19 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El Cinismo de Barroso.

19 de julio de 2016
Por Clara Inés Chaves Romero
Por Clara Inés Chaves Romero
19 de julio de 2016

Por: Clara Inés Chaves Romero (*)

Clara Inés Chaves

Todo parece indicar que el virus que debilita la democracia cunde en el mundo entero. La corrupción, los antivalores, el debilitamiento del estado y la falta de ética, son algunos de los males que aminoran al estado y a la democracia.

El cinismo y en especial la falta de ética de algunos líderes mundiales son asombrosos; tal es el caso del ex primer ministro de Portugal, Sr. Juan Manuel Durão Barroso, quien prefiere asumir una nueva posición en detrimento de la Unión Europea (UE) a la que represento hasta octubre de 2014.

Por estos días, salió una noticia sobre la nueva posición que asume el antiguo presidente de la Comisión Europea (CE), quien aceptó ser un alto ejecutivo del banco Goldman Sachs, lo cual puso a los líderes europeos rabiosos y preocupados por lo que eso puede representar para el debilitamiento de la Unión Europea y de sus instituciones.

Sobre el particular hubo muchos pronunciamientos de líderes y gobiernos europeos que se escandalizaron con la noticia. Entre ellos, según los medios de comunicación internacional, está lo manifestado por el Comisario Europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, quien “criticó el polémico fichaje y admitió en la emisora Europe 1 que esto´no está prohibido´, pero consideró que el ex-presidente de la CE y ex-primer ministro de Portugal debería haber tenido ´una reflexión política, ética, personal´ sobre sus efectos”.

“Por su parte, la Defensora del Pueblo Europeo, Emily O’Reilly, pidió esta semana endurecer las normas éticas para ex comisarios y ex-presidentes de la CE”.

La Sra. O´Reilly hace mención del Art. 245 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea relacionado con la actuación de los comisarios, la cual debe ser íntegra y discreta incluso después de haber dejado su posición.

Pero el tema no termina aquí, pues al antiguo presidente de la CE se le paga su pensión junto con otras prebendas dignas de su posición, lo que representan 30.800 euros por mes, y además recibirá su salario de Goldman Sachs. No es nada ético aprovecharse económicamente no solo de la situación sino de sus conocimientos e influencias sobre la propia institución de la UE para su mismo beneficio y el de Goldman Sachs.

Según el Art. 245 antes mencionado, para poder poner a funcionar la Corte de Justicia Europea, le tocará al Consejo, o al Parlamento o a la Comisión Europea, activar el sistema para solicitar que se le suspenda la pensión al Sr. Barroso, como sería lo lógico.

Al parecer, el caso del Sr. Barroso no es el único, pues “seis comisarios del ejecutivo del Sr. Barroso terminaron en un lobby con una empresa privada del sector que habían regulado”.

Por su parte, el gobierno francés se pronunció a través de Sr. Harlem Desir quien es el responsable de Asuntos Europeos en el Ministerio de Asuntos Exteriores, calificó el nombramiento del Sr. Barroso como “escandaloso”.

Todas estas manifestaciones de descontento tienen una razón de ser, y esta tiene un peso específico, pues al parecer el banco Goldman  Sachs controla gobiernos, coloca y quita presidentes, y estuvo implicado en maquillar de manera dolosa las finanzas griegas y camuflar sus debilidades para que pudiera ser aceptado como miembro de la Unión Europea, sin mencionar que fue el artífice del derrumbe de la economía americana recientemente “al inflar la burbuja inmobiliaria de Estados Unidos, y luego recibir un jugoso rescate público, además de lucrarse con parte del rescate de la aseguradora AIG”.

Parece ser que los funcionarios del banco pasan luego a ocupar importantes cargos públicos de decisión. Su práctica es poco ortodoxa, ya que además contratan a políticos para colocarlos en puestos de relevancia en su staff y viceversa, todo lo cual hace que sea el banco que más poder tiene en el mundo en todo nivel.

Este fabuloso e importante banco estuvo implicado en la crisis financiera de 2007 y 2008 que se consideró como la peor gran depresión de los últimos tiempos, y fue uno de los bancos más envueltos en la deuda de la crisis griega, habiendo ayudado a Grecia a disimular su déficit.

El artículo de Stephen Foley, ¿Qué precio tiene la nueva democracia?,   menciona que “Mario Draghi, el actual presidente del Banco Central Europeo, es uno de los ejemplos más emblemáticos de la política de puertas giratorias de Goldman. Había trabajado en el Banco Mundial y había sido el director general del Tesoro italiano cuando, en 2002, Goldman Sachs International lo fichó como director general. Apenas tres años después vuelve al sector público para ocupar el cargo de gobernador del Banco Central italiano. A Draghi se le sitúa a la cabeza del equipo de Goldman que diseño los complejos derivados financieros que permitieron al gobierno griego de Kostas Karamanlís, camuflar sus debilidades financieras y cumplir con los criterios de entrada en el euro”.

Lucas Papapedemos, “fue gobernador del Banco Central de Grecia desde 1994 hasta 2002, mientras Grecia trataba de camuflar sus debilidades financieras a Europa. Con ese secreto bajo su brazo pasó a ser vicepresidente del Banco Central Europeo. Y en noviembre de 2011, cuando Europa había constatado que el primer rescate a Grecia no funcionaba y se había desactivado la intención del Gobierno griego de consultar en Referéndum si asumir o no las imposiciones de la Troika, Papademos fue designado como primer ministro, al mando de un gobierno transitorio de coalición nacional. Por supuesto, sin ninguna consulta democrática de por medio”.

Mario Monti, quien fue ex primer ministro de Italia y ex comisario europeo, “es otro de esos políticos que ha saboreado las mieles de estar cerca de Goldman”.

Ahora el Sr. Barroso quien también hace parte de la misma política de puertas giratorias de Goldman, será juez y parte del mismo caso, lo cual es aberrante e irresponsable, pues según las noticias de prensa, él “tendría una posición privilegiada de decidir los designios de la Unión con un mayor poder del que tenía antes cuando fue Presidente de esta institución europea”.

Como Presidente de la CE conoce muy bien la institución y puede usarla en beneficio suyo y del banco, pues por ser la entidad financiera más grande e importante de Estados Unidos, recibe los efectos de la decisión británica de salirse de la UE, con lo cual tiene intereses y razones importantes “para que los bancos estadunidenses puedan trasladar fuera de Londres gran parte de su negocio europeo”, y ayudar a limitar los efectos negativos del brexit.

Como se diría en el argot popular, con amigos así para que enemigos. Lo punible y amoral es que tienen el cinismo de predicar una cosa y al final hacen lo contrario de lo que dicen. ¿A dónde llegará el mundo con líderes como estos? Si seguimos así el estado va a desaparecer y quedaremos en manos de bancos como este, o de empresas multinacionales sin escrúpulos. Parece ser que llegó la hora de reinventar la democracia y de fortalecer el estado y, en el caso de la UE, de podarla para que en verdad tenga el resplandor que amerita tener por ser un verdadero ejemplo de integración y cooperación.

(*) Profesora universitaria y ex – diplomática