18 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

“Revisar a fondo tema de legislación electoral”

17 de noviembre de 2015
Por Lorena Rubiano Fajardo
Por Lorena Rubiano Fajardo
17 de noviembre de 2015

Fraude, mata democracia

Por: Lorena Rubiano Fajardo

“Quien vota a los corruptos los legitima, los justifica y es tan responsable como ellos”. Julio Anguita

Lorena Rubiano
Lorena Rubiano Fajardo

DECANTADO  ya el tema electoral es bueno, importante y necesario, que el país entero, no solo la clase política, revise a fondo el tema de la legislación electoral que rige nuestra democracia.

Considero que es urgente que electores y elegidos hagan un mea culpa, porque si bien la Registraduría desempeña más o menos su deber, es necesario que las empresas digitadoras que cumplen un contrato para subir datos al computador tengan una mayor y estricta vigilancia.

Igualmente el CNE tiene que ser restructurado para que no sean dependientes de los partidos y de los candidatos, porque allí se resuelven temas de vital importancia, que no pueden ser manipulados desde afuera.Vamos a esperar las investigaciones de la Fiscalía General, que pueden dar resultados sorprendentes en muchos municipios y capitales, frente a las denuncias de fraude, que se hacen en  todos los rincones del país.

En la Costa a muchos candidatos los llaman jocosamente canguros, porque de 10 votos saltan a cien, sin justificación. Por eso en Puerto Colombia, personal del CTI, a raíz de las reclamaciones por presunto fraude, se llevaron los equipos que usaban en los escrutinios, documentos y demás materiales probatorios, con el fin de verificar la contundencia de las denuncias frente a un presunto fraude electoral.

Esa actuación judicial se debería hacer en La capital del país, para verificar que los votos consignados en las actas E-24 coincidían con los que aparecen en las actas E-14 y los datos que suben al computador.

En plena era digital y tecnológica es urgente una profunda reforma  a la legislación electoral, para acabar con estas irregularidades en la que hasta los muertos votan porque el sistema no ha sido depurado.

Esta ola de corrupción política hay que cortarla de raíz, desde el epicentro del fraude, porque sería imposible impedir que el elector venda su conciencia por un tamal, un dinero o unas tejas; hay que sanear el sistema electoral y en cuanto al elector hacer grandes campañas para que tome conciencia de su responsabilidad política, restructurar los partidos, eliminar  el voto preferente y penalizar la corrupción política, que va desde los excesivos gastos de campaña, hasta la compra de conciencias.

Esta situación se condensa en la tan citada frase de Lord Acton, según la cual:” el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente”.

BOGOTA, 17 de Noviembre_ RAM_