20 de junio de 2024

Si el Congreso imprueba un artículo del proceso de paz  ¿Se acaba el acuerdo con las Farc?

4 de noviembre de 2015
4 de noviembre de 2015

BOGOTA, 04 de Noviembre_ RAM_  El trabajo del Congreso de la República durante el último año, aparentemente, ha sido completamente inoficioso porque si todo se resume en la aprobación del Acto Legislativo para la Paz tal como lo quieren las Farc, no habría razón alguna para que la iniciativa pase por el examen de los congresistas. Incluso, si hubiese algún artículo que no tenga el visto bueno del Parlamento ¿Se puede decir que el proceso fracasó?

Estos interrogantes fueron planteados este martes por el senador Alfredo Ramos Maya durante la aprobación del Acto Legislativo para la Paz, en la que el Centro Democrático sentó su voz de protesta votando negativamente.

Ramos Maya le preguntó al Senado qué significaría si el Congreso no le diera el visto bueno algún aparte de esta iniciativa “¿Qué pasaría si de pronto este Congreso abre los ojos y dice este artículo se imprueba? ¿Eso qué significa, que se acaba el acuerdo con las Farc? ¿Significa que no va a haber una mayor legislación? ¿Significa que de ahí en adelante ningún otro tipo de artículo se podrá aprobar? Porque aquí es todo o nada, si no se aprueban todos los artículos pues se pierde el tiempo trabajado, porque las Farc van a decir que en un acuerdo de paz, en X o Y circunstancia no se aprobó el articulado como ellos quisieron”.

Del mismo modo resulta el altamente cuestionable un segundo escenario: “¿Qué pasa si no hubiera acuerdo? ¿Si mañana se levantan muy malgeniados y con el pie izquierdo cualquiera de las partes y dice que no hay más acuerdo, y aquí ya esté entre nosotros plasmada en la Constitución este artículo?”.

El senador del Centro Democrático también preguntó si en consecuencia “¿En 40 años cualquier gobierno podría utilizar estas mismas herramientas para cambiar la Constitución, para cambiar cualquier proyecto de ley en “aras de la paz”? porque la excusa de la paz siempre va a estar, no solo ahora”.

Ahora bien, lo aprobado por la bancada de Gobierno este martes da cabida o otra cadena de controversias, por ejemplo, “vamos a suponer que un estudiante de Derecho Constitucional, dentro de 50 o 100 años, le diera por mirar el artículo que hoy se está aprobando o se intenta aprobar en este Congreso y que la Corte Constitucional no se hubiera dado cuenta de la flagrante sustitución de la Constitución a la que estamos hoy sometidos. Entonces ¿Por qué la Corte Constitucional permitió disminuir los tiempos de una manera tan flagrante? ¿La Corte Constitucional cumplió con los tiempos que le está dando hoy el Congreso de la República en este acto legislativo?”.

Todo ello refleja que una de las voces más importantes en esta discusión está siendo obviada por completo, añadió Ramos Maya refiriéndose a la Corte Constitucional. Esta voz “no ha sido tenido en cuenta y tiene una voz demasiado importante en este proyecto de acto legislativo y aquí se le está obligando a otra rama del poder público, con total autonomía, a que se someta a unos tiempos que no debe someterse irrespetando cualquier otra norma constitucional”.