27 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

SAC rechaza Paro de Transportadores y actos de violencia durante el mismo

13 de julio de 2016
13 de julio de 2016

BOGOTA, 13 de julio de 2016 (RAM) Tras conocer los actos de violencia que causaron el grave accidente del gobernador de Boyacá, Carlos Andrés Amaya, en la vía Tunja- Duitama, y que provocaron la suspensión de las negociaciones entre el Gobierno y los empresas de transporte que se encuentran en Paro, la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, declaró ante la opinión pública su rechazo absoluto a las vías de hecho y apoyo al Gobierno Nacional en acciones de fuerza que conduzcan a prevenir y enfrentar cualquier manifestación violenta, como la militarización donde sea necesario.

Por su parte, la SAC llamó la atención de los líderes del paro de transportadores para que pongan fin a los actos violentos que van en contra de los objetivos de una negociación viable para mejorar la competitividad de la cadena logística del país y el bienestar de la economía y la población.

Con preocupación se registran ya un impacto negativo en los precios de los alimentos. El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), por medio del Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario (Sipsa), comunicó que durante la semana del 2 al 8 de julio del 2016 subieron las cotizaciones de las hortalizas, las frutas y los tubérculos, debido a los retrasos en el ingreso de la carga desde las zonas productoras y al aumento de los fletes, por causa del Paro de Transportadores.

Así mismo, el reporte del Sipsa, al martes de esta semana, reveló que, en la central mayorista de Medellín, la cotización de, entre otros, la habichuela aumentó más de un 100%, según los comerciantes porque “se contó con poco ingreso al mercado, debido al bloqueo de algunas vías por el paro de transportadores”.

A lo anterior se suman los efectos de la falta de transporte para llevar las materias primas e insumos a las fincas, necesarios para producir y la posibilidad de distribuir los productos a los principales destinos; siendo el consumidor y los productores los más perjudicados.

Frente a esta situación, Rafael Mejía López, presidente de la SAC, manifestó que “respetamos el derecho a realizar manifestaciones, pero rechazamos todo tipo de acto violento, y llamar a los transportadores a retomar el diálogo y a formular propuestas que contribuyan a mejorar las condiciones económicas y sociales del país. El Paro tiene un impacto negativo sobre la inflación, pero más grave aún si se tiene en cuenta la imperiosa necesidad de llegar a un acuerdo para mejorar la competitividad de la cadena logística. Así se garantizarían unas condiciones más favorables para todos los actores de la misma”.