23 de junio de 2024

Largo camino por recorrer

20 de noviembre de 2015
20 de noviembre de 2015

Política con pimienta

Humberto de la Calle
Humberto De la Calle Lombana

Ya hace tres años que se sentaron en La Habana los delegados del Estado colombiano y los de la guerrilla, para tratar de llegar a algunos acuerdos que permitan el cese del conflicto armado que lleva más de cincuenta años de existencia. Si bien es el proceso que más alcances ha logrado en la decena de acercamientos entre las partes combatientes, todavía hay un largo camino por recorrer. Así se haya establecido que en Marzo del 2016 veremos el inicio del posconflicto, hay voces pesimistas que consideran que es muy apretado el tiempo y que se prolongarán las conversaciones por lo menos por un trimestre más. Los más optimistas creen que se dará antes del término establecido y que Colombia cerrará su guerra en el día señalado.El caldense Humberto de la Calle Lombana fue escogido por el Presidente Santos como cabeza de la delegación gubernamental. Ayer jueves, leyó un comunicado escueto y sintético en el que expresó los logros obtenidos y lo que ha significado el acercamiento entre el establecimiento y la subversión, que bien vale la pena recalcar en sus puntos principales.

Avances del proceso

Dice De la Calle que hay acuerdo en tres de los seis puntos de la Agenda pactada y que se ha avanzado de manera paralela en los temas restantes y que se han anunciado medidas para desescalar el conflicto; que desde mayo está en marcha un proyecto piloto de desminado y desde octubre un acuerdo para la búsqueda de personas dadas por desaparecidas en el marco del conflicto; que las Farc unilateralmente han anunciado que saldrán de sus filas los menores de quince años y que se abstendrán de reclutar menores de 18, y que desde el 20 de julio las Farc declararon un cese unilateral y el gobierno suspendió los bombardeos a campamentos de esa organización, lo que ha conducido, a que el último mes sea el de más baja confrontación militar en décadas, lo que a simple vista habla de las bondades del proceso.

El cierre de una vez

Reconoce De la Calle que el proceso ha tomado más tiempo de lo esperado, pero pide que ya es la hora de terminarlo y que si bien se está en la recta final,no puede negar que están frente a los temas más complejos, que no los van a acordar de cualquier manera e insta a las Farc a que estén a la altura de esta oportunidad y comprendan que este proceso es para terminar el conflicto y no para crear nuevos conflictos y que este acuerdo tiene que llevar al fin del conflicto, al cierre de una vez y por todas de los ciclos de violencia que tantas víctimas ha dejado. También les pide a las Farc que se reincorporen a la vida civil y participen sin armas en la reconstrucción de una nueva Colombia. Que pasen a la vida civil, con garantías. Que tomen el camino de la política, con vehemencia, sin que tengan que dejar de lado sus convicciones, pero con la plena conciencia de que no hay espacio ni aceptación para la combinación de formas de lucha como lo han hecho en el pasado.

Balances de lo sucedido

Y después de agradecer a Cuba su generoso ofrecimiento para que allí se efectúen las reuniones durante estos tres años, resalta la participación de Noruega, Chile y Venezuela en el eficaz acompañamiento al proceso de La Habana. Y concluye reconociendo la solidaridad y la comprensión de las familias de los delegatarios del gobierno nacional, que se han alejado de sus hogares durante 1095 días y han privado a sus hogares de su presencia, de su aliento y de su voz y concluye De la Calle expresando que » con este equipo que hoy me acompaña hemos tomado más de 90 vuelos, hemos trabajado cientos de horas en extensas jornadas con la plena convicción de que los colombianos se merecen la oportunidad de vivir en un país en paz » . Seguramente durante los próximos días los medios de comunicación harán los balances de lo sucedido hasta hoy en La Habana, nosotros los primeros, para colaborar así a la pedagogía de un proceso de paz en el que los colombianos han puesto todas sus esperanzas.