdos hoy en trance de análisis serenos, inteligentes, patrióticos  de las dos partes.  Para que la cizaña,  para que la soberbia,  el rechazo a la voluntad mayoritaria de los colombianos en semejante escenario Real digno de altura y  respeto hacia los símbolos colombianos y su mandatario? Inexplicable e indignante actitud que en nada contribuye a una paz inconclusa que le ha servido para obtener el discutible premio Nobel. No les parece.