20 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Tiempos verbales, frases comodines, o (conjunción)

Profesor y catedrático, algunos años; rebuscador, otros tantos, y hoy, escritor y defensor ferviente de nuestro hermoso lenguaje castellano.
9 de diciembre de 2015
Por Efraim Osorio
Por Efraim Osorio
Profesor y catedrático, algunos años; rebuscador, otros tantos, y hoy, escritor y defensor ferviente de nuestro hermoso lenguaje castellano.
9 de diciembre de 2015

QUISQUILLAS DE ALGUNA IMPORTANCIA  

efraim osorio

“Huid del país donde uno solo ejerza todos los poderes: es un país de esclavos”. 

‘Para eso se hizo la aspirina’, le dicen al paciente aquejado de jaqueca. Y para eso se hicieron los tiempos de los verbos, es decir, para saber cuándo ocurre, ocurrió, ocurría u ocurrirá la acción del verbo empleado. Y para expresar esto correctamente no se pueden usar estos tiempos arbitrariamente, ya que si es pasado, es pasado; si presente, presente; si futuro, futuro… Lo mismo se puede afirmar de los modos verbales: si es indicativo, es indicativo; si subjuntivo, subjuntivo… Lo más frecuente es echar mano del subjuntivo por el indicativo, vicio que yo llamo ‘subjuntivitis’, endémico en los oradores de tiempos idos, por ejemplo: “Hoy digo, como dijera Simón Bolívar el primero de febrero de 1814, “Huid del país donde uno solo ejerza todos los poderes: es un país de esclavos”*. “…como dijo Simón Bolívar…”, porque, en realidad, esas palabras las pronunció el Libertador. Tropieza uno también, de cuando en cuando, con quienes dicen ‘diría’ en lugar de ‘dijo’, muestra de lo cual es esta afirmación del presbítero Jaime Pinzón Medina: “Entonces la antimateria no es un ‘tertium quid’ o, como diría Platón, un ‘tritón ti’, un tercer género de cosa…” (Papel Salmón, 22/11/2015). “…como dijo Platón”, porque, que lo dijo, lo dijo. Si Aristóteles viviera, lo ‘confirmaría’. ‘Diría’ es el pospretérito o potencial simple de indicativo, que se usa para indicar un hecho pasado, presente o futuro, que sólo está en la imaginación, imposible de ser realizado pues no llena las condiciones requeridas para ello, verbigracia, “si Bolívar viviera todavía, les diría esas mismas palabras a sus paisanos”. Pero ‘sería’ como predicar en el desierto… ***

Hay frases tan atractivas para algunos escritores que, aunque no cuadren en el contexto, las tienen que usar, por ejemplo, “en este orden de ideas”, que, como digo de otras parecidas, dice mucho y no dice nada. El editor internacional de El Tiempo, Eduard Soto, comienza su artículo “El péndulo regresa a América Latina” de la siguiente manera: “El péndulo parece venir de regreso, y, en este orden de ideas, el triunfo del conservador Macri…” (El Tiempo, 24/11/2015). ¿Cuáles ideas, señor Soto, si menciona una sola? Para que este comodín tenga alguna justificación, deben precederlo varias ideas relacionadas entre sí y que lo siga una deducción lógica de ellas. Pero usarlo sólo por el gusto de ello es una tontería. Como es bobada también usar la locución “en la medida en que”, otro comodín inútil de cinco palabras que pueden ser reemplazadas por una sola, entre éstas, ‘porque’ (conjunción causal), ‘si’ (conjunción condicional), ‘cuando’ (adverbio de tiempo), según el contexto. Como  muestra, la siguiente frase de un editorial de LA PATRIA: En la medida en que los líderes (…) trabajen juntos con la claridad de llevar al posicionamiento de Manizales como un gran campus universitario, será posible concretar tales sueños con mayor prontitud” (28/11/2015). Redactada sin el comodín, he aquí el resultado: “Si los líderes (…) trabajan juntos (…), será posible…”. ¡Oh! ***

Cuando a dos palabras las une la conjunción disyuntiva ‘o’, solamente una de ellas recibe la acción del verbo, por lo cual éste se construye en singular, verbigracia, “a la reunión irá el gerente o el secretario”. En la segunda entrega de la narración de la tragedia de Armero, el columnista Álvaro Gartner escribe: “En el segundo o tercero viajes pasamos…” (LA PATRIA, 27/11/2015). Es éste, don Álvaro, un gazapo de tres yemas: la primera, si el sustantivo es plural, ‘viajes’, su artículo, también, ‘los’; la segunda, como los adjetivos están unidos por la conjunción ‘o’, el sustantivo al que determinan debe ir en singular; la tercera, cuando los adjetivos numerales ordinales ‘primero’ y ‘tercero’ preceden inmediatamente al sustantivo correspondiente se apocopan, ‘primer’ y ‘tercer’. Según todo esto, la frase castiza es “en el segundo o tercer viaje…”. Ahora bien, si en los dos viajes sucedió lo mismo, la frase sería “en los segundo y tercer viajes…”, aunque por eufonía es mejor cambiar el orden de las palabras y decir “en los viajes segundo y tercero…”. Y colorín colorado…

*Cita tomada del libro “Pensamientos de Bolívar”, dirigido por la doctora María Eloísa Álvarez del Real, editado por Editorial América, Panamá.

[email protected]