21 de junio de 2024

Cuentas claras para una pensión digna

7 de diciembre de 2015
Por Jorge Eliécer Castellanos
Por Jorge Eliécer Castellanos
7 de diciembre de 2015

Jorge Eliécer Castellanos

jorge castellanosA propósito del tema de la anunciada reforma al sistema pensional colombiano, bien vale la pena establecer las cuentas claras a través de un cuadro de simulación financiera, previo, para calcular la diferencia económica sobre las posibilidades de obtener la prestación económica a través de los Fondos Privados de Pensión o del sistema de Prima Media con prestación definida; alternativas creadas a partir de la vigencia de la ley 100 de 1993, es decir desde el 1 de abril de 1994.

Muchas expectativas se crearon con las Administradoras de los Fondos Privados de pensiones, pues siempre se ha dicho que si los trabajadores tienen muchos recursos y grandes ingresos laborales, la opción mejor se localiza en la cuenta de ahorro individual establecida por tales fondos de Pensiones en donde se puede ahorrar más allá del aporte de ley que corresponda al salario recibido.

Un simple ejercicio financiero de un cuentahabiente de los fondos nos acerca mucho a un panorama real de verdadera o equivocada alternativa pensional.
Un pensionado, a manera de ejemplo, de una Administradora de Fondo Privado de pensiones recibe hoy una prestación cuantificada en $3.5 Millones que es una cifra inferior al interés y rendimiento corriente del saldo con que cuenta en Porvenir, si se tiene en cuenta que posee un saldo total en su cuenta de más de $ 832 Millones. Es decir el Fondo le paga un valor un poco superior al 4 por mil mensual, cuando un CDT estaría pagándole una tasa efectiva mensual del 0.466 por ciento o de 5.6% anual. La diferencia es notoria en detrimento de sus ingresos menoscabados.

El pensionado, quien ya cuenta cerca de 73 años, manifiesta que acorde con los aportes por pensiones realizados al Fondo Privado, siempre aspiró a que su mesada estuviera cercana a los mismos salarios mínimos que cotizó toda su vida, 25, y en tal virtud alcanzó los $832 millones en su cuenta de ahorro individual.
La aspiración de ese monto mensual del pensionado en referencia, contrasta, efectivamente, con la suma que el fondo Privado le cancela, la cual alcanza escasamente a 7 salarios mínimos mensuales legales vigentes.

Así las cosas, el pensionado reitera que la mensualidad que le cancela el Fondo es exigua frente a la expectativa que siempre ha tenido, y su cara advierte plena insatisfacción cuando comenta el tema dado que mucho va del cántaro de 7 a 25 salarios mínimos mensuales vigentes.

Sostiene el frustrado pensionado que su situación es similar a la de muchos otros colombianos que también tienen su cuenta de ahorro individual en el Fondo Privado de Pensiones y se duele porque esa suma no le permite mantener una subsistencia digna, -derecho constitucional fundamental-, pues buscó siempre con aportes elevados una pensión justa y más alta que la que recibe de $3.5 millones.

Advierte con mucho dolor, que muy seguramente, en Colpensiones con la suma que ahorro en el Fondo Privado la pensión superaría los $11 Millones.
El hecho está consumado y no hay tiempo ni forma alguna para echar hacia atrás.

El pensionado seguirá laborando hasta cuando su corazón y fuerzas lo permitan tal como lo ha hecho durante más de 30 años para tratar de compensar la diferencia entre el monto pensional que deseó y la suma que recibe actualmente como pensión, no obstante que sus fuerzas se han diezmado púes, sostiene con gesticulación dramática, que con 7 salarios mínimos vigentes no le alcanza para mantener su acostumbrado ritmo de vida.

Por lo expuesto, para las generaciones anteriores y la presente, viene bien hacer las cuentas claras para evitarse tropiezos al final del camino, en materia de escogencia de fondos de pensión.