1 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Sin Uribe también se puede firmar la paz: Congresistas

14 de julio de 2016
14 de julio de 2016

BOGOTA, 14 de julio_ RAM_ Así lo manifestaron algunos congresistas de Colombia, que, si bien lamentaron la nueva negativa del expresidente Álvaro Uribe a la invitación del presidente Santos para llegar a consensos acerca de temas trascendentales para el país, cada congresista expresó que su apoyo no será indispensable para lograr la paz de la nación.

Uno de los que se expresó al respecto fue el senador Antonio Navarro Wolf, quien dijo que el expresidente Álvaro Uribe tendría que entender que muchas de sus propuestas no podían acogerse.

Navarro señaló que: “Hubiera sido mejor que aceptara la invitación, pero era previsible que no lo hiciera. De todas maneras, no se podía negociar la paz a tres bandas como lo quería el expresidente Uribe entre las Farc, el Gobierno y el Centro Democrático. La paz se debía negociar entre dos y había que apoyar los resultados de esa negociación porque es lo mejor para el país”.

Por su parte el senador Juan Diego Gómez, consideró que es fundamental que haya una reunión Santos-Uribe en la que se llegue a consensos, especialmente sobre los diálogos con las Farc.

Gómez expresó que: “Aspiramos que el expresidente Uribe recapacite y abra la puerta del diálogo. Si vamos a perdonar a colombianos que estaban en grupos armados con delitos de lesa humanidad, terrorismo y otros, como no poder conseguir el diálogo en la actividad política”.

Armando Benedetti, presidente del partido de la U, dijo que la firma de los acuerdos en La Habana será una realidad con o sin el apoyo del líder de la oposición en el país.

Y agregó Benedetti que: “Fue una sorpresa la carta de Santos a Uribe, más no la respuesta de Uribe a Santos, era previsible. Yo creo que ese tipo de misivas deben hacerse en privado para que tengan un buen resultado”.

Además, enfatizó en que: “Hubiera sido importante que Uribe estuviera en el proceso de paz. Pero digamos la verdad, sí Uribe no está, no pasa absolutamente nada porque el proceso ha tenido un buen suceso sin él, entonces él no es indispensable para que se firme la paz”.

El grupo de congresistas coincidió en que hubiera sido mejor que la carta al expresidente Uribe se hubiera presentado de forma privada, que no se hiciera pública su intención.