28 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Hoy por ti, mañana por mí (Dios no lo quiera)

20 de abril de 2016
Por Arturo Yepes Alzate
Por Arturo Yepes Alzate
20 de abril de 2016

Arturo Yepes Alzate.

Arturo Yepes reducidaOrar es actuar. Nuestros hermanos residentes en Ecuador y los propios ecuatorianos, necesitan de nuestro apoyo solidario.

Recordemos que Manizales y buena parte del occidente colombiano (el Triángulo del café) es zona sísmica, recorrida por varias fallas geológicas.
De 246 muertos que el gobierno ha identificado hasta ahora, seis son colombianos, según informes de la cancillería.

El Ministerio de Relaciones Exteriores ha recibido más de un centenar de solicitudes para localizar a colombianos en territorio ecuatoriano, de las que se han resuelto algo más de 50. Todavía muchas personas siguen sin localizar.

Todo el país debe estar sintonizado con la ayuda a los afectados, pero mucho más debemos estarlo quienes somos potenciales víctimas de la naturaleza en el Viejo CALDAS. Sólo así seremos merecedores de auxilio cuando lo necesitemos (inexorablemente vamos a estar en esa condición. No sabemos cuándo, pero ocurrirá).

La primera opción es la obvia: donar dinero. La alcaldía de Manizales dispondrá puntos de acopio y entidades financieras para recibir las donaciones.

Si cada familia asalariada (más de 100mil en CALDAS), da 10 mil pesos (3 dólares), lograríamos acopiar mil millones de pesos para atender a nuestros hermanos en Ecuador.

Ya el Gobierno de Colombia ha enviado agua, raciones y
rescatistas colombianos con equipos especializados. Por eso la mejor contribución es efectivo, para cubrir los gastos de nuestros compatriotas en Ecuador.