5 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Confirmada sentencia que permitirá agilizar procesos de la Ley de Justicia y paz

4 de noviembre de 2016
4 de noviembre de 2016
 Bogotá, 05 de noviembre de 2016. La confirmación de la sentencia contra Mancuso permitirá realizar imputaciones a gran escala en el proceso de Justicia y Paz garantizando de manera efectiva y oportuna, el derecho de las víctimas a la verdad, la justicia y la reparación.

La Corte Suprema de Justicia dejó en firme la sentencia proferida el 20 de noviembre de 2014 por la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá, que condenó a 8 años de prisión a Salvatore Mancuso Gómez y a 11 postulados más, comandantes de los Bloques Catatumbo, Norte, Córdoba y Montes de María de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

El fallo cobija a Salvatore Mancuso Gómez, como máximo comandante de las Autodefensas Unidas de Colombia; a José Bernardo Lozada Artuz y Jorge Iván Laverde Zapata, comandantes del Bloque Catatumbo; a Hernando de Jesús Fontalvo Sánchez y Sergio Manuel Córdoba Ávila,  como comandantes del Bloque Córdoba; a Uber Enrique Bánquez Martínez, como comandante del Bloque Montes de María, y a Edgar Ignacio Fierro Flórez, José Gregorio Mangonez Lugo, Oscar José Ospino Pacheco, Miguel Ramón Posada Castillo, Leonardo Enrique Sánchez Barbosa y Julio Manuel Argumedo García, como comandantes del Bloque Norte.

En la sentencia proferida contra estos postulados a la Ley de Justicia y Paz, se relacionan 1.437 hechos por desaparición forzada, desplazamiento forzado, reclutamiento ilícito, homicidio y más de 170 cargos por violencia basada en género; los cuales afectaron de manera directa e indirecta a más de trece mil (13.000) víctimas.

La sentencia confirmada por la Corte Suprema de Justicia comprende hechos de connotación como las masacres de: El Salado, Nueva Venecia, Bahía Portete, Los Brasiles, Media Luna, Zipacoa y Cienaguita.

Es importante resaltar que en la decisión de segunda instancia la Corte Suprema de Justicia ratificó el reconocimiento y la existencia de los patrones de macrocriminalidad; esto evidencia que la Fiscalía General de la Nación ha cumplido satisfactoriamente con la metodología en la aplicación de los criterios de priorización de casos, lo que permite que se profieran múltiples sentencia anticipadas y así aportar a la terminación o cierre efectivo del proceso de Justicia y Paz.