26 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Banderillas negras de Gardeazábal

10 de julio de 2016
Por William Calderón Zuluaga
Por William Calderón Zuluaga
10 de julio de 2016

LA BARCA DE CALDERÓN

William Calderón Z.

william calderonEl escritor Gardeazabal y el ingeniero Hernan Peláez le están hablando al país  en voz alta. Ahora son 40 las principales emisoras que transmiten sus atinados comentarios por AM- FM y ON LINE. La cobertura nacional va desde Villa Nueva, Guajira, hasta Palestina, Huila.

BANDERILLAS NEGRAS

Los censurados por el régimen Bolivariano de Juampa  se dejaron venir con una verdadera carga de profundidad contra los mandatarios de los departamentos de Antioquia– Valle y Caldas.

Peláez y Gardeazabal hacen una profilaxis a la gestión de la hija de Guacarí, Dilian Francisca Toro, y al gobernador de Antioquia, Luis Perez. El novelista tulueño –muy a pesar de la envidia que despiertan sus sesudos escritos sus paisanos los «cotudos» del centro del valle  como lo afirmó en Barranquilla el inspirador de «Condores no entierran todos los días»—buscó con lupa al Gobernador de Caldas, Guido Echeverry, Piedrahita a quien descalificaron el Veedor del Partido Liberal Rodrigo Llano Isaza y el presidente del tribunal bermej, el magistrado Ferney Paz Quintero, en la primera adenda de su última columna publicada en el portal Eje 21..

DE LA HIJA DE GUACARI

A la mona Dilian Francisca le preguntaron  por la Laguna de Sonso, en donde los depredadores de la naturaleza quieren desaparecer a sus anchas; el asesinato de árboles en el parqueadero del Aeropuerto Palmaseca, que sirve a Cali que daba sombra en la canícula vallecaucana. Quien autorizó ese arboricidio es la misma persona que permitió también  que el túnel verde de Pance, al sur de Cali, fuera derruido para hacer una doble calzada. Lo grave es que la señora gobernadora Diliam Francisca preside la CVC.

LUIS PEREZ

De Luis Perez dicen que parece un pescado en un acuario que no cuenta a nadie lo que hace; que no sabe comunicar y que parece vestido por Christian Pior …. El mandatario de Antioquia no viste la noticia.

Y EL DE CALDAS 

Gardeazabal le pone la lupa al gobernador de Caldas y describe descarnadamente la crisis que se está viviendo por cuenta de la irresponsabilidad del mandatario Guido Echeverry Piedrahita del que fuera calificado alguna vez por el general Rafael Reyes como el Departamento Modelo de Colombia: Para la muestra este pliego de cargas que a continuación hace la lengua más brava de LOCOMBIA..

El Jodario

LOS TRUCOS DE GUIDO

Los leguleyos siguen existiendo do en Colombia y en el Consejo de Estado si que mas. El caso del gobernador de Caldas, Guido Echeverri, es la demostración de que cuando en este país no se quiere cumplir la ley , de nada valen ni principios ni ética.

Guido Echeverri quiso ser de nuevo gobernador de Caldas en 2016, por encima de las leyes vigentes que prohíben expresamente que quien haya ejercido el cargo en el período anterior pueda aspirar a ser reelegido.Él ejerció como gobernador de Caldas desde 2012 hasta 18 meses antes de la elección.No pudo completar el período.El Consejo de Estado le anuló su credencial por violación expresa de la ley.

Pegado de que no lo habían destituido sino anulado, se volvió a presentar el año pasado ,ganó y se posesionó el 1 de enero de 2016 .El Consejo de Estado aceptó la demanda y le suspendió de nuevo en el cargo mientras fallaba dizque de fondo.

Guido, desde entonces, sin ninguna vergüenza, ha interpuesto toda clase de recursos aclaratorios, trucos de leguleyo y recusaciones de aferrado al puesto y ha prolongado miserablemente su estadía en el cargo.

Por supuesto ha logrado algunos de sus objetivos. Firmó el pingüe contrato de intercambio de Licores con Antioquia para al final no vender Ron Viejo de Caldas en su departamento y quedar inundado por el aguardiente antioqueño. Y está a punto de adjudicar, antes de irse,2 grandes licitaciones, la de Hidromiel 2 y la de Hidroarma por casi 1.600 millones de dólares. Con razón los leguleyos lo atornillan a un puesto que no debe seguir ejerciendo. En este país tarifado, la ley no manda. Manda otra cosa

(PUBLICADO EN ADN JULIO 1 2016)