27 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Lo que va del oro puro a la mermelada santista

11 de diciembre de 2015
Por William Calderón Zuluaga
Por William Calderón Zuluaga
11 de diciembre de 2015

LA BARCA DE CALDERÓN

Por William Calderón Z.

william calderonRememorando la vieja figura del famoso «Barril de los Puercos» –término despectivo que se utiliza para referirse a la contribución de dinero público que los miembros del Congreso tienen a su disposición para financiar proyectos de interés local, y que frecuentemente se utiliza impúdicamente para ganar votos– los denominados “Mermelados” conservadores regresaron a la cochera del presupuesto general de la Nación para ver qué migajas les caen de las sobras del rico Epulón que le quedan a la olla raspada del régimen diabético de los camaradas Juampa y su hermano Enrique, dejando a los “finchos”, Andrades y Gerlein, fieles representantes de la escoria conservadora, en sala de espera, mientras los dueños del aviso –los Benedetis y los Roys– hacen restos.

UNA REACCION

El Barquero se encontró con la ex candidata presidencial Marta Lucia Ramírez de Rincón,  quien fiel a sus postulados, mantiene su postura independiente frente a quienes medran por unos cargos en el Ministerio de Agricultura como el Incoder, sin darse cuenta de que este ente había sido liquidado por decreto presidencial para crear tres entidades nuevas y con estas  llenar el apetito de los famélicos conservadores, hambrientos del ultimo   plato de lentejas que se ofrece desde la Casa de Nariño por los sirvientes del régimen pro-bolivariano.

DESDE LA OPERA

A cuadra y media del dispensario nacional, frente a la Cancilleria General de la República, los burócratas de  turno (conocidos a sus espaldas como los conservadores desteñidos) preparan su regreso por la puerta de atrás al colectivo de la unanimidad nacional con plebiscito incluido y refrendar así los acuerdos de paz con los camaradas de Juampa, los narcoterroristas de las Farc.

Para tal efecto van por la cabeza del yerno del ex presidente Gaviria, el joven  jefe  de la colectividad conservadora que despacha desde el barrio La Soledad,  David Barguil , pues el novio de María Paz no da su brazo a torcer ante los requerimientos clientelistas de quienes quieren arriar con las banderas del Partido Conservador, el de los ex mandatarios Laureano Gomez , Mariano Ospina Perez , Guillermo León Valencia , Misael y Andrés Pastrana. Ojo que se trata del mismo Partido del líder inmolado Alvaro  Gomez Hurtado.

UNA RECORDACION PUNTUAL

Recordemos que el pasado 12 de abril del año que concluye  tres veteranos dirigentes conservadores: el bogotano Enrique Gómez Hurtado, el antioqueño Mariano Ospina Hernández y el caucano Ignacio Valencia López hijos, en orden de los ex presidentes conservadores Laureano Gómez, Mariano Ospina y Guillermo León Valencia, pidieron públicamente a su partido que diera un paso al costado y que enarbolara las banderas de la oposición al presidente camarada bolivariano juampa, al cual ayudaron a elegir en 2010. Pero los debiluchos jefes de entonces prestaron oídos sordos a esta justificada propuesta. ¿Hasta cuándo y por qué persistirán en semejante error político?