25 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Un escudero disciplinado

26 de julio de 2016
26 de julio de 2016

Política con pimienta

jose obdulioViejos conocedores de la cosa política paisa saben que José Obdulio Gaviria (el primo hermano del temible Pablo Escobar), le pide permiso a su jefe natural, Alvaro Uribe, hasta para cambiar de carrizo en una visita de pésame. Por esta sencilla razón, no cabe la menor duda de que los duros cuestionamientos del senador Gaviria al ex candidato presidencial Oscar Iván Zuluaga son producto de charlas privadas con el jefe único del Centro Democrático, de cara al proceso electoral de 2018. Que no nos vengan algunos seguidores uribistas con el cuento, según el cual, Jose Obdulio se le ha salido del corral al expresidente maicero para atacar sin piedad al ex ministro de hacienda. Si Zuluaga tuviera un ápice de malicia política, le daría la lectura adecuada a la críticas del primo de Pablo Emilio y comenzaría a descartar de una vez la idea de repetir candidatura por el CD, en el 2018, cuando llegue la hora de la sucesión del presidente Santos. Pellízquese ahora mismo, doctor Oscar Iván. Su segunda candidatura no está en las cuentas de Uribe ni de su fiel  escudero José Obdulio.  Vuelva, entonces, a aspirar al senado, si quiere mantenerse vigente.

Rojas, el último del «ranking»

Crédito: ElColombiano.com
Crédito: ElColombiano.com

Indiscutiblemente que el paro camionero dejó maltrecho al ministro caldense de Transporte, Jorge Eduardo Rojas. Su nombramiento le llegó en el peor momento. Sobre todo que el gremio camionero es uno de los más complejos y difíciles por los grandes intereses que se mueven a su alrededor. Rojitas pues no pasó el examen y quedó de último en una encuesta entre 600 empresarios que midieron la gestión de los ministros, publicada la semana pasada por «La República». En estas condiciones no quedó sirviendo ni para inspector de Policía de la Cabaña.

Jalón de orejas

augusto leon restrepoEl columnista del diario local «La Patria» Alejandro Samper le sacó a Augustolión Restrepo el yepismo que todavía fluye por su sangre. En efecto, Restrepo reaccionó enérgicamente frente a una nota que escribió Samper el 23 de julio en donde trató de «bandido al ex senador Omar Yepes Alzate. La nota fue tan dura que Augustolión le aconsejó al director del matutino, Nicolás Restrepo, director del periódico local, que «bien vale la pena una halada o jalada de orejas para Alejandro, con mucho cuidado por su piercing, por su inmadurez y prepotencia descalificatoria», con una «una cordial recomendación; póngale cuidado, Samper, a lo que escribe, para que no tenga que firmar sus artículos en adelante como Alejandro Sandrich Samper. Ese Sandrich es un pésimo ejemplo a seguir». Entendido, doctor Nicolás?

Viceministro de Salud

Botero Carlos Alberto gobernador risaraldaCarlos Alberto Botero, quien se desempeñó como gobernador de Risaralda hasta el pasado 31 de diciembre, fue designado viceministro de Medio Ambiente. Botero, nieto del ex alcalde de Aranzazu Ramón Botero Velásquez, llegará a esa posición dentro del propósito de Juan Manuel Santos de nombrar gente de regiones en su gabinete que le sirva para sumarle votos al SÍ en el plebiscito, según el columnista Toño Pueblo. «Hasta ahora Santos no había nombrado a ningún político activo de Risaralda en su gabinete, por lo que este cargo de entrada tiene un peso para ganarse a esa región», expresó el periodista.

Rueda la maquinaria

Pero eso no es todo. El presidente Santos le ofreció la gerencia del plebiscito  diga SI, al director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Pereira, Sergio Mauricio Vega Lemus y, según Toño Pueblo, «el alto ejecutivo ya aceptó». Con anterioridad Santos había nombrado a otro caldense en un viceministerio de la cartera de Transporte. Se trata nada menos que del economista Alejandro Maya, oriundo de Chinchiná para más señas, y de la cuerda de Germán Cardona Gutiérrez, a quien acompañó en la secretaría general cuando fue alcalde de Manizales. En estas circunstancias el presidente Santos está montando bien la maquinaria en el Eje Cafetero de cara al SÍ al plebiscito. En lenguaje paisa, esto se llama no dar puntada sin dedal.

¿Otra burla a Caldas?

Gabriel VallejoUn agudo observador de la política especulaba este martes que, por razones obvias, no es improbable que declinen los integrantes de la terna de candidatos para la gobernación de Caldas que insinuó el Partido de la U al presidente Juan Manuel Santos. De suceder tal eventualidad Guido continuaría en el cargo que, como bien lo dijo él, no puede dejar a la deriva. Y la posibilidad de que asuma Gabriel Vallejo, designado en una primera instancia para que tenga el “burro”, parece lejana pues resultaría molesto hacer un papeleo engorroso  para estar menos de una semana en un cargo. Ni porque fuera un burócrata compulsivo (¿o será que si?) Si esta premonición resultare fundamentada, el asunto tendría que interpretarse como una nueva burla a Caldas, patrocinada irresponsablemente desde lo alto.

Humor

Este chiste comienza con 4 pasajeros en un tren…

Nuestra historia comienza en un tren que está recorriendo la ciudad.

Cuatro personas se sientan en uno de sus compartimentos:

Una joven muy hermosa y vivaz

Una vieja matrona y amargada

Un hombre pobre

y un hombre rico..

De repente, el tren pasa por un túnel. Todo está completamente oscuro, y a continuación, se escucha un sonoro beso, seguido de una poderosa bofetada. Cuando el tren sale del túnel, el hombre rico sostiene un lado de su cara con agonía, mientras que el pobre está sonriendo incontrolablemente.

La anciana matrona piensa: «Seguro que el pobre hombre le intentó robar un beso a la hermosa jovencita aprovechando que estaban a oscuras y la ella le dio una fuerte bofetada – y ¡con razón!»

La hermosa joven piensa: «No puedo creer cómo este millonario prefirió besar a esa vieja bruja y no a mí»…

El hombre rico piensa: «Este pobretón es el que intentó robar el beso y yo soy el que recibe la bofetada».

El hombre pobre sigue pensando: «bueno, tan pronto pasemos por el túnel oscuro, voy a besar nuevamente mi mano y  luego le daré otra bofetada  a ese millonario».