25 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Paro de transportadores está impactando la construcción de 180.000 viviendas y 5 millones de metros cuadrados

6 de julio de 2016
6 de julio de 2016

BOGOTÁ, 06 de julio de 2016. El paro de transportadores ha impactando de manera indirecta la construcción de más de 180.000 viviendas y 5 millones de metros cuadrados de actividad no residencial, advirtió hoy el gremio constructor del país.

El gremio advirtió sobre los efectos negativos del actual paro de trasportadores de carga sobre la cadena de valor de la construcción y reitera la necesidad de avanzar en consensos que, en el marco de institucionalidad y el diálogo pacífico, velen por el interés general y la competitividad del país.

A esta afectación se suman las dificultades que enfrenta el sector industrial y comercial que día a día despacha cerca de $70 mil millones en materiales y productos manufacturados para las obras de construcción y que hoy se encuentran represados, en una gran proporción, en las plantas de producción y los centros de distribución.

En la cadena de valor del sector edificador, el paro de trasportadores de carga está afectando la ejecución de los proyectos debido a la escasez de insumos en las regiones y centros urbanos.

“El impacto es generalizado en todas las regiones y la mayoría de sectores productivos, afectando la operación de las empresas, poniendo en riesgo empleo y a la población civil. Desde el Gremio objetamos cualquier vía de hecho que restrinja la libre movilidad de insumos para el sector, en particular las acciones que vulneren la seguridad de la operación logística de las firmas que deben cumplir sus compromisos comerciales oportunamente”, dice la presidente de Camacol, Sandra Forero Ramírez.

En ese sentido, Camacol apoya al Gobierno Nacional en la búsqueda de soluciones que no cedan ante esas presiones indebidas, sino que garanticen una política en materia de transporte de carga, sostenible en el tiempo, que promueva las buenas prácticas, la modernización, la formalización de la actividad y que impulse la competitividad del país.

“Es necesario mitigar los obstáculos que se generen dentro de la gran apuesta que tiene Colombia con los grandes proyectos de construcción de infraestructura, los programas de vivienda y la transformación hacia una economía basada en la industria”, concluye Sandra Forero Ramírez.