12 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Las maricadas de Martín Santos

16 de agosto de 2016
Por Gustavo Montes Fernández
Por Gustavo Montes Fernández
16 de agosto de 2016

Por: Gustavo Montes Fernández

Gustavo MontesEl país se revuelve por los diálogos de paz, la difícil situación económica, la carga de la clase media que soporta la presión y no existe para nadie, el acoso, atropello y terrorismo de los bancos y lo que nos faltaba, por los trinos de Martín Santos, hijo del presidente  Juan Manuel Santos.

Siempre he querido infructuosamente entender por qué al presidente Juan Manuel le va tan mal en el manejo del país a punta de errores.  Aparece la primera pista y es que su hijito Martín es el consejero estrella del gobierno. Está claro que el “culicagado” – como acertadamente denominan a este tipo de inmaduros individuos en la costa- está para que lo limpien. Con asesores así, cualquiera se estrella.

Son incontables las metidas de pata del estrellado asesor presidencial, aun sin tener en cuenta las que no  trascienden a la luz pública.  Al expresidente Uribe lo trató de asesino.

Como a MartÍn no lo corrigieron en su casa, atropella y no conoce límites. Ha arremetido en múltiples ocasiones contra su tío el exvicepresidente Francisco Santos, creyéndose incluso de mejor familia que este y posando alucinadamente con una inteligencia inexistente, siendo  que está a años luz de alcanzar la nobleza, estirpe y grandeza de Francisco Santos, su señora e hijos.

En uno de sus arrebatos, Martín  trinó: “Yo también tengo un pariente (pero tío) que me gustaría negar. No es culpa nuestra». No bastándole su desquiciado actuar, en otra alocatada carrera, atacó nuevamente a  Francisco Santos y a un trino del guerrillero Antonio Navarro que decía “Es necesario legislar en beneficio de los animales abandonados en las calles y maltratados por seres humanos”;  Martín escribió:  “@navarrowolff habla de @PachoSantos?”

¿Qué hubiera hecho mi padre con semejante salida de un hijo suyo?…  Pensaría que el presidente Juan Manuel-que es humano- le tiene miedo a su hijo Martín, producto de su crianza. Casos se ven a diario en muchos hogares, y hacen parte de la intimidad familiar, la cuestión aquí, es que el “culipronto” comportamiento de Martín, le hace daño al país.

Una persona como Martín, tan cercana al poder, es más, con tanto poder por “osmosis” y de “enjaranado” proceder,  se puede considerar peligrosa.

Hasta el futbolista Falcao, ha sido víctima de la mala intención del muchachito de la casa de Nariño. ¿Recuerdan la foto de Falcao y Martín con la palomita de la paz en plena campaña presidencial? Dolor de cabeza que le trajo al jugador.

En su vida “loca”, Martín se le dio por “apuñalear” a su primo Pedro Santos García, todo un hombre y caballero en su comportamiento, porque lo que no sabe Martín es que hay homosexuales que son unos señores, y hay alocatados “hombres” que no son más que unas mariquitas, que viven haciendo maricadas. Estamos cansados de las  maricadas de Martín Santos, pero bueno, si su padre le dijo a su primo Francisco que tenía SIDA en el alma, ¿qué podemos esperar del hijo? Todo eso termina comprometiendo la credibilidad presidencial y hasta su “paz”.

Coletilla: La delincuencial banda de los cuatro en Sucre conformada por el exgobernador Julio Guerra, María Victoria Sotto de Guerra, alias “la propia”,  David Guerra, alias “el pichi” y alias “Rildo” Herazo, asi como el exalcalde de Sincelejo, Jesús Paternina Samur,  alias “el mono Papayo” de los papeles de Panamá e inexplicable riqueza,  le juegan a la impunidad y al olvido. No al olvido. Hay suficiente documentación y quieren ser pájaros disparando a las escopetas… la bandita ¿qué sabe de las construcciones de escuelas afectadas por fenómeno del niño? Fueron $4.990.337.240. El Universal, Cartagena.