21 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Cifras del Censo Agropecuario no concuerdan con las de los gremios

1 de diciembre de 2015
1 de diciembre de 2015

BOGOTA, 01 de diciembre de 2015 (RAM)  El pasado 11 de agosto el Dane empezó a publicar los resultados del Tercer Censo Nacional Agropecuario. En las diferentes entregas que ha realizado la entidad, mediante boletines informativos, se expusieron cifras del sector agrícola y pecuario. Sin embargo, los datos no coinciden con los que tienen Fedepalma, Fenalce y el Fondo Nacional del Ganado, FNG, administrado por Fedegán.

De acuerdo con el Sistema de Información Estadística del Sector Palmero, Sispa, que tiene la Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite, Fedepalma, este año, de las 466 mil 185 hectáreas que se destinan para esta planta, 377 mil 662 pertenecen a la producción como tal, mientras que en las 88 mil 523 restantes se da el desarrollo de las palmas, es decir, que aún no alcanzan la edad productiva. De la cifra total, el presidente ejecutivo del gremio, Jens Mesa Dishington, señaló que la producción llega al millón de toneladas.

El panorama es similar con el sector cerealero. Mientras que el Dane aseguró que en el país hay 268 mil hectáreas destinadas para la producción de maíz amarillo y que se obtuvieron 727 mil toneladas, para la Dirección de Investigaciones Económicas de la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas, Fenalce, las cifras son otras.

Según el área económica de Fenalce, para el año 2015 A (que corresponde al primer semestre en el que se obtuvo la recolección del maíz amarillo) se destinaron en el país 111 mil 27 hectáreas, para obtener un total de 376 mil 850 toneladas.

Finalmente, en el sector ganadero, el Dane expuso que en el país hay 21,4 millones de cabezas de ganado en 33,8 millones de hectáreas de pastos. Por su parte, la Oficina de Planeación del Fondo Nacional del Ganado, FNG, administrado por la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, indicó que en sus registros el inventario bovino nacional está en 22 millones 593 mil de cabezas de bovinos, los cuales se ubican en 30 millones de hectáreas de pastos.

Al respecto, Indalecio Dangond, columnista de este diario, en su más reciente publicación dijo: “Al director del Dane, Mauricio Perfetti, le convendría dejar de estar anunciando en ruedas de prensa los resultados del Censo Agropecuario y dedicarse -en lo que resta del año-, a corroborar las cifras con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y los gremios de la producción agropecuaria, para evitar interpretaciones equivocas y dudas sobre la metodología aplicada”.

“Aquí tenemos una enorme oportunidad. Este es el trabajo que viene haciendo el país en el tema ambiental con países que quieren apoyar y acompañar a nuestro Gobierno y a toda la política pública ambiental del Gobierno Nacional”, indicó el Ministro Gabriel Vallejo.

Reiteró que “esos recursos los están entregando el gobierno de Noruega, el gobierno alemán y el gobierno del Reino Unido. En esta primera etapa eran muy importantes los mecanismos de verificación. Esto quiere decir: cuáles son los medios que va a utilizar el Gobierno Nacional, el Ministerio de Ambiente, para probarles a estos gobiernos que el proceso de reforestación o restauración se está ejecutando, se está llevando a cabo”.

Indicó que en el primer trimestre (de 2016) “se van a tener los primeros 35 millones de dólares de los años 2013 – 2014. Aquí vamos caminando para ese gran concepto, ese gran sueño, de poder tener la Amazonía cuidada, la Amazonía que es el pulmón del mundo. La segunda muy buena noticia son los recursos adicionales para el resto del país”.

De acuerdo con el jefe de la cartera ambiental, estos recursos van dirigidos principalmente a zonas que han estado afectadas por 50 años de guerra en todo el país.

Al respecto el Ministro de Ambiente declaró: “Esto tiene una cosa muy importante, lo hemos dicho, lo hemos repetido, el Presidente Santos hoy lo va a ratificar así, y es que el mayor beneficio de la paz, fuera de los 48 millones de colombianos, lo va a tener el tema ambiental, las zonas que han sido declaradas, donde hay cultivos ilícitos, donde ha habido minería criminal. Estos recursos van dirigidos a estas zonas, principalmente, que han estado afectadas por estos 50 años de guerra en todo el país”.

“Así es que los beneficios de la paz se empiezan a ver y se verán cada vez más en términos ambientales, en acciones concretas, como estos recursos que se van a llevar a esas zonas del territorio donde hay una gran degradación de nuestro territorio, a consecuencia de cultivos ilícitos, crecimiento de fronteras agrícolas, minería criminal y todo tipo de actividades criminales que se han desarrollado en los últimos años”, puntualizó el Ministro Gabriel Vallejo.

