8 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Paisaje Cultural Cafetero debería convertirse en ente territorial

29 de junio de 2016
29 de junio de 2016
Crédito: Unipymes.com

MANIZALES, 30 de junio de 2016. Con ello, accedería a recursos del Estado y a otros instrumentos, tal como lo hacen las asociaciones de municipios o las áreas metropolitanas constituidas bajo el amparo de esa ley.

Así lo afirma el profesor Gonzalo Duque Escobar de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Manizales. Además, su propuesta estaría cobijada por una figura jurídica a la luz de la Ley de Ordenamiento Territorial de 2011.

“La Ley Territorial comenzó a considerar a las regiones, al crear una figura jurídica que las abriga. Por eso no es descabellado que el Paisaje Cultural Cafetero (PCC) se acoja a ella, y deje de ser una organización que no puede asumir funciones del Estado”, anota el docente.

El PCC en un principio dependía económicamente del Ministerio de Cultura, no obstante, desde 2014 a través del Consejo Nacional de Política Económica y Social se creó un documento Conpes para preservarlo, con la asignación de recursos por el orden de los 100.000 millones de pesos.

Justamente esos recursos se destinarían a programas de industrias culturales, intervención de vías terciarias, construcción de vivienda de interés social, fomento de la caficultura, preservación socioambiental, entre otros sectores.

“Pero ese Conpes pronto expirará. De ahí la importancia de estudiar la posibilidad de ser un ente territorial que pueda organizarse política y administrativamente”, acota el profesor de la U.N. Sede Manizales.

Asimismo, la propuesta apunta a expandir la visión para consolidar estrategias de planeación a largo plazo, que incluye programas de gestión del riesgo en los cuatro departamentos (Caldas, Risaralda, Quindío y Valle del Cauca) y los 47 municipios que hacen parte de la declaratoria como Patrimonio de la Humanidad, emanado por la Unesco el 25 de junio de 2011.

Otros instrumentos

El PCC es un área extensa geográficamente y conserva arraigos de una cultura que surge del cultivo del café, a la que se le suman aspectos arquitectónicos, tradición oral y paisaje.

Para el profesor Duque Escobar, esos argumentos deberían referenciarse dentro del Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018, desde la luz de la educación, la equidad y la paz.

Por ello, cita como ejemplo, en lo que concierne a lo educativo, urge una propuesta sustentable, como un fenómeno dinámico que está vivo.

“Es decir, se necesita incluir formación e instrucción desde las escuelas hasta la universidad con la capacitación de instructores que lo preserven y darlo a conocer”, precisa el docente y exponente del tema en foros, congresos y debates nacionales.

En cuanto a la equidad, el experto aseguró que se debe corregir asimetrías entre lo urbano y lo rural del PCC, especialmente en lo relacionado con la presencia del Estado, más notoria en el primero que en el segundo.

La propuesta de ser parte de otros instrumentos también incluye el Plan Departamental de Desarrollo de Caldas, donde podría incluirse a los pequeños productores rurales y artesanales, no solo a los agroindustriales.

“Después de cinco años, la Unesco llegará a visitarnos para preguntarnos qué tanto hemos hecho para preservar el PCC. Y no podemos arriesgarnos a que nos quiten la declaratoria”, puntualiza el ingeniero civil.

La U.N. Sede Manizales también ha apoyado el PCC desde la organización de eventos académicos e investigaciones que promueven su entendimiento y conservación.