28 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

«Si la solución para el hacinamiento es sólo construir cárceles siempre vamos a estar retrasados”: MinJusticia

2 de abril de 2016
2 de abril de 2016

Medellín, 02 de abril_ RAM_ Ante los estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad de Medellín, el Ministro de Justicia, Yesid Reyes Alvarado, explicó el viraje que lidera esta cartera en la política carcelaria y penitenciaria del país, no sólo para mejorar las condiciones de los internos y disminuir el hacinamiento, sino para reducir los índices de reincidencia en la criminalidad.

Al resaltar que esta política debe ir más allá de la construcción de cárceles, Reyes recordó que, en el 2010, el país necesitaba 19.000 cupos en prisiones, de los cuales se han construido 16.000. Sin embargo, desde entonces, han entrado 40.000 nuevos internos al sistema carcelario.

Ante esta situación, el Ministro no sólo resaltó el trabajo que se realiza para promover las Alianzas Público Privadas, como alternativa de financiación para la ampliación de la infraestructura carcelaria, sino que insistió en la necesidad de limitar y racionalizar el uso del derecho penal. Respecto a este último aspecto, reiteró que existe un abuso de la detención preventiva.

“Es mucho más rápido meter gente a las cárceles que conseguir cupos nuevos. Si la política criminal está centrada en meter gente a la cárcel, los cupos nunca serán suficientes”, advirtió Reyes, tras señalar que, en Colombia, entre 1993 y 2014, la capacidad de la infraestructura carcelaria aumentó en un 163%, pero que en ese mismo periodo el número de personas que fueron a prisión, creció un 315%. “Eso deja la impresión de que el Gobierno no construye cupos”, dijo.

Durante su charla con los futuros abogados de esta universidad habló de los beneficios que le traerá al sistema carcelario la Ley de racionalización de la detención preventiva. Adicionalmente resaltó el trabajo que viene adelantando el Ministerio en materia de resocialización de la población privada de la libertad, a través de los proyectos piloto de teletrabajo que se desarrollan en las cárceles de Bogotá, Tunja y San Andrés.  También, con la vinculación del sector privado que les brinda capacitación y oportunidades de empleo a cientos de internos en el país.

“Si no les damos oportunidades a los pospenados seguiremos alimentando las cárceles”, anotó el Ministro, al explicar seguidamente, los beneficios que el proyecto de Casa Libertad, les ha traído a 220 personas que han salido de prisión, durante los ocho meses que el proyecto lleva funcionando.

Otro de los puntos que abordó en materia carcelaria, fue el cambio que se realizó al sistema de atención en salud para las personas privadas de la libertad y los nuevos parámetros para la construcción de prisiones, que buscan humanizar al máximo estos espacios.