20 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El acuerdo climático “ofrece la mejor oportunidad de salvar al único planeta que tenemos”: Obama

14 de diciembre de 2015
14 de diciembre de 2015

WASHINGTON, 14 de diciembre de 2015 (RAM) Los líderes mundiales que dialogaron en París “estuvieron a la altura” del desafío y la gente puede estar más confiada en que el planeta estará en mejor estado para la próxima generación, afirmó el presidente estounidense Barack Obama, al destacar el acuerdo sobre calentamiento global logrado en la cumbre de París. Para Obama, el acuerdo “ofrece la mejor oportunidad de salvar al único planeta que tenemos”.

“Creo que este momento puede ser un punto de inflexión para el mundo”, afirmó Obama. “Hemos mostrado que el mundo tiene tanto la voluntad como la habilidad para asumir este reto”, añadió el mandatario estadounidense.

“Hoy podemos estar más seguros de que el planeta va a estar en mejor forma para la nueva generación”, dijo Obama al resaltar el acuerdo firmado por cerca de 200 países y cuyo objetivo es mantener la temperatura media mundial muy por debajo de dos grados centígrados respecto a los niveles preindustriales.

Para asegurar que se alcanza el objetivo de menos de dos grados, la primera revisión de las contribuciones nacionales tendrá lugar en 2018, y la primera actualización de las mismas será en 2020.

No habrá sanciones, pero existirá un comité de cumplimiento que diseñe un mecanismo transparente para garantizar que todo el mundo hace lo prometido, y que advierta antes de que expiren los plazos si está o no en vías de cumplirse.

El acuerdo obliga legalmente a los países desarrollados a contribuir a financiar la mitigación y la adaptación en los Estados en desarrollo, y anima a otros países que estén en condiciones económicas de hacerlo a que también aporten voluntariamente.

Obama indicó que si bien el acuerdo no es perfecto, crea un marco que contiene revisiones y valoraciones periódicas para asegurar que los países cumplen con sus compromisos para frenar las emisiones de carbono.

Dijo que en la medida que avanza la tecnología, los objetivos pueden ser actualizados con el tiempo. El pacto también exige el apoyo a las naciones más vulnerables mientras buscan un crecimiento económico más limpio.

“En suma, este acuerdo representará menos de la emisión de carbono que amenaza a nuestro planeta y más empleos y crecimiento económico generado por inversiones bajas en carbono”, advirtió Obama.

El mandatario destacó el “espectacular” trabajo de su secretario de Estado, John Kerry, y de la delegación estadounidense que participó en la cumbre y dijo que este acuerdo es también un tributo al “liderazgo” de EE.UU. en el combate al calentamiento global.

Sin embargo, las negociaciones climáticas han generado la oposición de los republicanos que controlan el Congreso, pues afirman que el compromiso de Obama para reducir las emisiones de las plantas generadoras de electricidad de Estados Unidos costaría miles de empleos y generaría aumentos en los costos de la electricidad.

El senador republicano James Inhofe de Oklahoma dijo que los estadounidenses pueden esperar que el gobierno use el acuerdo como una excusa para fijar metas de emisiones en cada sector de la economía de Estados Unidos.

A su turno, el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, de Kentucky, indicó que Obama “hace promesas que no podrá cumplir, firmando cheques que no podrá hacer efectivos, y pasando sobre la clase media para atribuirse el mérito por un ‘acuerdo’ que está sujeto a ser destrozado en 13 meses”.

No obstante, varios legisladores demócratas aplaudieron los esfuerzos de Obama. El senador Harry Reid, el líder de la minoría de ese partido en la cámara alta, dijo que el cambio climático representa una de las mayores amenazas que el mundo haya conocido, y que ningún país actuando por su cuenta puede detener la marea.

“Este es el momento de actuar”, advirtió Reid, de Nevada. (Información con Agencias)