16 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Mauricio Lizcano Arango fue elegido con 95 votos como Presidente del Congreso

20 de julio de 2016
20 de julio de 2016

“El sello de mi paso por la presidencia del Congreso será el trabajo incansable por la reconciliación de Colombia”, senador Mauricio Lizcano

Mauricio Lizcano toma posesion como presidente del senado

BOGOTÁ,, Julio 20 de 2016.– A sus 39 años asume como el Presidente del Congreso más joven de la historia de Colombia. El nuevo Presidente del Congreso le apuesta a la modernización y la transparencia de la entidad, es abogado de la Universidad del Rosario, hizo cursos en administración de empresas y tecnología en Cambridge Business College, y un programa de verano de estudios de Instituciones de Occidente en Phoenix Institute en la Universidad de Notre Dame. Igualmente adentro el Programa de Alto Gobierno en la Universidad de Los Andes. Además realizó una Especialización en Gerencia, Gobierno y Asuntos Públicos en la Universidad Externado de Colombia University.

Lizcano ocupó un papel de liderazgo estudiantil, como Presidente del Consejo Estudiantil en su Universidad, y Vicepresidente de la Asociación Internacional de Estudiantes de Ciencias Económicas y Sociales AIESEC en el año 2000.

Así mismo se desempeñó como asesor del Consejo Regional de Planificación Económica y Social -CORPES de Occidente, fue Director Territorial para Bogotá y Cundinamarca del Departamento Administrativo de Economía Solidaria, DANSOCIAL, Secretario de Tránsito de Manizales, consultor del PNUD como parte del Ministerio del Interior, asesor del Ministerio de Comunicaciones y Secretario General de Instituto Geográfico Agustín Codazzi.

En el 2006 logró un escaño en la Cámara de Representantes por el departamento de Caldas y en el 2010 los colombianos lo eligieron como Senador de la República. En el 2014 fue reelegido por el partido de la U. El senador Lizcano ha sido el autor de las leyes que prohíben las cirugías plásticas en menores de edad, la que destina recursos de las cuentas abandonadas a la educación, seguro de desempleo y la que creó la Red Unidos Contra la Pobreza.

El secuestro de su padre Oscar Tulio Lizcano durante casi 9 años por parte de las FARC, y de su hermano durante 3 meses por parte del EPL, forjaron su carácter. Tuvo que asumir la vocería de negociación con las FARC para buscar su liberación, y la de las familias de los secuestrados.

Hoy lidera el Congreso de la Reconciliación, tomando la decisión de vida de no permitir que los recuerdos y el dolor sigan encadenando su vida a la selva.

Desde la Presidencia del Senado, asumirá la misión de prepararle el camino a un acuerdo de paz con la guerrilla que sometió a su familia al secuestro, para ponerle fin a 50 años de conflicto y buscar verdad, justicia y reparación a las víctimas.

Lizcano Arango es un joven católico, creció en una familia donde abundan los valores, el respeto, la solidaridad y la unión. Ese mismo ejemplo lo aplica en el hogar que constituyó con Manuela Betancur y sus tres hijos: Juan Emilio, Guadalupe y Alejandro. un papel de liderazgo estudiantil, como r que constituya solidaridad y la uniaas FARC, y du su omo Senador de la Repme.

Discurso de posesión del presidente Mauricio Lizcano

En su discurso de posesión como nuevo Presidente del Congreso de Colombia, Mauricio Lizcano Arango (Partido de la U), recordó cuando  habló por primera vez  hacen 14 años, ante la plenaria del Senado, para pedirle al  Congreso ayuda para la liberación de su padre Oscar Tulio Lizcano, quien se hallaba secuestrado por las Farc.

Entre los apartes de su discurso de posesión manifestó, “La guerra que durante más de medio siglo se ha librado fue un fracaso.  Lo fue para la guerrilla de las FARC que sucumbió ante el secuestro, el narcotráfico, los actos de terrorismo y el rechazo del pueblo”.

Continuo diciendo, “lo fue para los paramilitares, que tampoco lograron su sanguinario propósito de aniquilar a las guerrillas, asesinando campesinos inocentes, despojándolos de sus tierras para apoderarse del narcotráfico y de la minería ilegal como fuentes de riqueza”. “También lo fue para el Estado, que al no lograr el imperio de la ley en todo el territorio nacional, cedió espacios que tomaron los violentos”.

El congresista exaltó el valor de las miles de víctimas que ha dejado la guerra, “no hay nada tan letal para la vida psicológica de los seres humanos, que tener que vivir con el miedo, el dolor y el silencio, que es el único camino que por años les quedó a millones de colombianos y colombianas víctimas de esta guerra que está a punto de terminar”, puntualizó Lizcano.

Retos del nuevo presidente del Congreso de Colombia:

Lograr Consensos:

“Es complejo construir una sociedad en paz, educada y equitativa, en medio de una polarización tan fuerte como la que hoy vive Colombia, donde la descalificación del otro es el común denominador; donde acabar con el otro es la mejor estrategia para el cumplimiento de las metas políticas. “Llegó la hora de elevar el debate y encontrar temas de acuerdo. Colombia demanda de nosotros lograr consensos, como diría Álvaro Gómez, “acuerdos sobre lo fundamental”.

“No existe mejor escenario para lograrlo, que el Congreso de la República, porque aquí están representados todos los partidos, todas la regiones, aquí tienen asiento líderes que han ayudado a construir nuestra institucionalidad”.

