28 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Ojo que se van a robar la convención conservadora

24 de julio de 2016
Por William Calderón Zuluaga
Por William Calderón Zuluaga
24 de julio de 2016

LA BARCA DE CALDERÓN

Por William Calderón Zuluaga

william calderonEl exsecretario técnico del Partido Conservador Colombiano, Santiago José Castro Agudelo denuncia que se van a robar la Convención Conservadora,  en declaraciones a La Barbería y   a La Barca de Calderón.

De conformidad con la revelación de Castro Agudelo, mediante la entrega de combos que cubren tiquetes aéreos, cupos en hoteles y viáticos, algunos parlamentarios pretenden que el  SI gane la Convención Conservadora.

ASI SE FILTRO LA NOTICIA

Se dijo el jueves en palabras mayores  desde el pulpito radial  de La Hora de la Verdad, que dirige el ex ministro Fernando Londoño Hoyos, que se van a robar la convención conservadora. De inmediato varios copartidarios  llamaron a preguntar qué estaba pasando y algunos muy molestos expresaron que era el colmo atreverse  a cuestionar la convención, que se llevará a cabo el próximo 28 de agosto. Inmediatamente llamamos y buscamos  otras fuentes para corroborar lo dicho.

REACCIONES: CESAR GAVIRIA EN CUERPO AJENO, “EL FINCHO” Y UN ZABARAIN

1.    Muchos parlamentarios aún sienten la angustia que les generó haber perdido la convención en enero de 2014, cuando contra todo pronóstico Marta Lucía Ramírez resultó elegida candidata del partido, contra la mayoría parlamentaria que quería plegarse a Santos.

2. Uno de los más santistas del conservatismo es el senador Efraín Cepeda, el fincho, quien la noche anterior a la Convención recibía en el hotel Tequendama a los convencionistas que llegaban de la Costa Caribe, acompañado del representane a la Cámara, Armando Zabaraín. Sus equipos asesores, lista en mano, iban anotando a quienes llegaban.

3. En el Centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada la delegación de Córdoba, que lideran Nohora García y David Barguil, (Cesar Gaviria en cuerpo ajeno) tenía un reservado aa bordo del recinto en la última convención, donde atendían a los delegadoss a quienes habían “ayudado” para que pudieran trasladarse a Bogotá y estar presentes en el evento azul.

 PORKIS Y UN ABOGADO….

4. La delegación de Nariño, en cabeza de Eduardo Enríquez Maya, estaba lista para apoyar a Santos y terminó retirándose. En su apartamento de la calle 76 terminaron reunidos varios amigos de la causa, revisando una posible impugnación. Un abogado  de apellido payanes, hoy defensor de todos los uribistas, estaba presente y dio ideas para la impugnación.

RECHIFLAS Y PITOS

5. Muchos convencionistas cobraron tiquetes, viáticos, hotel y algunos extras para solventar gastos vitales como comidas y whisky, que recibían a cambio de apoyar a Santos, pero que la rechifla y la presión de las bases hizo olvidar.

LOS NOTABLES  Y NOTORIOS 

6.Jamás se imaginaron que las bases conservadoras, con Marta Lucia Ramirez, Carlos Holguin Sardi, Miguel Santamaria, Enrique Gomez, Mariano Ospina Hernandez,  Juan Mario Laserna, Luis Fidel Moreno Rummie,  Jose Dario Salazar, Pablo Victoria,   Chucho Carrillo, Jorge Eliceo Cabrera, Tito Garcia, Jaime Trujillo, Bustos, Jaime Salazar, Alvaro Ayala Perez,  Luis Alfonso Rozo Rojas quien fuera suplente de Narciso Matus, Orlando Mancera,  Hernan Ramirez Heredia, Roberto Hoyos Botero,  Rosita Camacho, un hermano de Alberto Casas Santamaria, la hija del mono Olaya, Ligia Lopez,  Daniel Ceballos Delfresno, Luis Alberto Caicedo, Flavio Maya  y    Pacho Rios  desbordarían el recinto y a punta de rechiflas sacarían del escenario a , Hernan Andrade y a el  Fincho Cepeda y Roberto Gerleín, dueños y señores del mermelado partido en la costa caribe.

LO QUE SE VIENE

Esta vez los parlamentarios santistas no quieren cometer los mismos errores y por eso ya están pendientes de las listas de convencionistas, para filtrar a quienes podrían interponerse al pleno respaldo del partido a Santos. Para evitar la mala imagen del Presidente buscarán que el apoyo sea a la PAZ.

LOS COMBOS

Los combos para los convencionistas empiezan en 200 mil pesos para quienes estén cerca de Bogotá y pueden subir hasta los 800 mil pesos cuando es menester costear el viaje de algún convencionista que se encuentre en la Costa Caribe o al sur en la “nueva Colombia”.

Estos rubros, por supuesto, como tantos en las campañas que siempre se vuelan los topes, jamás dejarán rastro. Esta vez no van a cometer el error de no hacer el seguimiento correspondiente, anotando quién viene, cuánto recibe, cómo voto y cuánto debe recibir después de la convención.

LOS CONTRATISTAS

La lista más importante es la lista de contratistas de todo orden, a quienes les renovaron el contrato en junio, y que por supuesto estarán a favor de cualquier cosa que les permita poder hacer mercado.

El gobierno hará todo lo que tenga que hacer para aceitar las maquinarias de sus aliados. Puestos, contratos, “favores”. Esta vez Santos no se va a quedar esperando con un discurso bajo la manga.

 SUSTO EN EL BARRIO LA SOLEDAD

Después de lo anunciado, los parlamentarios harán todo lo que tengan que hacer para respaldar al presidente bolivariano: las bases del partido  empezaron a organizarse para volver a derrotar a la clase parlamentaria. Por ello, nos informan que en el Directorio Nacional, donde la tostada ha recibido suficiente mermelada, hay una mayoría a favor de aplazar la convención conservadora hasta después del plebiscito.

LO IMPORTANTE SON LOS PUESTOS

El Partido Conservador, el partido de Caro y Ospina, el partido llamado a enarbolar las banderas del orden y la autoridad, es hoy un zaperoco. Es un conjunto de facciones personalistas sin ideas que solo buscan mantener su cuota de poder, pues como siempre lo ha sostenido Roberto Gerlein “uno con el Presidente no pelea” y “lo importante son los puestos”.

Decía el gran caudillo Laureano Gómez: “Ay del Partido Conservador, si olvidando la doctrina, se envenena con los personalismos”. Está muriendo envenenado. Triste”.