21 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La cuarteta  de las camisetas enfundadas

Autodidacta. Periodista de largo aliento formado en la universidad de la vida. Destacado en cadenas radiales, diarios nacionales y co-fundador de medios como Colprensa y el diario digital Eje 21. Formador de buenos reporteros en Manizales, Bogotá y Medellín.
25 de junio de 2016
Por Orlando Cadavid Correa
Por Orlando Cadavid Correa
Autodidacta. Periodista de largo aliento formado en la universidad de la vida. Destacado en cadenas radiales, diarios nacionales y co-fundador de medios como Colprensa y el diario digital Eje 21. Formador de buenos reporteros en Manizales, Bogotá y Medellín.
25 de junio de 2016

Contraplano

orlando cadavid

Por Orlando Cadavid Correa 

Cuando empezaba la segunda mitad del siglo pasado afloraba en el periodismo criollo un género que marcaría impronta por  la creciente fiebre del balompié que siempre ha ido en alza.

Nacía por aquellas calendas en la crónica deportiva de las cuatro principales ciudades (Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla) una escuela sin maestros, pupitres, ni pizarrones, de quienes se ponían las camisetas de los equipos que amaban, lanzando por la borda la objetividad, una de las 7 virtudes que no deben faltar en el oficio.

Roberto Posada Garcia-peña
Roberto Posada García-Peña

Sin ponerse de acuerdo fueron irrumpiendo autónomamente en redacciones y cabinas de radio, cada uno en sus dominios, el bogotano Roberto Posada García Peña, “El Hincha Azul”,  cuando apenas contaba 14 años de edad; el antioqueño José Yepes Lema, ”El Malevo”; el exiliado cubano José Pardo Llada, nacionalizado en la cuna de su Deportivo Cali, y Edgar Perea Arias, “El Campeón”, nacido en Condoto, Chocó, y aquerenciado por siempre en su Barranquilla querida.

jose yepes
José Yepes Lema
Jose pardo llada
José Pardo Llada
Edgard Perea www.aldia.co
Edgard Perea

Posada –nieto del entonces director emérito de El Tiempo, don Roberto Garcia-Peña– publicaba semanalmente su columna vestida de azul, en homenaje a Millonarios, en las páginas deportivas del matutino de la Avenida Jiménez con la carrera séptima. El hinchismo de «D’artagnan´ languideció a medida que maduró como columnista de quilates políticos y el llamado «Ballet Azul» se convirtió a la sazón en una parodia cumbiambera de las que actuaban para los turistas interioranos en Taganga o Bocagrande.

Yepes aparecía también cada ocho días con su retórico  “Rincón de Casandra” en el desaparecido diario El Correo, en el que lanzaba apasionadas proclamas al Deportivo Independiente Medellín, conjunto al que le dirigía en letras de molde esta macabra súplica: “Oh, todopoderoso DIM, homicidame”.

Pardo molía hinchismo verde azucarado en su “Miradores”: el uno, impreso, en su columna diaria de Occidente, y el otro en sus espacios del medio día, por Radio El Sol, de Todelar. Cuando el cubano resolvió mezclarle política a sus programas radiales, hasta poner unas mayorías importantes en el Concejo de Cali, en elecciones municipales, y conseguir  una curul en la Cámara de Representantes, cambió con frecuencia de cadena, mas no de camiseta verdiblanca, la misma de don Alex Gorayeb.

Perea, quien siempre tuvo puesta la camiseta del Júnior de Barranquilla en todas sus transmisiones, siguió los pasos de Pardo, en la política, y llegó a ser senador de la república y embajador en Suráfrica, la tierra de su ídolo Nelson Mandela.

Casualmente, murieron el mismo año Posada García-Peña, (D’Artagnan), el 23 de febrero de 2009, y Pardo Llada, seis meses después, el 7 de agosto. “El Malevo” dejó de existir el 16 de enero de 2011, en Bogotá, por una insuficiencia cardiaca,  y Perea expiró en una clínica bogotana el 12 de abril de 2016. En “La Arenosa” se le tributó un sentido homenaje de despedida.

Sobreviven de esta camada de parciales de su equipo del alma los periodistas Yamid Amat Ruíz y Daniel Samper Pizano, dos santafereños de hueso colorado.

La apostilla: Sobre el origen del apelativo con el que se conoce, tiempos ha, al nuevo campeón del fútbol colombiano, nos escribe el colega Oscar Restrepo Pérez, “Trapito”:

“Me parece que el remoquete del «Poderoso» para el DIM fue una ingeniosa estrategia del periodista Miguel Zapata Restrepo. Espero no estar equivocado, pero tanto don Miguel, como el narrador  Jaime Tobon de la Roche, son genuinamente los dueños de ese mote. José Yepes lo hizo más frecuente y válido. Pueden consultar a Wbeimar Muñoz, que trabajó con Zapata y Tobon, y creo que él puede certificar el tema”.

([email protected])