El senador hizo un llamado puntual a los líderes de los partidos, de los gremios, de los sindicatos, de las organizaciones sociales, “ahora que estamos en la antesala de la paz. ¡No más hostilidad! ¡No más confrontaciones estériles!

Ahora que se va a firmar la paz con el peor enemigo que ha tenido la institucionalidad colombiana en las últimas décadas, es hora de poner fin a los odios entre nosotros. A las rencillas entre quienes estamos del mismo lado”.

La Reconciliación Basada en el Perdón:

“El perdón es una virtud para construir sociedades nuevas. La reconciliación rompe el espiral de violencia intergeneracional y por eso, mi familia y yo, hemos otorgado el valor gratuito del perdón a nuestros victimarios, pues de no hacerlo, seguiríamos atados a las cadenas del secuestro”.

Sostuvo, “El perdón no debe ser normativo, no es el Estado el que perdona, el perdón debe mantener su carácter excepcional e individual, porque, precisamente, para adquirir el carácter de perdón, se debe perdonar lo imperdonable. Colombianos: se debe perdonar lo imperdonable, y se los digo yo que he perdonado a nuestros victimarios, las FARC, que no solo secuestraron a mi padre sino que, con su acto, secuestraron a toda mi familia”

 La Paz Territorial:

Expresó que la paz territorial implica fortalecer la seguridad en las regiones, “gracias al esfuerzo de nuestras Fuerzas Militares las Farc fueron a esta negociación y estarán dejando las armas”.  El senador pidió un  aplauso para las fuerzas militares y para cada soldado colombiano., “En Colombia ninguna realidad territorial va a cambiar si no transformamos las personas, la paz territorial implica reconocer los derechos sociales de cada ciudadano, como la salud y el empleo, y por supuesto, la educación como eje fundamental”

Legitimar los Acuerdos:

“El Congreso aprobó la ley del plebiscito. Aprobó el acto legislativo que estableció mecanismos más ágiles para la implementación de los acuerdos. O sea, para que la paz sea efectiva”.

“Y será este Congreso el que apruebe la implementación de todos esos acuerdos en esta legislatura. Esta es una enorme responsabilidad. Claro que se firmará el acuerdo de La Habana. Claro que la Corte Constitucional le ha dado validez a estas normas que hemos aprobado y examinará las que habremos de aprobar”.

Una Economía más equitativa:

Lizcano Arango continuo en su discurso, “Colombia ha reducido los índices de pobreza, pero aún persisten los altos índices desigualdad en la distribución del ingreso, a pesar de su estabilidad macroeconómica y un crecimiento constante”

“Mejorar estos índices es mejorar las condiciones de vida de los más desfavorecidos. La capacidad con la que cuenta el Gobierno para luchar contra la pobreza y proveer bienes y servicios públicos, sin lugar a dudas se potenciará bajo un escenario de paz”.

“El conflicto armado nos ha costado a los colombianos en los últimos años 4.4% de nuestro PIB, es decir, de nuestro trabajo y nuestra producción. Sin conflicto el sector rural será más productivo, aumentará la inversión extranjera, posicionándonos como un país más atractivo para hacer negocios. Sobre todo, mejorará la distribución de los recursos que por años se han destinado a la guerra”.

 Fortalecimiento de las Instituciones:

Lizcano hizo un reconocimiento de toda la actividad legislativa de su antecesor  Luis Fernando Velasco en la búsqueda de un Congreso más abierto y más transparente. “Me corresponde profundizar más este trabajo para ganar más confianza de la ciudadanía con acciones sólidas, que interpreten el sentir del ciudadano”. “Trabajaremos con las redes sociales, para que el Congreso viva”.

El senador hizo un llamado para acabar con el ausentismo, “Colegas senadoras y senadores: uno de los factores de mayor desprestigio de esta institución es el ausentismo. Los invito a ser puntuales a las sesiones y a asistir con rigor a ellas. Demos ejemplo. Los colombianos nos pagan nuestro salario por representarlos aquí, no los defraudemos. Juguémosles limpio”.

“Este congreso será histórico, implementaremos los acuerdos de paz, estructuraremos el posconflicto, haremos una reforma tributaria justa, elegiremos Procurador General y cinco magistrados de la Corte Constitucional. No nos vamos a equivocar.

“Por eso el Congreso debe asumir su papel constituyente convocando a las Cortes a un diálogo franco y sincero para llegar a los acuerdos realmente importantes, como la reforma a la justicia y otros temas de interés nacional. El Congreso no puede renunciar a su tarea institucional”.

.Al finalizar su discurso dijo “asumo esta responsabilidad como Presidente del Senado, con la misma pasión que hace unos años me motivó a recorrer el país, rincón por rincón, en busca de la libertad de mi padre y de mi hermano Juan Carlos.

En esa odisea, la solidaridad y el abrazo de los colombianos fueron inspiradores, un incentivo que todavía mantiene encendida mi convicción de una reconciliación posible”.

“La paz exige esfuerzos enormes y valiosos. Mi familia y yo sabemos de reconciliación y perdón, así como lo saben muchas familias de Colombia. Por eso nuestro mensaje para el país es que los Congresistas de Colombia estamos listos a cumplirle a la Nación en el momento más importante de su historia” ¡ESTA ES LA LEGISLATURA DE LA PAZ!!!.