19 de junio de 2024

Santa Fe volvió a empatar con Luqueño y pasó a la gran final

26 de noviembre de 2015
26 de noviembre de 2015

Santa Fe clasificó a la final de la Copa Sudamericana

BOGOTA, 26 de Noviembre (RAM)  Independiente Santa Fe colombiano se citará en la final de la Copa Sudamericana con el River Plate o el Huracán tras eliminar en Bogotá con un empate sin goles al Sportivo Luqueño paraguayo.

Sportivo Luqueño necesitaba anotar para neutralizar la ventaja que el Santa Fe tenía por haber igualado 1-1 en la ida. Impuso condiciones, tuvo el control del balón y buscó tomar ventaja pese a jugar en los 2.640 metros de altitud de Bogotá.

Santa Fe optó por tomar reservas y basar su juego en un sólido planteamiento defensivo, para jugar con la necesidad del rival.

El juego fue disputado y luchado, pero aburrido por la falta de talento de ambas escuadras que abusaron de los pelotazos y carecieron de jugadores que dieran buen uso y transporte al balón.

Santa Fe definirá el título con el ganador de la serie entre los argentinos River Plate y Huracán, que jugarán la vuelta este jueves con ventaja para el ‘Globo’ que se impuso 1-0 sobre el campeón defensor en el Monumental.

«Fue muy difícil, quiero felicitar a Sportivo Luqueño, un rival muy digno», dijo el volante venezolano de Santa Fe, Luis Seijas, para quien su equipo «se comportó a la altura».

Luqueño arriesgó desde el comienzo del partido y jugó con sus líneas en campo de Santa Fe, que buscó recuperar rápido el balón y lanzar pelotazos a sus delanteros, especialmente buscando la velocidad de Wilson Morelo, goleador del torneo con 5 tantos.

La primera opción clara de gol llegó a los 10 minutos en una rápida jugada del espigado delantero ecuatoriano Daniel Angulo que habilitó a Morelo, quien de frente al arco del paraguayo Arnaldo Giménez no pudo definir y la bola se fue ligeramente desviada.

A los 23 el «Chanchón» respondió con un desborde por la derecha que terminó en un centro al corazón del área, pero Marcelo Báez, solo frente al arco desguarnecido, erró la definición y perdió la oportunidad de poner a su equipo en ventaja.

El juego se tornó rápido, fuerte y de gran intensidad, pero de pocas opciones frente a los arcos ante la buen disposición defensiva de ambos conjuntos.

Los cafeteros cayeron el fútbol que le propuso Luqueño y terminaron lanzando constantemente el balón al área, pero sin tener claridad y creatividad en el ataque, facilitando la labor de los dirigidos por Eduardo Rivera.

Para la segunda mitad el Sportivo Luqueño se plantó en la mitad del campo y esperó con paciencia que el «cardenal» cometiera un error, pero quien se equivocó en un par de oportunidades fue el portero Giménez que lució inseguro y causó zozobra en la zaga paraguaya.

Con el paso de los minutos el encuentro se tornó soso por el peloteo constante y la falta de talento en ambas escuadras para producir fútbol de ataque con toque, pausa o cambio de ritmo.

El decorado del encuentro varió un poco en la última media hora con el ingreso en Santa Fe del argentino Omar Pérez, que le dio fútbol al medio campo local y permitió mayor claridad en las llegas al arco de la visita.

Fue Pérez el que brindó la primera gran emoción para los hinchas cardenales, cuando a los 76 minutos introdujo el balón en el marco de Giménez, pero la jugada no fue validada por la terna arbitral por fuera de lugar de varios de sus compañeros.

A siete minutos del final Juan Daniel Roa disparó de media distancia, pero Giménez respondió bien y ahogó el grito de gol de los hinchas que vieron que su equipo poco a poco logró el control del juego.

En los minutos finales Luqueño trató de acercarse, pero los cafeteros se mostraron seguros y lograron el valioso boleto para la gran final del torneo continental.

Sin embargo, en el minuto 10 Wilson Morelo estuvo cerca de marcar con un remate que se fue por encima del arco de Arnaldo Giménez.

En el minuto 22, Sportivo Luqueño pudo marcar tras un centro de Guido Di Vanni a Marcelo Báez, que llegó incómodo y no pudo rematar con claridad.

Santa Fe se acercó nuevamente en el minuto 34 con un remate de Juan Daniel Roa que pasó por encima del arco y en la etapa complementaria, el juego pareció abrirse en ambos arcos.

En el minuto 60 el técnico uruguayo Gerardo Pelusso envió al creativo argentino Ómar Perez, quien aportó nuevo orden con bajo ritmo al Santa Fe. Un remate suyo de tiro libre que terminó en gol fue anulado por el árbitro chileno Enrique Osses por la posición irregular de dos jugadores del equipo colombiano.

El equipo paraguayo por su parte comenzó a sentir el desgaste y la altitud y quedó a merced de los contragolpes del local.

Este partido de vuelta de las semifinales de la Copa Sudamericana se jugó en el estadio El Campín, de Bogotá, ante 35.000 aficionados.

Ficha técnica:

Independiente Santa Fe: Róbinson Zapata; Almir Soto, Yerry Mina, Francisco Meza, Leyvin Balanta; Juan Daniel Roa, Yeison Gordillo, Sebastián Salazar, Luis Manuel Seijas; Wilson Morelo y Daniel Angulo.

DT: Gerardo Pelusso.

Sportivo Luqueño: Arnaldo Giménez; Aquilino Giménez, Roberto Aldama, Enrique Meza, Marcelo Báez; Jorge Nuñez, Miguel Godoy, Luis Miño, David Mendieta; Jorge Ortega Salinas y Guido Di Vanni.

DT: Eduardo Rivera.

Estadio: Nemesio Camacho El Campín, Bogotá D.C.

Árbitro: El chileno Enrique Osses.