1 de julio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La venganza es dulce

5 de octubre de 2016
5 de octubre de 2016

Política con pimienta

islen pineda
Islem Pineda

Se salió con las suyas el diputado Islem Pineda, quien junto con su compañero de bancada de la Asamblea de Caldas Juan Sebastián Gómez, «le metió un gol» a los pactos de principios de año, en los que el senador Lizcano se había comprometido a que luego de poner presidente de la U, de su línea, para esa corporación, en cabeza del médico Henrry Gutiérrez, el siguiente periodo sería para el conservador sierrista Felix Chica.

Tremendo desquite

felix-chica
Félix Chica

Lo que no contaba Félix Chica es que Pineda, a quien le hicieron una mala jugada el año pasado, cuando le frustraron su posibilidad de ser presidente de la Asamblea, ahora se iba a desquitar de él, quien al parecer fue cómplice de esa treta, por lo que le bloqueó esa oportunidad. Así entonces, Pineda y Juanse, buscaron apoyos de los liberales, de otros miembros de la U, línea penaguista, y de otros partidos, en contra de Chica, para elegir más bien a Ignacio Alberto Gómez Alzate, conservador sierrista, presidente de la Asamblea de Caldas para el próximo año.

Preocupación por salud de Gómez Estrada

mario-gomez-estrada
Mario Gómez Estrada

Hay creciente inquietud en los medios cafeteros del país por el delicado estado de salud del líder de ese gremio, Mario Gómez Estrada. El conocido vocero de los cafeteros atraviesa por una preocupante crisis de salud que lo obligó a internarse en un centro hospitalario de la capital caldense. Pese a sus quebrantos, Gómez atendió las responsabilidades inherentes a su cargo de presidente del Comité Promotor del Plebiscito. Se movió como pez en el agua por los municipios del departamento, asistió a reuniones y atendió llamadas telefónicas dentro de una apretada agenda. Los guerreros, doctor Gómez, dan las mejores pruebas de fortaleza en las peores crisis.

Hernán Penagos y el voto de opinión

hernan penagos
Hernán Penagos

En una entrevista con Claudia Gurisatti, poco después de conocerse los resultados del plebiscito, el domingo último, le escuchamos decir al congresista Hernán Penagos que en este proceso se impuso el voto de opinión “que es bueno para la democracia”. Oportunismo político o aceptación de una nueva realidad que constituye un campanazo a la clase política colombiana? De todas maneras a partir de los resultados de esta consulta se pueden venir sorpresas grandes para los políticos que manejan este país como una hacienda. El país reaccionó a las encuestas mentirosas, las presiones indebidas, la propaganda falaz y, obviamente, a la mermelada que endulzó tantos paladares.

Los despropósitos de Carlos Felipe Mejía

Carlos Felipe mejia
Carlos Felipe Mejía

«Expresidente Uribe, no tendrá esta patria con qué pagarle esa dedicación y amor por defender la libertad de los colombianos: Carlos Felipe Mejía», así tituló un comunicado que envió a los medios de comunicación el senador caldense Carlos Felipe Mejía. ¿Lambonería? ¿Arrodillamiento? ¿Endiosamiento de su jefe? Lo cierto es que gestos como este no son extraños en el congresista uribista ante quien ya perdimos toda capacidad de sorpresa y desconcierto. No en vano pertenece a la cofradía del ex procurador Ordóñez, María Fernanda Cabal y Paloma Valencia para no mencionar si no unos pocos. Más que un patriota pacificador, el doctor Uribe es un atizador compulsivo de la hoguera política y un guerrero sin remedio. ¿Entendido senador Mejía?

Miembro de la Academia de la Lengua

Sierra Jorge Emilio
Jorge Emilio Sierra

El escritor y periodista Jorge Emilio Sierra, habitual columnista de EJE 21, se posesionará el 25 de octubre próximo como Miembro Correspondiente de la Academia Colombiana de la Lengua, en Bogotá. Su nombre fue presentado por Antonio Cacua Prada, Miembro de Número de esa corporación, y respaldado por unanimidad, como pudo verse en los resultados de la votación. Jorge Emilio es una figura valiosa del Eje Cafetero. Durante catorce años, Jorge Emilio Sierra Montoya fue Director del periódico “La República”, donde antes fue Jefe de Redacción, Editor General y Subdirector. Mientras cursaba estudios de Filosofía y Letras en la Universidad de Caldas, dirigió el suplemento literario del diario “La Patria”, de Manizales, donde también fue Subdirector y Director (e.) en varias oportunidades. Cursó la Maestría de Ciencia Política en la Universidad Javeriana, al tiempo que ejerció el periodismo político en “La República”, la agencia de noticias “Colprensa”, la revista “Cromos” y la Presidencia de la Cámara de Representantes. Cursó además la Maestría de Economía en la Universidad Javeriana, cuando se dedicó al periodismo económico en la Dirección de “La República”, medio al que consolidó como Primer Diario Económico, Empresarial y Financiero de Colombia. Nos alegra, pues, este nuevo ascenso de Sierra, un periodista de verdad que no sólo se forjó en la academia sino en las salas de redacción.

Gallo tiene su gallo de pelea

El alcalde de Pereira, Juan Pablo Gallo, tiene su propio cirirí. Se trata de «Toño Pueblo», el periodista más temible de la Perla del Otún. Es mejor caer en una hoguera que padecer su pluma. Leamos lo que dice de Gallo:

Una historia en detalles

Juan Pablo Gallo
Juan Pablo Gallo, alcalde de Pereira

Suficiente enredo tiene el alcalde en salir a explicarle a la opinión nacional que compró un apartamento en 400 millones de pesos, nos imaginamos que recogió pesos a peso con el jugoso sueldo de su esposa en una estación de gasolina y su jugoso salario como primera autoridad del municipio. Hasta ahí creíble, hasta que lo hubiese comprado en Belmonte, Ciudad Verde entre otros. Pero que precisamente lo compre en el sitio más exclusivo de la ciudad y que quien le haga el supuesto préstamo sea el Banco, a quien ordenó direccionar las finanzas del municipio, ummm. Bien pesado ese sapo para tragárnoslo. Pero hay más. Que ese bien inmueble que alega lo compró por cuatrocientos millones y que hoy este valorado por más de tres mil millones de pesos. Alcalde, ese cuento no se lo cree ni el niño dios, o mejor, papá Noel que todo lo puede y hace cumplir las fantasías de los niños, niñas e intermedios. Sería bueno que el burgomaestre local nos diera siquiera un negocito de esos compre por cien y al mes venda por mil. Eso no se la cree ni cosiaca.