21 de junio de 2024

Líderes religiosos presentan ruta de trabajo conjunta para una paz sostenible

10 de diciembre de 2015
10 de diciembre de 2015

BOGOTA, 10  de Diciembre de 2015 (RAM)  Líderes de diferentes confesiones religiosas y espirituales comprometidos en la construcción de paz y reconciliación en Colombia presentaron un primer balance de los avances y resultados de Cree en la Reconciliación, iniciativa que tiene como objetivo acercar a líderes de las diferentes confesiones religiosas y espirituales del país para reflexionar sobre su rol en materia de paz y de reconciliación.

Esta iniciativa hace parte de Reconciliación Colombia, organización de carácter multisectorial que busca contribuir desde la sociedad civil a la reconciliación de Colombia desde un enfoque regional a través del diálogo y la acción colectiva con el fin de tener un impacto transformador en el país.

Durante un encuentro con periodistas de medios nacionales e internacionales, voceros del proyecto destacaron los esfuerzos y logros que durante año y medio han venido construyendo como ruta y plan de trabajo colectivo para implementar en las regiones más afectadas por el conflicto armado. Es la primera vez en la que líderes de diferentes confesiones espirituales en el país se unen para trabajar en una propuesta conjunta orientada a la paz y la reconciliación.

El encuentro contó con la participación de Lorena Ríos, Coordinadora Nacional de Asuntos Religiosos del Ministerio del Interior; Alejandro Santos, Director de la Revista Semana y Presidente del Consejo Directivo de Reconciliación Colombia; Ángel Peccis, Director de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI); Marcos Peckel, Director Ejecutivo de la Confederación de Comunidades Judías de Colombia; Fanny Ochoa, Directora del Centro de Altos Estudios Islámicos y Leonel Narváez, Presidente de la Fundación para la Reconciliación.

Como resultado de la unión de sus experiencias y voluntad de trabajar por el país, la ruta que los líderes religiosos y espirituales de Colombia han construido de manera conjunta, contempla cuatro ejes de trabajo que se enfocan en aprovechar las capacidades del sector religioso en pro de los retos que traer la paz: incidencia pública, pedagogía, memoria y víctimas y comunicaciones. Según la más reciente encuesta del Barómetro de las Américas, las organizaciones religiosas ocupan el primer lugar en la confianza que depositan los colombianos.

Entre las acciones propuestas se encuentran: la publicación de un libro desde la perspectiva del sector de las confesiones religiosas que busca mostrar los procesos y víctimas que han tenido un acompañamiento desde la dimensión espiritual, encuentros regionales e intersectoriales que buscan fomentar la participación de la sociedad en los procesos de justicia restaurativa ya existentes, trabajo focalizado con medios de comunicación y periodistas en formación, estrategias pedagógicas que permitan entender la reconciliación desde la escuela y la familia y la realización de encuentros locales para la sensibilización que buscan crear comités impulsores en las regiones para dar voz a los territorios y realizar acciones públicas de reconciliación con actores clave, entre otras.

Para Alejandro Santos, Presidente del Consejo Directivo de Reconciliación Colombia, “en este momento que vive Colombia hay que entender nuestro papel como sociedad civil y las confesiones religiosas son un importante actor de este proceso porque su mensaje llega a millones de colombianos”. A lo que Ángel Peccis, Director de la Organización de Estados Iberoamericanos, agregó “las confesiones religiosas van a tener un papel trascendental: desde la pluralidad, pero trabajando juntas”.

Uno de los primeros resultados de Cree en la Reconciliación fue el Primer Encuentro Interreligioso, que se llevó a cabo en mayo pasado. Del evento salieron 12 propuestas, cuyo contenido confirma la incidencia de las confesiones religiosas en la construcción de paz y de reconciliación nacional. Una de esas propuestas colectivas fue la elaboración de una carta firmada por 26 líderes de diferentes confesiones espirituales titulada “Las armas son el fracaso de la palabra”, que fue dirigida a los miembros de la mesa de negociaciones en La Habana, misiva que tuvo acogida positiva tanto en el Gobierno como en las FARC.

“Desde septiembre del año pasado venimos trabajando en la identificación de aquellas confesiones religiosas y líderes espirituales que mediante su voluntad, conocimiento y experiencia han hecho o quieren hacer un aporte a la construcción de una ruta de trabajo conjunta que impacte a las comunidades, seguidores y congregaciones en acciones que contribuyan a la reconciliación desde los actos más cotidianos y sencillos”, señaló Daniel Téllez, Director de Cree en la Reconciliación.

La iniciativa ha promovido y acompañado encuentros y diálogos interreligiosos locales para sensibilizar y alentar compromisos de reconciliación y paz. Cree en la Reconciliación, aglutina a católicos, cristianos evangélicos, menonitas, luteranos, anglicanos, adventistas, pentecostales, judíos, musulmanes, budistas, hinduistas e indígenas con creencias y tradiciones ancestrales, entre otros.

Otros de los voceros de la rueda de prensa señalaron lo siguiente: “por más de un año todas las iglesias hemos tratado de dejar atrás nuestros dogmatismos para trabajar juntos”, padre Leonel Narváez. “Vamos a hacer un mapeo para identificar los programas de reconciliación que vienen trabajando las iglesias”, Lorena Ríos, Coordinadora de Asuntos Religiosos del Ministerio de Interior. “Si aceptamos multiculturalidad en el tema religioso, daremos un aporte a la paz”, Fanny Ochoa, directora Centro de Altos Estudios Islámicos

El proyecto opera a través de un comité técnico del que hacen parte, entre otros, delegados del Ministerio del Interior, la Conferencia Episcopal, el Consejo Evangélico de Colombia, la Fundación para la Reconciliación, la Mesa Ecuménica Nacional por la Paz, el CINEP, la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) y las universidades Javeriana y del Rosario, el Centro Internacional para la Religión y la Diplomacia, la Confederación de Comunidades Judías de Colombia, Justapaz, Puentes para la Paz, el Centro de Altos Estudios Islámicos, la Comunidad Budista Soto – Zen, entre otros.