17 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

«Se aproxima un desalojo en minas de Marmato»

15 de abril de 2016
15 de abril de 2016

No hubo acuerdos sobre desalojos, formalización y títulos mineros en Marmato

Marmato reunion de gobierno, mineros y Gran Colombia Gold

Marmato, 16 de abril de 2016. «La comunidad de Marmato tendrá que enfrentarse a un desalojo con un evidente exceso de fuerza que no se compadece con el espíritu pacífico y trabajador que ha caracterizado a nuestra población por siglos», denunció el Comité Cívico Pro-Defensa de Marmato y la Asociación de Mineros Tradicionales de Marmato-ASOMITRAMA.

Esas agremiaciones advirtieron que tras el fracaso de las reuniones sostenidas el pasado 13 de abril último, la Gran Colombia Gold solicitó a la Policía Nacional un operativo, «tal y como queda evidenciado en el oficio N°S-2016-003981, incluye el traslado de 500 efectivos del Escuadrón Móvil Antidisturbios, 10 vehículos tipo camión NPR para su movilidad, 4 ambulancias, carpa con personal médico, presencia del Ejército Nacional en las partes altas del cerro y decretar alerta amarilla y ley seca».

Este viernes divulgaron el siguiente comunicado:

En reuniones sostenidas el pasado 13 de abril de 2016 entre la comunidad de Marmato y la Viceministra de Minas, María Isabel Ulloa, el Alcalde de Marmato, Julio Vargas, el Personero Municipal, Wilson Castro, el Director de Corpocaldas, Juan David Arango Gartner, y delegados de la compañía canadiense Gran Colombia Gold, la Gobernación de Caldas, la Agencia Nacional de Minería, la Procuraduría General de la Nación, la Procuraduría General de Caldas, la Defensoría del Pueblo y la Policía Nacional, se discutió la problemática minera que aqueja a nuestra población a raíz de la actuación de diversas multinacionales y del Gobierno Nacional.

Pese a que los mineros de Marmato ratificamos nuestra voluntad de diálogo para intentar evitar el desalojo de las minas El Ceibal y El Palo, y posteriormente de otras 70 que tienen amparos administrativos interpuestos por la transnacional canadiense, la posición de la empresa y del gobierno nacional se centró en solicitarle a los mineros que abandonen los puestos de trabajo y firmen contratos con la compañía, tal y como intentaron hacerlo en 2011. Ante esta única opción, reafirmamos que se ha solicitado de tiempo atrás que a través de visitas técnicas, la opinión de las agencias del Estado y la valoración de peritos, se determine si estas 2 minas están ubicadas en la Zona Alta o en la Zona Baja del Cerro El Burro, en los términos que fijó el Decreto 2223 de 1954, propuesta que ha sido rechazada por la empresa.

De igual manera, recalcamos que los derechos de decenas de minas ubicadas en la Zona Alta del Cerro El Burro (que la compañía reclama como suyos), se extinguieron al dejarlas de explotar por más de año y medio, razón por la cual la Gran Colombia Gold no posee estos títulos mineros. No se puede pretender que desconozcamos el ordenamiento minero colombiano al avalar una ilegalidad que hemos denunciado por años ante distintas instancias del gobierno, siendo desoídos sistemáticamente.

Lamentamos que la conclusión del encuentro, después de 6 horas de discusión, sea que se debe proceder con el desalojo de las minas El Ceibal y El Palo, es decir, que la única alternativa es la que el Gobierno Nacional había asumido de antemano antes de la reunión.

Finalmente, alertamos a la comunidad nacional e internacional que el operativo que la Gran Colombia Gold le solicita a la Policía Nacional, tal y como queda evidenciado en el oficio N°S-2016-003981, incluye el traslado de 500 efectivos del Escuadrón Móvil Antidisturbios, 10 vehículos tipo camión NPR para su movilidad, 4 ambulancias, carpa con personal médico, presencia del Ejército Nacional en las partes altas del cerro y decretar alerta amarilla y ley seca. Bajo estos términos, la comunidad de Marmato tendrá que enfrentarse a un desalojo con un evidente exceso de fuerza que no se compadece con el espíritu pacífico y trabajador que ha caracterizado a nuestra población por siglos.

El Comité Cívico Pro-Defensa de Marmato y la Asociación de Mineros Tradicionales de Marmato-ASOMITRAMA, le hacen un llamado a la sociedad colombiana para que esté atenta al desenlace de estos hechos y se solidarice ante las amenazas a las que se enfrenta nuestro municipio. Mantenemos y mantendremos nuestra voluntad de diálogo para intentar superar esta problemática.