26 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Mintrabajo analiza situación del desempleo juvenil

27 de julio de 2016
27 de julio de 2016

Santa Marta, 27 de julio_ RAM_ Pese a que el desempleo en el país para personas entre 18 y 28 años cayó de 19,9 por ciento en 2010 a 15,3 en 2015, es decir, 4,6 puntos porcentuales, cifra superior a la caída de la tasa de desempleo nacional que disminuyó 2,6 puntos porcentuales en igual lapso de tiempo, una de las mayores preocupaciones para el Ministra de Trabajo, Clara López Obregón, es lograr mayores resultados en la disminución del desempleo juvenil, teniendo en cuenta los altos niveles de desocupación que afecta a este segmento de la población.

Así lo dio a conocer la Jefe de la Cartera Laboral durante la Asamblea Distrital de Juventudes, que se llevó a cabo hoy en Santa Marta, y en el que participaron más de 300 jóvenes de la región, evento durante el cual se analizó esta problemática con miras a encontrar soluciones con el concurso de las autoridades municipales y departamentales de esta zona del país.

Aunque las cifras indican que uno de cada cuatro empleos generados de enero de 2010 a diciembre de 2015 fue para jóvenes entre 18 y 28 años de edad, que equivalen a 839 mil nuevas plazas de trabajo, también es una realidad que uno de cada dos desempleados pertenece a este rango de edad.

Si bien, durante el último año, 20 de las principales ciudades del país presentaron una disminución en la tasa de desempleo juvenil, donde Bogotá registró la cifra más baja, 13,2 por ciento, seguida de Bucaramanga, 13,9 por ciento, y Montería, 14,8 por ciento, todavía hay dificultades serias en sitios como Armenia, Quibdó y Popayán, donde las oportunidades laborales resultan escasas para los jóvenes y evidencian tasas de desempleo superiores al 20 por ciento.

Incluso en ciudades como Santa Marta, donde se llevó a cabo este encuentro juvenil, en el trimestre marzo – mayo de 2016, el desempleo afectó más a los jóvenes: entre 18 y 28 años, la cifra fue de 17,7 por ciento, que se ubica por encima del promedio de la tasa de la ciudad, 10,4 por ciento.

Según López Obregón, entre las principales tareas pendientes con los jóvenes, el gobierno y la sociedad deben seguir generando oportunidades de formación, empleo y emprendimiento para jóvenes y eliminar las barreras que se encuentran al crecer. En esta materia, uno de los principales retos es que las personas de menor edad encuentren trabajos dignos y formales.

Esto teniendo en cuenta que en el 2010 solo el 32,1 por ciento de los jóvenes tenían un trabajo formal, mientras que en el 2015 llegó a 38,4 por ciento, aún insuficiente. Hoy, 3 de cada 5 jóvenes que trabajan, no cotizan al sistema de seguridad social.

Durante el evento, en el cual también participaron la viceministra de Relaciones Laborales, Mariella Barragán Beltrán y el Director de Derechos Fundamentales del Trabajo, Ricardo Villa, se analizaron las diferentes dificultades que encuentran los jóvenes para acceder al empleo, las cuales no siempre están relacionadas con sus capacidades, conocimientos o aptitudes para el trabajo.

Existen prejuicios o ideas negativas sobre las capacidades de los jóvenes. No reciben la oportunidad de probar lo que pueden aportar, de allí que el Ministerio de Trabajo ha concentrado esfuerzos en abrirle la puerta a este grupo de la población y cambiar la cultura del empleo. En  este sentido es que se impulsaron de tiempo atrás medidas como la Ley de Primer Empleo, el Programa 40 mil Primeros Empleos y la Ley Projoven, por citar solo algunos casos.

Esta última medida, la Ley Projoven, eliminó uno de los mayores obstáculos que tenían los jóvenes en la consecución de trabajo: la presentación de la tarjeta militar para empezar a laborar. Esa normativa suprimió esta exigencia, además de que ofrece nuevos incentivos para la contratación de jóvenes y pone en marcha programas de empleo en zonas rurales para este sector de la población.

De igual forma, teniendo en cuenta que otro de los tropiezos con los que se encuentran los jóvenes para ocupar alguna vacante, es que no encuentran las oportunidades y desconocen cómo buscarlas, los funcionarios del Ministerio de Trabajo recordaron que con tal fin fue que se creó en el 2013 el Servicio Público de Empleo, como un instrumento para facilitar el encuentro entre buscadores de empleo y empresas.

En el caso específico para la ciudad de Santa Marta, se explicó que para acceder a las ofertas de empleo que maneja el Servicio Público de Empleo, los jóvenes interesados deben acercarse a los centros de atención de CAJAMAG, la Gobernación del Magdalena o el Sena, así como pueden entrar a la página Servicioempleo.gov.co

Ante los bajos niveles de escolaridad de muchos jóvenes y las dificultades que encuentran por no tener mayores oportunidades de formación, los funcionarios del Ministerio de Trabajo expusieron varias de las estrategias que el Sector Trabajo del Gobierno Nacional ha desarrollado para mejorar el capital humano entre la población más joven, destacándose programas como Talentos para el empleo, por medio del cual se puede acceder a becas y auxilios de transporte para la validación y bachillerato y cursos cortos; las Unidades Vocacionales de Aprendizaje en Empresa (UVAE), la compañía desarrolla programas para entrenar y complementar la capacidad de los trabajadores; y el Programa TransFórmate, que brinda información técnica laboral o validación de la educación media para jóvenes víctimas del conflicto que se encuentran en etapa de reparación.

A la par con estas iniciativas, el SENA cuenta con Formación Profesional Integral, que al momento ha preparado un total de cerca de siete millones de aprendices, y también está la Capacitación en el marco del Mecanismo de Protección Cesante, que ha instruido a más de 288 mil personas.

López Obregón concluyó que con el proceso de paz que finaliza en La Habana, Cuba, y de llegar a ganar el sí en el plebiscito que se llevará probablemente en el mes de septiembre, los más beneficiados van a ser los jóvenes que van a poder disfrutar de un país en paz y muy seguramente con mayores opciones laborales, prevaleciendo la inteligencia sobre las armas.