Cubriendo casi 60 millones de hectáreas, los bosques naturales de Colombia se encuentran entre los de mayor biodiversidad en la tierra, el hogar de un gran número de especies endémicas, así como de comunidades locales, pueblos indígenas y afrocolombianos con patrimonio cultural invaluable.

En virtud de la Declaración Conjunta, Colombia fortalecerá la gobernanza de los pueblos indígenas en sus territorios, apoyando sus propios planes de manejo; así como proporcionando instrumentos para la zonificación ambiental para promover la conservación de los ecosistemas, asegurando beneficios directos para las comunidades locales.

“Las ambiciones de Colombia para proteger sus bosques y hacer crecer su economía rural en paralelo son admirables. Su alianza con Alemania, el Reino Unido y Noruega es innovadora. Seremos un socio que demuestre consistencia y dedicación para Colombia con base en el principio de pago por resultados”, dijo Erna Solberg, la primera ministra de Noruega.

Colombia, Alemania, Noruega y el Reino Unido firmarán un acuerdo de cooperación con cometidos de más de 100 millones de dólares para la financiación basada en los resultados, sobre la base de las reducciones de emisiones verificadas de deforestación en la selva amazónica colombiana [1]. Este acuerdo de cooperación se ha construido durante dos años, en parte con el apoyo del Instituto Global de Crecimiento Verde (GGGI). Los recursos se invertirán en los próximos seis años en apoyo de la iniciativa Visión Amazonía de Colombia.

“Colombia ha desarrollado una estrategia integral para proteger mejor sus bosques amazónicos, contribuyendo así a la mitigación del cambio climático”, dijo Barbara Hendricks, ministro Federal de Medio Ambiente de Alemania. “La estrategia ya se convierte en algunas acciones, tales como el establecimiento de grandes nuevas áreas protegidas. Esto hace que la Amazonia colombiana sea un socio perfecto para nuestro Programa REDD Early Movers”,dijo Gerd Müller, ministro de Cooperación y Desarrollo Económica de Alemania.

Los socios también tienen la intención de contribuir a esta Declaración conjunta a través de la iniciativa del Fondo BioCarbono del Banco Mundial con la Iniciativa de Paisajes Forestales Sostenibles en la región de la Orinoquia.

Aproximadamente la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero de Colombia provienen de la deforestación, la degradación de los bosques y el sector agrícola. Los esfuerzos para frenar la deforestación por lo tanto serán decisivos para que Colombia cumpla con su Contribución Nacional Prevista y Determinada (INDC) de 20%de reducción de emisiones por debajo de un escenario inercial en el 2030, y también para ayudar a alcanzar su objetivo condicional de una reducción del 30%.

En apoyo de las ambiciones de Colombia para reducir la deforestación a nivel nacional, Noruega se compromete a pagar por resultados verificados de reducción de la deforestación a nivel nacional con un máximo de 1,1 millones de coronas noruegas (146 millones de dólares) para el período hasta 2020. Noruega se compromete además con 300 millones de coronas noruegas (40 millones de USD) para efectuar pagos por el diseño de políticas y su implementación exitosa.

La declaración conjunta de intención resume ambiciones importantes por parte del Gobierno de Colombia dentro de sectores económicos clave, tales como:

– Aumentar la productividad en el sector ganadero en más de un 30% y establecer un paquete de medidas para revertir la expansión de las tierras ocupadas por pastos

– Fortalecer las políticas nacionales para hacer frente de manera más eficaz a las actividades tales como cultivos ilícitos, la tala ilegal y la minería, que constituyen unas de las principales causas de la deforestación en el país.

– Declarar 2,5 millones de hectáreas de nuevas áreas protegidas.

– Establecer una coalición público-privada de empresas comprometidas con ambiciosas políticas de deforestación cero.

“El sector agrícola desempeña un papel clave en el logro de mitigación del cambio climático de Colombia y sus metas de cero deforestación. A través de los esfuerzos descritos en la declaración de hoy Colombia demostrará que la transformación del uso del suelo para proteger los bosques y mejorar la productividad agrícola es una triple victoria: para el medio ambiente, para el clima y para el desarrollo rural”, dijo Aurelio Iragorri Valencia, Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Colombia

La alianza también complementa otras políticas nacionales relacionadas, tales como la inclusión del crecimiento verde como un tema transversal en el Plan Nacional de Desarrollo.

Fundamentalmente, con un conjunto acuerdo de paz de 2016, esta iniciativa jugará un papel clave en la ayuda al desarrollo rural sostenible en un escenario de post-conflicto.