26 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La comunidad de Milenium en Dosquebradas celebró su última jornada sociocultural del 2015

1 de diciembre de 2015
1 de diciembre de 2015

 

Milenium dosquebradas

Con una gran fiesta de talentos en la que se realizaron muestras culturales, artísticas y gastronómicas, finalizó la segunda fase del proceso sociocultural que se desarrolló durante los últimos cinco meses del 2015 con la comunidad del barrio Milenium, donde habitan alrededor de 1.890 personas.

La programación de este cierre contó con presentaciones de la misma comunidad, donde se destacaron intérpretes de música popular, propios de la cultura de Risaralda, bailes folclóricos, como la cumbia y típicos como la salsa, además de la exposición de platos gastronómicos representativos de la región como el fiambre y el sancocho en leña.

Asimismo, gracias a la buena acogida que tuvo el proyecto ‘Comunidad-es arte, biblioteca y cultura: escenarios para la paz’, en esta urbanización, fueron varias las personas que pasaron al frente con pancartas a dar sentidos agradecimientos por lo que el proyecto logró en su comunidad: una comunidad empoderada, una comunidad unidad y una comunidad esperanzada a seguir adelante mediante el fortalecimiento del tejido social que instaura los procesos de arte y cultura.

También, no faltó quien se inspiró para escribir un poema dedicado al barrio y al proyecto, en esta nueva trasformación positiva que empiezan a experimentar. Esta composición la realizó Gloria Vélez, una voluntaria de promoción de lectura de la comunidad.

En el marco del evento se contó con la presencia del ‘Bibliobus de la memoria’, Traza sueños, y se gestión una articulación con los cuenteros de la región que mantuvieron en un mundo mágico los más pequeños.

“Me parece muy bueno que el proyecto haya venido hasta acá porque somos una comunidad vulnerable y ustedes han venido a darnos ideas a empoderarnos a incentivarnos, y ya tenemos una forma de ocupar el tiempo. Así el proyecto hoy cierre, yo rescataré siempre mi baile, la cultura que tengo de enseñarle a los niños y niñas a bailar, porque es posible que este tiempo libre se dediquen al conocer más sobre los ritmos y así hacer montajes coreográficos”. Afirma Kevin Becerra, un joven de la comunidad de Milenium, quien siempre se destacó en su urbanización por llegar de su trabajo, y sin importar el cansancio reunía a los niños para ensayar las coreografías.

Por su parte, Daysi Jiménez, coordinadora departamental del Eje Cafetero, aseguró que ese no es sólo un cierre donde ya culmina todo, sino que por el contrario, es la oportunidad para visibilizar todas las capacidades que se dejan instaladas.

“Dejamos instalado un comité cultural a nombre de Kevin Becerra, que es un líder cultural que salió de estas jornadas. Considero que está tan arraigado dentro de la comunidad y lo reconocen tanto, que va a ganar mucho más espacio de Milenuim; queda la biblioteca pública comunitaria Milenium, que es un espacio maravilloso para que todos tengan dentro del barrio un espacio de lectura el cual compartir. También le dejamos a la comunidad una articulación institucional que se realizó con la universidad Tecnológica de Pereira, la Cámara de Comercio y Confamiliar Risaralda, quienes se unieron y dejaron unas becas donde van poder capacitarse en pro de la lectoescritura; eso va a permitir fortalecer la biblioteca pública comunitaria”.

“Por otra parte, aquí rescatamos mucho la gastronomía, por eso dejamos un grupo de señoras que siempre nos colaboraron con las ollas comunitaria. A ellas les dejamos un libro de recetas con el compromiso de que lo sigan fortaleciendo con los sabores y saberes”. Puntualiza Daysi Jiménez, quien también asegura que no sólo se dejan cosas tangibles. “También, algo muy importante que es la unión entre las torres que conforman la urbanización, se derrumbó una barrera, y ahora se instaura una amistad en torno a los espacios culturales como lo es la esquina cultural”.

Ganadores de la beca de estímulos por la biblioteca comunitaria de Milenium

La comunidad del barrio Milenium fue una de las que contó con el privilegio de conseguir una de las cinco becas que el programa Nacional de Estímulos del Ministerio de Cultura ofreció este año al proyecto ‘Comunidad-es arte biblioteca y cultura’.

Ellos fueron acreedores de esta pasantía con el escritor Nahum Montt, por su propuesta Rescatando saberes, que tiene por objetivo la facilitación de un espacio de encuentro que se establezca como una biblioteca comunitaria, con la finalidad de que la comunidad del barrio pueda acceder a la lectura de forma cómoda y grata, brindado servicios de extensión bibliotecaria y talleres de animación y promoción de lectura.

Sara María Cardona, es la representante de la comunidad, que está a cargo de la biblioteca pública comunitaria de Milenium y afirma que este es uno de sus sueños cumplidos.

”Yo vengo trabajando con el proyecto desde el año pasado y ha sido excelente. Primero me entregaron la biblioteca móvil, luego la caja de herramientas y ahora esta año, gracias al apoyo del proyecto, me gané la beca de Estímulos para mejorar la biblioteca comunitaria del barrio, ustedes son el pilar mío y le han dejado mucho a esta urbanización”, anota Sara Cardona.

Así finaliza en el 2015 la segunda intervención sociocultural que deja varias capacidades instaladas, tanto en la unión y el empoderamiento que se refleja en las personas, como en los espacios del barrio, con la biblioteca y la esquina cultural. Así es como se aporta a la construcción de escenarios para la paz.

Comunidad-es arte, biblioteca y cultura: escenarios para la paz es un proyecto creado por el Ministerio de Cultura, la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, UARIV, y la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema – ANSPE, que se desarrolla en las viviendas de interés prioritario 100% subsidiadas por el gobierno nacional.