22 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

“Trabajaremos para que Risaralda sea departamento ejemplo del posconflicto”: Salazar Osorio

13 de noviembre de 2015
13 de noviembre de 2015

Sigifredo Salazar nov 12 de 015

Pereira, 13 de noviembre de 2015.El gobernador electo de Risaralda, Sigifredo Salazar manifestó que desde ya viene trabajando en la construcción de políticas públicas que apostarán a que el territorio risaraldense esté preparado para asumir los retos de la negociación, el posconflicto y la construcción de una cultura de paz.

Formuló el planteamiento durante la 81ª Cumbre de Gobernadores que se cumple en Villavicencio, convocada por la Federación Nacional de Departamentos, en la cual se abrió el debate sobre la importancia de las entidades territoriales en el postconflicto.

“Teniendo en cuenta que es en las regiones donde se verán reflejados los eventuales acuerdos de paz firmados en La Habana y que Risaralda ha sido y es escenario del conflicto armado colombiano, nuestro Plan de Desarrollo 2016 – 2019 será formulado participativamente incorporando la perspectiva de paz como base para gestionar los capitales sociales, humanos, económicos, naturales, de buen gobierno y de investigación, tecnología e innovación que he propuesto en el programa de gobierno”, expresó Salazar Osorio.

El Gobernador electo declaró que en el proceso de construir paz y reconciliación, Risaralda como departamento tiene sus propios retos: el primero de ellos, es generar mayores condiciones de equidad e inclusión para las comunidades indígenas y afro descendientes, “consolidar la paz en los territorios afros e indígenas es un imperativo para prevenir el surgimiento de nuevas o renovadas organizaciones armadas ilegales”, indicó.

Un segundo reto es aportar para que los resultados de los acuerdos que se alcancen en la Mesa de Negociación de La Habana puedan implementarse en Risaralda de manera adecuada, a lo que el próximo mandatario señaló que: “Sin lugar a dudas, los acuerdos que se obtengan en materia de política de desarrollo agrario integral, participación política, solución al problema de las drogas ilícitas, atención a las víctimas y justicia transicional tienen que tener un desarrollo en Risaralda. Estaremos atentos para incluir en el plan de desarrollo y en las acciones de gobierno los ajustes institucionales y de política pública necesarios para articular esfuerzos con el Gobierno Nacional en pos de la construcción de la paz territorial”.

De igual manera, Salazar Osorio argumentó que Risaralda deberá tener como prioridad ejecutar políticas de equidad e inclusión social en la población rural dispersa de los municipios de Pueblo Rico, Quinchía, Mistrató y Guática, cuya economía campesina no se encuentra integrada adecuadamente a los circuitos económicos regionales y cuyas necesidades básicas no han sido atendidas de manera oportuna por el Estado, dicha población es mayoritariamente indígena y afro descendiente y ha sido históricamente afectada por la presencia actores armados ilegales.

“Creemos que los acuerdos relacionados con la Reforma Rural Integral deben tener desarrollos específicos en estos territorios a través de los programas de acceso y uso de la tierra, desarrollo con enfoque territorial, promoción de la agricultura familiar, desarrollo social, seguridad alimentaria, entre otros. El departamento de Risaralda debe contar obligatoriamente con uno o varios territorios priorizados para la ejecución de los Planes de Acción para la Transformación Territorial, de lo contrario, poco o nada habrá pasado en materia de consolidación territorial de la paz”, expuso el Gobernador electo.

Quien además, resaltó que municipios como Santuario, Apia, Belén de Umbría, La Celia, Marsella y Balboa deben ser sujetos de atención especial para consolidar sus economías agropecuarias y conservar el relativo bienestar social construido durante décadas gracias a la economía e institucionalidad cafetera.

“Todas las deficiencias que se generan en materia económica y social en estos municipios tienen su reflejo en fenómenos migratorios de desplazamiento voluntario hacia las ciudades, presencia de organizaciones al margen de la ley asociadas al narcotráfico y bajas en los indicadores sociales como los vividos en la década de los 90 y principios del 2000 cuando justamente surgió y se desmovilizó el frente Héroes y Mártires de Guática”, expresó Salazar.

El futuro mandatario concluyó manifestando que Pereira y los municipios de Área Metropolitana Centro Occidente, incluida Santa Rosa de Cabal, requiere, de la ejecución de programas relacionados con los acuerdos en materia de Solución del Problema de la Drogas Ilícitas en referencia directa al consumo de sustancias psicoactivas con su enfoque de salud pública y la intensificación al combate contra el narcotráfico.