27 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Palemón El Estilista (fin)

5 de noviembre de 2015
Por Palemón el Estilista
Por Palemón el Estilista
5 de noviembre de 2015

Don Evelio:

avionesTal como le había anunciado, el 30 de octubre regresé a Miami. El día de las brujas, tuve muchísimo trabajo. Y comencé a ganar nuevamente en dólares. En mi  Manizales del alma, motilaba a cuarenta mil pesos y tinturaba a sesenta mil. Aquí, cobro  cuarenta y sesenta pero en dólares. Ya puede ver la diferencia. Pero vamos a lo que tengo que decirle: muchas gracias por haberme recibido los chismes del Club. Disfruté en estos seis meses como nadie, parando la oreja. Y si bien hay una nueva sociedad – recuerde que volví a Manizales,después de quince años – la lengua de los nuevos es igual a la de los viejos. Viperina.
Si usted repasa mis escritos, puede ver que en las casa de los Socios y en el sauna, son los mismos con las mismas. A los que antes no podían arrimar a la puerta del Club, ya les dió por creer que son de la crema. Y los antiguos socios, con los apellidos de los fundadores del Club los saludan formalísimos, van a sus cumpleaños, pero apenas dan la espalda  los tratan de trepadores y lobatos. Así somos y así nos quedaremos.
En el último escrito, sobre los resultados electorales, como en «quien quiere ser millonario «, cincuenta y cincuenta. Adiviné que ganaría Octavio Cardona León la Alcaldía y así fue. Y dije que ganaría la gobernación el candidato de Samaná, el nuevo liberal Jorge Hernán Mesa y Guido Echeverri casi que le triplica la votación. Gracias Guido porque me va a permitir volver a Manizales.  En menos de un año le anularán la credencial y tendremos elecciones y no me las voy a perder. El circo me quedó gustando. Yo estoy con Alvarez Gardeazábal quien mas o menos escribió que Guido fue elegido como Gobernador, se posesionó como Gobernador, nombró gabinete y empleados como Gobernador, ordenó gastos como Gobernador, invitó a comidas y bebetas como Gobernador, hizo ochas y panochas como Gobernador, ayudó a elegir a Julián Gutiérrez como Guido ex Gobernador, luego fue Gobernador. Si no lo fue, que no le hagan óleo como Gobernador 2012 – 2016. O que le hagan dos seguiditos.
Y le voy a contar que hice antes de montarme en el avión de Avianca. Quería conocer a José Octavio Cardona en persona. Es que un muchacho nacido en La Cabaña y que gane la Alcaldía de Manizales, me parece una machera. Mucho mas que la de los Doctores Rojas, el Médico y el Ingeniero. El Médico derrotó a nuestro Socio y estadista Hernando Arango Monedero. Y Octavio Cardona León hizo doblete: derrotó a la bien peinadita Adrianita Gutiérrez y a El Faraón, Luis Roberto Rivas Montoya, el hijo de Don Roberto y doña Aída. Eso es lo que se llama  movilidad democrática.
Pero no nos perdamos. Supe que Octavio mandó celebrar una Santa Misa de acción de Gracias por su triunfo. Y me dije: esta es la ocasión de verlo. Y me fui para la Catedral a coger reclinatorio cerca del altar y del Arzobispo,  con Te Deum incluido pero, ! oh sorpresa ! . La Misa era en la Parroquia del Carmen. Cogí un taxi, llegué tarde y qué me encuentro. Primero: todo el mundo en camisa corta, como que si estuviéramos en La Dorada o en Supía, incluido a nuestro Alcalde; en vez de arzobispo, un joven sacerdote, pródigo en elogios para el burgomaestre; un diácono o ayudante , ese sí de corbata, que parecía aun en campaña; de saco , pero sin corbata  su padre, Don Octavio » Toto «Cardona y Doña María Teresa León, su discreta madre; su hermana Carmen Eugenia, Abogada ella, fotógrafa oficial del régimen y toda una corte de gente del pueblo. Nada de empresarios ni de encorbatados burócratas, ni el Padre Leopoldo Peláez ni Doña Elvira Escobar. Mario Castaño, el jefe liberal y Arturo Yepes , jefe conservador. Algunos concejales electos a quienes,  como a nuestro señor Alcalde, el sacerdote les impuso las manos y los encomendó al Altísimo. Y pare de contar, porque esto está muy largo.
 Ya me despido Don Evelio. Le deseo larga vida a su revista digital y nuevamente gracias por el asilo transitorio. Y gracias explícitas a mi tío, el de la finca de Filandia, que se las sabe todas en materia de política caldense. Y un recuerdo especial para el viejo cascarrabias de Luciano de la Congoja, quien, según entiendo no se ha repuesto de la cirrosis que lo tiene al borde de la muerte.
Suyo,
Palemón el estilista.