6 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Miembros de las Fuerzas Armadas que hayan incurrido en algún delito recibirán los beneficios de la justicia transicional

23 de agosto de 2016
23 de agosto de 2016

BOGOTÁ, 23 de agosto de 2016. El Presidente Juan Manuel Santos reiteró este lunes que los integrantes de las Fuerzas Armadas que hayan incurrido en algún delito con ocasión del conflicto armado serán objeto de los beneficios de la justicia transicional, tal y como lo prometió al inicio de las negociaciones de paz con las Farc.

“Quienes han cometido alguna equivocación, algún delito relacionado con el conflicto, tendrán el derecho a poder presentarse ante la justicia transicional y recibirán los mismos beneficios”, aseveró el Mandatario durante la conmemoración del 88° Aniversario del Batallón Guardia Presidencial, cumplido en Bogotá.

“¿Qué pasará con los miembros de nuestra Fuerza Pública en este proceso de paz, en la aplicación de la justicia transicional? Sucederá lo que les dije hace cuatro años: tendrán beneficios similares, partiendo de dos polos opuestos”, manifestó.

En esa medida, explicó que “todo lo que han hecho las Farc se presume ilegal, porque es un grupo armado ilegal”, y agregó que, por el contrario, “todo lo que ha hecho nuestra Fuerza Pública, nuestro Ejército, nuestra Fuerza Aérea, nuestra Armada, nuestra Policía, se presume legal”.

Así mismo, resaltó que las Fuerzas Armadas “han sido los guardianes de nuestra democracia, y han peleado con la Constitución en una mano y con un fusil en la otra”.

Calificó de triste que producto de anteriores negociaciones de paz, los guerrilleros se encuentren en libertad, mientras integrantes de la Fuerza Pública están en la cárcel tras salir en defensa de la democracia.

“También les dije que por ningún motivo íbamos a repetir ese triste espectáculo de tener a una guerrilla en la calle, libre, después de un proceso. Y los soldados, que defendieron nuestra democracia, en la cárcel”, recordó.

Trajo a colación que hace cuatro años se comprometió con los miembros de las Fuerzas Armadas a que “cualquier beneficio que se otorgara a la guerrilla en esta negociación, se otorgaría a los miembros de nuestra Fuerza Pública”, y que serían sujetos de “un tratamiento diferenciado”.

También en materia de justicia transicional, expuso que lo que se ha diseñado otorga seguridad jurídica a los miembros de la Fuerza Pública.

“Lo que hemos venido diseñando en la aplicación de la justicia transicional es lo que le da a la Fuerza Pública seguridad jurídica para tener un tratamiento benévolo frente a la justicia transicional”, aseveró.

“Les prometí que el futuro judicial de nuestras fuerzas no sería discutido en La Habana. Que eso sería una decisión del Gobierno con nuestros comandantes, con el Ministro de Defensa. Y así ha sido”, reiteró.

Futuro de las Fuerzas Armadas no ha sido objeto de negociación en La Habana

Así mismo, el Jefe del Estado aseguró que el futuro de las Fuerzas Armadas no ha sido materia de discusión en la Mesa de paz de La Habana.

“Dije en ese entonces, repito, hace más de cuatro años, que no entraría en las discusiones el futuro de nuestras fuerzas. Que eso sería motivo de discusión dentro de las fuerzas y con el Gobierno Nacional. Pero bajo ninguna circunstancia y por ningún motivo pondríamos ese tema en discusión allá en la Mesa en La Habana”, recordó.

“Así ha sido, se ha respetado solemnemente esa promesa que hice hace cuatro años. El futuro de las fuerzas no ha sido discutido con las Farc”, sostuvo.

Para terminar, el Presidente de la República insistió en la necesidad de que los colombianos gocen de unas Fuerzas Armadas fuertes y elogió el estado actual de la Fuerza Pública al calificarla como la mejor de la historia del país.

“Necesitamos unas Fuerzas Armadas cada vez más fuertes, que nos protejan a todos los colombianos, que hagan presencia en todo el territorio, que defiendan nuestras fronteras”, indicó.

“Hoy tenemos las mejores Fuerzas Armadas de nuestra historia y seguirán progresando”, puntualizó el Presidente Santos.