7 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

 Proyectos productivos postconflicto

Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
21 de julio de 2016
Por Uriel Ortíz Soto
Por Uriel Ortíz Soto
Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
21 de julio de 2016

Comunidad y Desarrollo

uriel ortiz

¿Postconflicto?  Es un vocablo que se ha venido acuñando desde los inicios del proceso de paz, pero,  aplicado en su real forma, encierra todo un rompecabezas, que hay que saber descifrar.

En la etapa postconflicto confluyen una serie de factores y situaciones que además de programas para los reinsertados y desplazados, debe acomodarse: para la sustitución de cultivos ilícitos y otras organizaciones subversivas que operan al margen de la ley, como el ELN, entre otros, que irán surgiendo; en la medida en que estos proyectos den buenos resultados, estas, se irán acomodando a las circunstancias de modo, tiempo y lugar.

Decimos que es difícil de descifrar, puesto que el recurso humano frente a los diferentes procesos de desarrollo, – en este caso: la población reinsertada y desplazada-, por los factores de violencia en que han vivido en los últimos años, es bastante disímil, aún tienen las secuelas de guerra, sea en calidad de combatientes o de víctimas, por lo tanto, no se pueden revolver las mismas necesidades con igual problemática social, puesto que a la larga se van a presentar situaciones de mala interpretación en los lugares de convivencia, que pueden desatar hechos violentos.

Lo primerio que debe hacer nuestro muy diligente doctor Rafael Pardo, – ministro consejero postconflicto es: identificar, capacitar y ubicar el recurso humano, frente a los potenciales recursos de desarrollo, teniendo en cuenta que son  más de diez millones de compatriotas entre reinsertados y desplazados, que están a la espera de la firma final del acuerdo de paz, para ingresar a formar parte de un proyecto productivo postconflicto, que les permita vivir sin mayores afujías.

Para lograr el anterior objetivo es procedente ocupar para estos menesteres a entidades lo suficientemente capacitadas en tan delicada misión, puesto que como hay buenos recursos, no faltarán las: fundaciones y demás organizaciones piratas y de papel, que con el ánimo de apoderarse de los recursos, se constituyen a última hora o buscan el padrinazgo político para dar rienda suelta a sus fechorías.

No olvidemos que las experiencias del pasado, – cuando el Caguán: Fueron, bastante vergonzosas, puesto que los dineros aportados por la asociación de gobiernos aportantes, prácticamente se esfumaron; quienes estuvimos presentes en la rendición de cuentas sobre este particular, recordamos cómo fue la frustración de varios representantes de  gobiernos extranjeros que aportaron, finalmente fueron pocas las entidades que mostraron algo confiable, entre ellas con satisfacción la: Conferencia Episcopal.

Si queremos desarrollar con efectividad un proyecto postconflicto, bien sea de: reinserción, desplazamiento y sustitución, lo primero que debe hacerse es seguir las siguientes recomendaciones de conformidad con las normas que rigen para los postulados de Comunidad y Desarrollo:

1º  Manual de aplicación y métodos para desarrollar proyectos productivos postconflicto: esta será una cartilla práctica que deben tener todos los promotores de los proyectos postconflicto, puesto que no es lo mismo diseñarlos para: reinsertados, desplazados, ex cultivadores, recolectores, o raspa chines de coca u otras plantaciones que dan origen a las drogas ilícitas, puesto que, cada uno de ellos de acuerdo a su modus vivendi tiene una forma diferente de ver las cosas y de comportarse frente a los programas de desarrollo postconflicto.

Es de entender que cada uno de estos grupos forma todo un recurso humano diferente y que si bien pueden cultivar el mismo producto, deben hacerlo por separado.

2º- Los proyectos productivos deben estar encadenados y hacer alianzas estratégicas: es entendido que todo proyecto debe tener nueve eslabones que parte desde el enunciado y termina con los canales de comercialización y el reparto de utilidades, en proporción para todas las personas que intervengan de una u otra forma en el proceso.

3º Alianzas Estratégicas para los proyectos: este factor es muy importante, puesto que va a permitir que los similares se produzcan en identidad de condiciones en diferentes municipios y departamentos. Mientras exista el recursos humano bien estructurado frente a un proceso de desarrollo, no hay porqué temerle a las alianzas estratégicas.

4º- Mapa Productivo: Es apenas lógico que de conformidad con el recurso humano y las posibilidades de desarrollo, cada región del País debe tener un indicativo de producción del producto, el cual deber guardar estricta armonía con los canales primarios de producción.

5º- Ficha Técnica del Producto: las fichas técnicas de los productos deben tener plena identidad dentro de lo que son los convenios comerciales, jamás apartarnos de ella, puesto que al ir a exportarlas o darlos al consumo local, nacional o internacional, se observa la diferencia y se rompe el control de calidad y estabilidad de la cadena productiva, generando traumatismos de rentabilidad para sus beneficiarios.

6º – Marco Institucional del Producto: es apenas lógico que todo producto de cualquier grupo o composición, debe estar regulado por las normas técnicas que lo acreditan, que deben cumplirse; desde luego, que esta observancia debe estar regulada por las cadenas Productivas, diligencia que debe adelantarse antes de iniciar los procesos de producción.

7º- Registros Sanitarios y Fitosanitarios: los productos de origen vegetal o animal para consumo humano, deben tener un registro sanitario o fitosanitario, según el caso, para que los avale y así puedan ser comercializados: local, nacional e internacionalmente.

8º- Empaques y Embalajes del Producto: todo producto dentro de sus normas técnicas vigentes, debe tener el diseño de empaques y embalajes, que les permita ser manipulados en los centro de producción y de acopio, sin menoscabo de sus controles de calidad. Además, en los empaques debe figurar el sistema de conservación, almacenamiento y fecha de duración.

9º- Prácticas Medio ambientales: como nos estamos adentrando todos los días a la conservación de nuestros recursos naturales, es muy importante tener en cuenta que toda producción por ínfima que sea, debe ser amigable con el medio ambiente, puesto que de lo contrario se van a presentar tropiezos con las autoridades medioambientalistas.

10º- Consultas Previas: para muchos productos, cuando sus sitios de producción son de regiones de influencia indígena o afro descendientes, hay que contar con las consultas previas, este requisito está regulado por la ley, y es de obligatorio cumplimiento.

 

[email protected]