27 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Santos afirma que el acuerdo final de paz con las FARC se firmará en Colombia

23 de junio de 2016
23 de junio de 2016
En el Salón de protocolo de El Laguito avanza el evento de la firma del acuerdo para el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y la dejación de armas, entre el Gobierno y las Farc.
En el Salón de protocolo de El Laguito avanza el evento de la firma del acuerdo para el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y la dejación de armas, entre el Gobierno y las Farc.

La Habana, 23 de junio_ RAM_ El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó hoy en La Habana que el acuerdo final de paz con las FARC se firmará en su país, después de que las negociaciones se hayan desarrollado desde el comienzo en Cuba.

«El Acuerdo Final lo firmaremos en Colombia», afirmó Santos tras asistir a la firma del pacto sobre el alto el fuego bilateral y definitivo con esa guerrilla.

Este jueves, las partes anunciaron acuerdos sobre el «Cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y dejación de armas», así como de garantías de seguridad y de refrendación, a los que llegaron después de 43 meses de negociaciones.

A la ceremonia en La Habana también acudieron el jefe máximo de las FARC, Rodrigo Londoño «Timochenko», y seis presidentes latinoamericanos: el anfitrión, Raúl Castro; el de Venezuela, Nicolás Maduro; de Chile, Michelle Bachelet; de República Dominicana, Danilo Medina; de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, y de México, Enrique Peña Nieto.

Como invitado especial participaron el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, así como los presidentes del Consejo de Seguridad, Francois Delattre, y de la Asamblea General de la ONU, Mogens Lykketoft, entre otros.

«Hoy quiero agradecer muy especialmente a Cuba -al presidente Raúl Castro, generoso anfitrión- y a Noruega -a su primera ministra y a su canciller, aquí presente- por su papel como países garantes. También a Chile -a la presidenta Bachelet- y a Venezuela -al presidente Maduro- por su desempeño como países acompañantes», dijo.

Igualmente tuvo palabras de agradecimiento para el Gobierno de Estados Unidos, aliado militar de Colombia, por ser también soporte en tiempos de paz, así como para la Unión Europea.

«También agradezco el apoyo de Estados Unidos -del presidente (Barack) Obama, de su secretario de Estado-, a través de su enviado especial, Bernie Aronson, y de la Unión Europea -de todos sus miembros sin excepción-, a través de su enviado especial, Eamon Gilmore».

Las conversaciones entre el Gobierno colombiano y las FARC en La Habana se instalaron formalmente el 19 de noviembre de 2012, y ya exhiben acuerdos en asuntos que van desde el desarrollo agrario, la participación política, la lucha antidrogas, así como el reconocimiento y reparación de las más de siete millones de víctimas que dejan más de cinco décadas de conflicto armado, entre otros.

Fuerzas Armadas

El Presidente Santos Calderón hizo “un reconocimiento especial, y sé que expreso el sentir de todos los colombianos, a nuestras Fuerzas Militares y nuestra Policía”.

Dijo que “su sacrificio, su sentido del deber, su compromiso con la defensa de la democracia, su comprensión de este punto de inflexión en nuestra historia, han sido esenciales para llegar a este momento».

Sostuvo el Mandatario que, sin el concurso decidido de las Fuerzas Armadas, “la paz no sería posible”.

Espíritu de confraternidad

En desarrollo de su intervención, el Presidente valoró el paso dado por las Farc “al acordar que la lucha por sus convicciones ya no será armada, sino, como debe ser,   política, con ideas y argumentos”.

Precisó que con esa organización “no estamos de acuerdo, y seguramente jamás lo estaremos, en la visión política o económica para el país, pero lo que se reconoce hoy es la posibilidad de disentir y de tener posiciones opuestas sin necesidad de enfrentarse por medios violentos”.

Puso de presente que quizás “no haya colombiano alguno que los haya combatido con más contundencia y determinación”.

Y en ese orden de ideas afirmó que en su condición de Jefe de Estado y como colombiano, ahora que se pactó la paz “defenderé, con igual determinación, su derecho a expresarse y a que sigan su lucha política por las vías legales, así nunca estemos de acuerdo”.

Subrayó que esa es “la esencia de la democracia a la que le damos la bienvenida”, y añadió que se trata de “un paso fundamental, un paso histórico”.

Igualmente, señaló que el final del conflicto no es el punto de llegada, sino el de partida, para que “construyamos juntos, unidos en la diversidad, un país donde haya espacio para todos”.

Al final de sus palabras el Presidente Santos Calderón formuló un llamado a todos los colombianos, para que “se contagien de este espíritu de fraternidad, y se unan en este gran proyecto nacional por nuestro presente y nuestro futuro”.