7 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Estado no soluciona problema de hábitat con VIS

23 de junio de 2016
23 de junio de 2016

Manizales panoramica

MANIZALES, 24 de junio de 2016. La entrega de viviendas de interés social (VIS), por parte del Gobierno Nacional como solución a la crisis habitacional en el país, ha causado el surgimiento de nuevas necesidades, que no son atendidas como debe ser.

Así lo sostiene el profesor de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Manizales, Juan Gabriel Hurtado Isaza, quien considera que esta aparente solución del Estado es el inicio de una nueva problemática.

“Con la entrega de la casa no se le ofrece al nuevo poblador, generalmente caracterizado por vivir una fuerte crisis socioespacial, una oportunidad de capacitación laboral ni de estudio para que se defienda en este nuevo entorno que puede ser desconocido para él”, advierte el docente Hurtado.

“Es importante entregarle una nueva vivienda al habitante, ya que ciertamente estaba morando en un lugar de origen con una mala calidad habitacional, en condiciones de ilegalidad o de inminente riesgo, pero eso no lo es todo porque esta persona no puede suspender, a costa de sus nuevas responsabilidades económicas producto de la legalidad, sus necesidades vitales de alimento, abrigo y hasta la educación de sus hijos”, manifestó el académico.

La falta de acompañamiento, por parte de la administración municipal, puede llevar a los nuevos moradores a actividades que van en detrimento de la calidad de vida buscada con la entrega misma de la casa. Estas van desde subempleo e intermitencia económica hasta conductas y escenarios de mendicidad, robos y violencia, con tal de satisfacer las necesidades básicas del núcleo familiar.

Estas acciones evidencian que la solución radica en la formulación y ejecución de una política de hábitat, estructurada de forma integral en función del contexto de los habitantes, según palabras del profesor Hurtado Isaza.

La solución a este tipo de problemáticas tiene que ser pensada con los mismos habitantes. No se puede estandarizar y pretender que todos los pobladores de escasos recursos económicos adolecen los mismos problemas.

“Entiendo que es muy difícil, desde una administración municipal y un proceso, darle una solución única, específica y personalizada a cada habitante, pero al menos sí se puede tipificar la necesidad para generar grupos poblacionales sujetos de ser encaminados hacia una solución específica, mucho más acertada a sus necesidades y contexto”, comenta.

Tal vez no todos necesiten una capacitación, porque de seguro habrá muchos pobladores que sabrán y harán un oficio; a ellos se les podría brindar la posibilidad de vincularse a cadenas productivas, con el fin de incluirlos dentro de dinámicas económicas regulares.

El profesor Hurtado Isaza considera, además, que el Gobierno Nacional debe estar muy atento al reciente informe de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), publicado este martes 20 de junio. Según el documento, Colombia figura con el deshonroso primer lugar en procesos de desplazamiento interno de población, con 6,9 millones de casos.

Esta mirada analítica sobre Hábitat Urbano será el tema central de la ponencia que el docente ofrecerá en el foro “Ciudades globales y sociedades en movimiento”, que desarrollará la Universidad La Gran Colombia el próximo 30 de junio en Bogotá.

Agencia de Noticias UN