25 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Capturado séptimo implicado en atentado contra el exministro Fernando Londoño Hoyos

2 de noviembre de 2016
2 de noviembre de 2016
Tuluá, Valle, 03 de noviembre de 2016. En el municipio de Tuluá (Valle del Cauca), Carlos Alberto Ocampo Ramos, alias el Chiqui o Pingüi, fue capturado por haber participado en el atentado contra el exministro del Interior y de Justicia, Fernando Londoño Hoyos, ocurrido en Bogotá el 15 de mayo de 2012, en el cual fallecieron el conductor, el escolta y quedaron heridas varias personas.

Alias Chiqui habría sido el encargado de la logística del atentado, pues le seguía los pasos al exministro, desde la entrada hasta la salida de la emisora en la que trabajaba. También cumplía las funciones de tesorero de la banda, al encargarse de pagar los viáticos y los ‘mandados’ delictivos.

Ocampo Castaño fue ubicado por medio de análisis de las sendas de los sistemas de llamadas de telefonía celular el día del atentado, con los cuales se logró establecer que fue el encargado de traer al sicario desde Cali, (Valle) quien atentó contra el Londoño Hoyos.

“Fue el logístico quien pagó el hotel en Chapinero, en donde fue alojado el sicario, muy  cerca por donde pasaba algunas veces la caravana de vehículos que escoltaban al exministro días antes del ataque”, agregó el delegado de la fiscalía en el proceso, durante las audiencias preliminares ante el Juez 24 de garantías de Bogotá.

“Hacia parte de un reducto de delincuentes denominados los R15 que hurtaban carros de valores en Cali, luego algunos se conocieron en la cárcel y dese allí formaron una nueva organización al margen de la ley dedicada al sicariato y secuestro extorsivo en Bogotá”, sostuvo el fiscal.

Ante el juez de control de garantías, en la tarde de hoy, el capturado se allanó a los cargos imputados por los delitos de homicidio agravado, tentativa de homicidio, concierto para delinquir agravado, terrorismo y utilización de menores de edad para la comisión de delitos.

El hombre fue afectado con medida de aseguramiento intramuros y remitido a la cárcel La Picota de la capital del país.

A la fecha por estos hechos han sido condenadas cuatro personas, así:

  1. Ulises Castellanos Beltrán, alias Apu, condenado a 30 años de prisión por los delitos de homicidio agravado, homicidio agravado en la modalidad tentativa, concierto para delinquir agravado, terrorismo, fabricación, porte y uso de armas de uso privativo de las fuerzas militares y utilización de menores en actos delictivos.De acuerdo con la investigación, alias Apu también era el encargado de efectuar los seguimientos a Londoño, para calcular los tiempos y conocer las rutas que manejaba en sus desplazamientos.
  2. Nelson Eduardo Aguirre Castañeda, alias Chapú, luego de negociar con la Fiscalía, fue condenado a 12 años de prisión. Aguirre aceptó su participación en el atentado, así como los delitos de concierto para delinquir, terrorismo, fabricación, porte y uso de armas de uso privativo de las fuerzas militares y utilización de menores en actos delictivos. De igual manera recibió un principio de oportunidad, por su colaboración que incluye testificar contra los demás investigados.
  3. César Ruíz Castro, alias Bigotes, condenado a 56 años de prisión por los delitos de homicidio agravado, tentativa de homicidio, concierto para delinquir, terrorismo y utilización de menores para la comisión de delitos. Este habría sido el coautor intelectual del atentado.
  4. Un menor de edad, quien puso la bomba lapa, recibió una condena de siete años de internamiento, por los cargos de homicidio agravado, tentativa de homicidio, lesiones personales, terrorismo y concierto para delinquir.

Otras dos personas fueron judicializadas e irán a juicio en los próximos días. Entre tanto, Diego Tabares, jefe de la banda, fue abatido en Santander de Quilichao (Cauca), el 17 de diciembre de 2013.