30 de junio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gobierno pidió a CIDH revocar medidas cautelares por muertes de niños wayuu

15 de febrero de 2016
15 de febrero de 2016

BOGOTA, 15 de febrero de 2016 (RAM) El Ministerio de Relaciones exteriores solicitó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que se revoquen las medidas cautelares a favor de niños, niñas y adolescentes de las comunidades de Uribía, Manaure, Riohacha y Maicao del pueblo wayuu de La Guajira, concedidas el pasado 17 de diciembre.

El documento firmado por el viceministro de Asuntos Multilaterales y con fecha del 30 de diciembre de 2015, argumenta que el Gobierno ya tomó medidas para prevenir las muertes por desnutrición de los menores.

La solicitud expresa que: “con fundamento en lo expuesto en los párrafos precedentes, el Estado Colombiano se permite reiterar su solicitud respetuosa de que se revoquen dichas medidas cautelares por cuando se han acreditado y demostrado las medidas urgentes y de carácter estructural que el Gobierno Nacional viene aplicando a esta situación”.

Cabe recordar que un día antes de la firma de esa solicitud, fracasó una reunión entre el viceministro Francisco Echeverri y el líder wayuu Javier Rojas Uriana, quien no se presentó al encuentro, ya que argumentó amenazas en su contra, por lo que no se pudo desarrollar esta reunión.

La solicitud de medidas cautelares, elevada a principios del mes de diciembre, sostenía que los de niños, niñas y adolescentes de las comunidades de Uribía, Manaure, Riohacha y Maicao del pueblo wayuu, en el departamento de la Guajira, se encontrarían en riesgo debido a la presunta falta de acceso a agua potable y el estado de desnutrición de niños y niñas de la comunidad.

Según la información de la solicitud, esta situación habría causado la muerte a 4770 niños y niñas durante los últimos ocho años.

Tras analizar los alegatos de hecho y de derecho, la Comisión consideró que la información, en principio, demuestra que los miembros de estas comunidades se encuentran en una situación de gravedad y urgencia, puesto que sus vidas e integridad personal se encontrarían amenazadas y en riesgo.