1 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Se tiraron «el negocio»

27 de julio de 2016
Por Arturo Yepes Alzate
Por Arturo Yepes Alzate
27 de julio de 2016

Arturo Yepes Alzate

Arturo Yepes reducidaCuando en la campaña para la Alcaldía de Manizales, muchos críticos advertían de los abusos cometidos por el gobierno anterior contra People Contact, el Call Center que sirvió para iniciar la creación de 12 mil empleos de emergencia a los jóvenes de la ciudad, nos resistimos a creerlo.

Por eso, inmediatamente se eligió una contralora independiente de la coalición Lizcano-sierrista, le solicitamos por escrito investigar la veracidad del rumor público.

Desafortunadamente el resultado de esa auditoría resultó peor de lo que esperábamos, con dieciocho hallazgos con alcances administrativos, disciplinarios y fiscales.

No exagero si opino que se botó al cesto de la basura miles de millones de pesos en beneficio de particulares, sin ninguna justificación. Veamos:

Con fondos de la empresa, se construyeron obras civiles, en propiedad ajena, por valor de $1.453.700.735, ya que dicha inversión se hizo en un inmueble arrendado a un particular, utilizada como sede administrativa, mejoras cuyo costo será irrecuperable a la terminación del contrato de arrendamiento.

Igual se sobredimensionó el contrato de arrendamiento de un inmueble en la ciudad de Bogotá, de 1.264 metros cuadrados, por cinco años, por valor $2.299.108.941, comprometiéndose a cancelar el canon, se usará o no la propiedad por tiempo determinado, destinado a albergar supuestos lugares de trabajo.

Y eso fue exactamente lo que pasó: Se paga hoy sin usarlo. Detrimento que bien puede ascender su valor a $8.174.609.568, que corresponderían a cánones de arrendamiento contados a partir del primero de Febrero de 2009.

Pero no sólo gastaron a borbotones y sin medida, sino que tampoco cobraron las acreencias a Global Corp Services S.A., empresa a la que le han pasado por alto una deuda por valor de $1.434.097.996, la que a la fecha se encuentra en mora de pago.

La Contraloría también registró contratación sin el cumplimiento de los requisitos legales por valor de $1.330.920.000, la que favoreció a amigos de los ejecutivos de entonces. La auditoría evidenció que el 68.29% de los contratos fueron adjudicados tramposamente, mediante convocatoria privada, incumpliéndose la obligación de los principios: Selección objetiva, transparencia, publicidad, igualdad e imparcialidad.

En total, concluyó la Contraloría que por gestión deficiente, falta de cuidado del erario público y pérdida de recursos públicos, la empresa está en causales de disolución y liquidación de la sociedad por $14.281 millones.

Esa circunstancia dejo a People Contact S.A.S. Incapacitada para participar en las convocatorias públicas de contrataciones que podrían sacarla de la quiebra, debido a que no cumple con los requerimientos técnicos y su índice financiero es negativo, situación que no le permite incrementar sus clientes corporativos.

Por eso el ente de control NO feneció la cuenta correspondiente a la vigencia fiscal de 2015 y concluyó que el «pasivo de la entidad representa el 92.69% de los activos totales de la compañía al cierre del 2015, lo que quiere decir que el negocio en estos términos le pertenece a los acreedores en más del 90%, lo que demuestra la poca maniobrabilidad y capacidad de la entidad para sostener su operación.”

En términos mundanos: quebraron la empresa.

Esta y otras perlas, llevaron al pueblo de Manizales a sacudirse de los redentores, que resultaron peores que los de antaño. Por eso trasladaré el informe a la Fiscalía General de la Nación, para que paguen los responsables. El desfalco no puede quedar impune.