27 de enero de 2023
Directores
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez
Ximena Giraldo Quintero

Energía solar: alternativa postconflicto

Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
29 de septiembre de 2016
Por Uriel Ortíz Soto
Por Uriel Ortíz Soto
Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
29 de septiembre de 2016

Comunidad y Desarrollo

uriel ortiz

La energía solar debe ser incluida como programa postconflicto, puesto que será elemento básico para que quienes emprendan proyectos productivos, no tengan dificultades en los programas de agroindustrialización de sus productos, puesto que las actuales hidroeléctricas por el estado deficitario en que se encuentran, no son confiables en calidad y continuidad de suministros energéticos.

Ante el descalabro y bancarrota de las electrificadoras, muchas a punto de desaparecer, víctimas de las improvisaciones, los malos manejos por chanchullos y peculados, hay que buscar alternativas y soluciones que permitan a las regiones apartadas, instalar plantas de energía solar, con fundamento en los recursos naturales y humanos frente a los diferentes procesos de desarrollo  de cada región.

Las electrificadoras que tanto se jactan de ser indispensables en el suministro de energía, que se vayan bajando de ese pedestal, puesto que les llegó la hora de ser sustituidas por programas alternativos y renovables, entre ellas, la energía solar, que empieza a expandirse como una solución definitiva y confiable, a donde no llegarán los virus de la corrupción, ni problemas ambientalistas.

El factor desarrollo de nuestros recursos naturales y humanos, aún no hemos aprendido a manejarlos, lamentablemente frente a este tema es vergonzoso decirlo, pero estamos padeciendo las verdes y las maduras en medio de un paraíso de inmensas posibilidades de renovación, pero, que lamentablemente la inercia de la corrupción, no deja ver ese rico paraíso, donde es susceptible desarrollar cualquier tipo de proyecto por difícil que sea.

Una de las razones por las cuales nuestros campesinos de regiones apartadas emigran a las ciudades y demás áreas urbanas, es por falta de energía, puesto que se sienten aislados de la civilización y tienen que acudir a sistemas muy costosos como por ejemplo las plantas eléctricas que les resulta imposible de sostener.

El mundo en general se encuentra en la encrucijada, puesto que debido a los cambios climáticos las hidroeléctricas, cuando no es que han sido víctimas de los saqueos Chanchullos y peculados de sus mismos administradores, lo son por el cambio climático, el aumento de dependencia del petróleo y otros combustibles fósiles y las importaciones entre otros factores, que exigen dar soluciones integrales de suministro de energía a muy corto plazo, contándose entre ellas la de energía solar.

La energía solar es solución importante, puesto que es amigable con el medio ambiente, reduce las emisiones de gases de efecto invernadero, por lo que varios estudios avanzados en las principales zonas del País donde las redes eléctricas están a años luz para llegar, se está buscando con insistencia su implementación, puesto que es la que más su ajusta a los requerimientos y exigencias de nuestros campesinos y lo más importante, es compactible con preservación de los recursos naturales y ambientales de la región a donde vaya a ser instalada.

Considero que este tipo de energía o demás soluciones eléctricas,- sin ser las tradicionales-, son muy susceptibles de desarrollarse en las áreas rurales y aún urbanas, siempre y cuando se cree la cultura de renovación, se organice un esquema técnico administrativo, con el fin de adoptarlo como medio de solución, partiendo de la preservación y conservación del medio ambiente y los recursos naturales frente a los diferentes procesos de desarrollo.

La energía solar debe entrar a formar parte de los proyectos postconflicto, puesto que buena parte de nuestros campesinos de regiones apartados, que emigran a los centros urbanos, lo hacen por falta de servicio tan vital en pleno siglo XXI, para el desarrollo de las actividades agropecuarias y hogareñas.

La energía solar que con éxito se está fomentando en algunas regiones del País, podría entrar a formar parte de la solución a la falta de infraestructura que se presenta en las áreas rurales; por falta de este servicio nuestros campesinos viven en la penumbra, puesto que no pueden programar sus actividades productivas y modus vivendi.

Puede ser compartida entre varias familias, o por decir, las juntas de acción comunal y demás agremiaciones campesinas, se pueden asociar para buscar la manera de organizar un servicio colectivo previo estudio de sus más apremiantes necesidades.

Existen diferentes instalaciones de energía solar, pero la más acatada y recomendable por los expertos es la: instalación fotovoltaica puesto que reduce notablemente el impacto ambiental, es de fácil manejo y su comportamiento con otras instalaciones no cusa ninguna obstrucción.

Una de las grandes posibilidades y de mayor uso de instalar la energía solar fotovoltaica y energía eólica, es la de electrificar viviendas aisladas de las redes eléctricas convencionales, en estas condiciones es la energía más óptima para satisfacer el consumo que pueda tener una vivienda rural en cuestión de electricidad, aprovechando la energía del sol y del viento, con los sistemas eólicos y fotovoltaicos, la podemos gestionar sin ruidos y sin gastos continuos.

Los sistemas power station son soluciones sencillas, completas y modulares, para proveer energía independiente en localizaciones remotas, donde la electricidad no está disponible, no hay que descartar la posibilidad que la energía para abastecer una vivienda campesina pueda hacerse con la instalación de los paneles solares, que suelen instalarse en los alrededores de las viviendas y desde allí se distribuyen las instalaciones para los respectivos usos.

Los paneles solares se vienen utilizando desde hace varios años, especialmente para labores agrícolas y maquinarias de vapor, sin embargo, de allí se dio paso al efecto fotovoltaico con generación de mayor energía, puesto que era un sistema muy rudimentario, pero finalmente sirvió para establecer los avances de tecnificación con los paneles solares, los cuales deben ser evaluados en su cantidad y calidad, de acuerdo a las actividades y tamaño de las viviendas.

La arborización es factor determinante para poder calcular los paneles solares, puesto que generan el CO2, los árboles son indispensables para absorberlos, Hay que determinar el número de paneles solares para saber cuántos son los árboles requeridos para su absorción.

Cuando se pretenda instalar energía solar, lo primero que hay que hacer es evaluar las necesidades básicas de consumo de energía, tanto en instalaciones, como en aparatos de consumo, y de allí se podrá establecer el kit de energía solar que se necesita, esto con el fin de definir el presupuesto y al mismo tiempo, si es un programa individual, comunitario o colectivo.

Para el caso de las viviendas campesinas, donde no hay energía eléctrica, los kit de fotovoltaicos: uno y dos, son los más recomendables, puesto que además de ser económicos se adaptan a las viviendas familiares y son de fácil instalación y manejo.

 

[email protected]