9 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Senado discutió los impactos y consecuencias de los TLC aplicados en el país

14 de octubre de 2016
14 de octubre de 2016

Bogotá, 14 de octubre de 2016 (RAM) Con la asistencia de académicos, empresarios y trabajadores se llevó a cabo la audiencia pública donde se examinaron las consecuencias de las más de dos décadas de implementación de este tipo de tratados. El senador Jorge Enrique Robledo (Polo Democrático), afirmó que desde 1990 ya había advertido que con los TLC “íbamos para el desastre”. Así mismo, anotó la segura crisis del sector agrario, el caos en la minería, el déficit fiscal, desigualdad social, entre otros, que deja un balance desalentador para el país.

Al respecto, Mario Valencia, académico y director de Cedetrabajo, explicó que “en los últimos años, Colombia ha firmado 10 de éstos acuerdos con más de 40 países”. Aclaró, además, que la problemática de la celebración de éstos tratados no consiste en acceder a mercancía extranjera, sino que, a través de ellos, el gobierno ha renunciado a dar apoyo a las empresas nacionales, y se “está sacrificando el desarrollo económico y social de nuestra nación”.

Entre tanto el Director de Dignidad Agropecuaria – Oscar Gutiérrez- manifestó que ya había advertido al gobierno nacional, pues los TLC han perjudicado gravemente la producción agropecuaria del país, sin que se den garantías a los nacionales. Gutiérrez aprovechó para anunciar que desde su organización están promoviendo un referendo por el agro, donde “estamos planteando modificaciones a cuatro artículos de la constitución, para garantizar que sean los productores de Colombia los que alimenten a los colombianos”, lo anterior en busca de su desarrollo agrícola y economía interna, de manera que garanticen empleos desde el campo.

Carlos Graterón, director técnico de Fedebiocombustibles, se refirió al rango de competitividad- en sectores como el agrícola, combustibles, farmacéutico, entre otros- que tiene Colombia frente a los países con los que ha firmado TLC. Advirtió, que existen exenciones tributarias a la producción nacional, dadas también a las importaciones de hidrocumbustibles lo que significa que “los 40 millones de litros de alcohol que han entrado al país, de producción norte americana, le han costado fiscalmente a la nación una cifra importante”.

Representantes de la Central de Trabajadores de Colombia y de la Central Unitaria de Trabajadores denunciaron, que los contratos no han permitido que se organicen sindicalmente y que las condiciones de los comerciantes han desmejorado por la desigualdad a la que se enfrentan con las importaciones.

Como conclusión los diferentes estamentos estuvieron de acuerdo que los TLC deben ser revisados y renegociados y así crear condiciones más equitativas para el comercio y la agroindustria nacional.