17 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

“En el posconflicto el Estado debe volcarse al campo”: MinTrabajo

12 de septiembre de 2016
12 de septiembre de 2016

Clara Lopez

BOGOTÁ, 12 de septiembre de 2016.-La arquitectura institucional que el Gobierno nacional está proyectando para darle sustentabilidad a la etapa del posconflicto tiene como propósito fundamental llevar desarrollo social al campo colombiano y uno de sus componentes es coadyuvar para generar empleo decente en todas las zonas rurales del país.

Así lo manifestó la ministra del Trabajo, Clara López Obregón, durante el diálogo por la protección social universal para trabajadores rurales de Colombia que se realizó con distintos sectores del Urabá antioqueño.

Este encuentro, auspiciado además del Ministerio del Trabajo por la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (OISS) y Comfamiliar-Camacol, tuvo como propósito el intercambio de opiniones con la comunidad de esta importante región de Antioquia para propender por su bienestar mediante políticas públicas que posibiliten inclusión y equidad.

La titular de la cartera laboral dijo que el diálogo social que promueve e impulsa desde el Gobierno constituye un valioso instrumento para identificar las prioridades de las diferentes regiones del país, porque el Estado en la etapa del posconflicto, agregó, tiene que volcarse a las zonas rurales a generar desarrollo social. Es de esta manera como se tiene que construir la paz en los territorios, dijo la Ministra.

En lo que concierne al ámbito laboral, la ministra López Obregón expresó que su gestión está enfocada principalmente a promover el trabajo decente, la formación laboral y la generación de oportunidades.

Explicó que el empleo decente comprende tres elementos esenciales: remuneración digna para garantizar calidad de vida; acceso a la seguridad social integral; y garantía de los derechos fundamentales del trabajador como su opción a asociarse, a la negociación colectiva y al derecho de huelga.

Dijo que el reto es el de llevar trabajo decente al campo colombiano con políticas de formalización laboral y prácticas de asociatividad productiva.