25 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Con kits agroindustriales promueven PCC

Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
14 de julio de 2016
Por Uriel Ortíz Soto
Por Uriel Ortíz Soto
Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
14 de julio de 2016

Comunidad y Desarrollo

uriel ortiz

Los kits agroindustriales confeccionados en fibra de fique, viajarán por todo el mundo, promocionando el Paisaje Cultural Cafetero, puesto que llevan en su interior: mapas, videos con su música y costumbres de cada uno de los  51 municipios, corregimientos y veredas que lo conforman en sus aspectos: agroturísticos, agroindustriales, culturales y deportivos, entre otros.

Para lograr una mayor eficiencia en los mercados nacionales e internacionales de los productos y proyectos del Paisaje Cultural Cafetero, se hace indispensable promocionarlo mediante un sistema sencillo y didáctico, que  permita al futuro inversionista, comprador y turista, conocer de primera mano cuales son las posibilidades de desarrollo y de negocio en tan importante región de Colombia y del Mundo.

Mediante este medio, se penetrará a los mercados nacionales e internacionales, mostrando todos los encantos y posibilidades que guarda en su entorno a través de un verdadero emporio de oportunidades, puesto que en cada uno de sus 51 municipios, corregimientos y veredas, existen recursos humanos y Naturales, que hay que activarlos de acuerdo a las normas técnicas exigidas por la: OMC, Organización Mundial del Comercio, y demás organismos expertos en la materia, como son las multinacionales promotoras del agroturismo y agroindustria, aplicando el esquema de agricultura por contrato.

Pero, además, todos sus municipios y veredas, son dueños de una cultura paisajista y natural, lograda a base de esfuerzos, que desde hace más de 150 años vienen construyendo sus moradores, que son  gentes campesinas, poseedoras de un donaire de amabilidad y hospitalidad a toda prueba, su comportamiento hace juego con el paisaje tranquilo e idílico, que se ha venido heredando de generación en generación, sus bellas mujeres de porte latino, resaltan también con su belleza el paisaje y el entorno natural que los rodea.

El espectáculo de las chapoleras especialmente en épocas de recolección de las cosechas cafeteras, más que un oficio remunerado, es un espectáculo tan bello y espontáneo, que ha servido para que los gomosos de la poesía y la trova den rienda suelta a sus devaneos e inspiraciones.

Considero como válida la organización que se ha venido dando al paisaje cultural cafetero, liderada por los cuatro gobernadores, los cincuenta y un alcaldes, y  en lo que sea posible vincular las juntas de acción comunal de las respectivas veredas, puesto que en ellas existe la posibilidad de estructurar proyectos productivos de diferente índole, así mismo las Cámaras de Comercio y organizaciones de comerciantes e industriales, todos ellos, deben ser llamados para que formen parte de programas de desarrollo en sus respectivos municipios, corregimientos y veredas.

Considero que a cinco años de haberse recibido este reconocimiento, es poco lo que se ha avanzado en su divulgación integral y en la conformación de organismos emprendedores que promuevan planes y programas de desarrollo, por lo tanto, no podemos quedarnos con los brazos cruzados, puesto que tenemos toda una oportunidad por delante para enfrentar el desarrollo de nuestras regiones; el mundo entero está esperando conocer los pormenores de la región para fines turísticos, agrícolas, empresariales, culturales o de negocios en general.

Hay que reconocer que los departamentos de Quindío y Risaralda, son los más avanzados en materia: agroturística y agroindustrial, le salieron adelante a la declaratoria, puesto que se han dedicado a la innovación y al desarrollo empresarial, desde el mismo momento en que se segregaron del Viejo Caldas.

Los kits agroindustriales, como lo hemos dicho, son mochilas elaboradas en fibra de fique, que contendrán en su interior todo el historial de cada uno de los 51 municipios y veredas que integran el paisaje cultural cafetero: mapas, videos con los sitios de interés cultural y turístico; lo más importante, un catálogo con los principales productos emblemáticos de cada municipio con las respectivas fichas técnicas: componentes, capacidad de producción y procesos de elaboración, esto con el fin de generar interés en los compradores nacionales e internacionales.

Por lo tanto, no se debe escatimar esfuerzos para que mediante programas de divulgación y de promoción, todos estos recursos que aún no han sido explorados, ni explotados, se promuevan, con proyectos: agroindustriales, turísticos, artesanales, gastronómicos y culturales, puesto que en cada uno de sus municipios y veredas existen verdaderos emporios de desarrollo, que bien manejados se pueden traducir en fuentes de empleo tanto directos como indirectos.

El historial que se pretende mostrar con los kits, – mochilas de fique-, está representado, además mediante videos que mostrarán cuales son las festividades emblemáticas y costumbres de cada una de estas regiones, que guardan en su entorno todo un prontuario de leyendas y costumbres, que se han venido tejiendo a través de 150 años de construcción, pero que lastimosamente van quedando en el olvido y hay que proceder a su rescate.

Son varios los factores que hay que tener en cuenta sobre la conformación del hoy paisaje cultural cafetero: considero que el primero de ellos es la actividad de la arriería, que como hemos dicho con la revolución de las enjalmas, iniciaron el  incipiente desarrollo que dio origen a su economía por los pueblos y veredas de: Caldas, Risaralda, Quindío y Valle, guardan íntimos secretos de lo que aún hoy es este oficio, que se resiste a desaparecer en medio de las vías del progreso.

Si nos remontamos a los inicios del siglo XIX, cuando apenas los cuatro departamentos que conforman el hoy Paisaje Cultural Cafetero, iniciaban sus procesos de desarrollo, puesto que se habían desmembrado de la madre Antioquía, tenemos unas apasionantes historias que contar, no solamente con la arriería y la revolución de las enjalmas, sino del sinnúmero de leyendas que se fueron tejiendo en torno a esta actividad, que bien merecido se han ganado un espacio y un lugar en la historia del desarrollo y conformación para el Paisaje Cultural Cafetero.

Los kits agroindustriales, se estarán promocionando antes de finalizar el año, cada uno de sus municipios y algunas de sus veredas serán visitadas por Telecafé, con el fin de filmar sus cápsulas, para ser incorporadas en los kits agroindustriales del Paisaje Cultural Cafetero, que como queda dicho, viajarán por todo el mundo mostrando todos los encantos de tan prodigiosa región de Colombia y del Mundo.

[email protected]