19 de junio de 2024

Identifican cadáveres de dos de los cinco colombianos desaparecidos en México

21 de noviembre de 2015
21 de noviembre de 2015

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de noviembre de 2015. La fiscalía del estado de Veracruz, México, confirmó este viernes que identificó los cadáveres de al menos dos los cinco colombianos reportados como desaparecidos desde el 11 de noviembre entre los cinco cuerpos aparentemente torturados hallados el martes en un municipio del estado. Cuatro de ellos eran de Risaralda y uno de Caldas.

La fiscalía «confirma que dos de los cinco cuerpos localizados en el municipio de Puente Nacional -a unos 60 kilómetros del puerto de Veracruz- el pasado martes corresponden a dos de los cinco ciudadanos de nacionalidad colombiana» y los identificó como Carlos Andrés Megía Contreras y Gholmer Badi Osorio Cano.

«Los otros tres cuerpos es altamente probable que correspondan a los otros ciudadanos colombianos desaparecidos», añadió en un comunicado la dependencia, que ya se puso en contacto con el consulado colombiano en México.

Todos los cuerpos presentaban golpes, estaban semidesnudos y tenían un tiro de gracia, dijo una fuente policial que pidió el anonimato.

La Defensoría del Pueblo de Colombia informó este viernes de la desaparición de cinco jóvenes, de quienes no se sabía nada desde que entre la noche del 11 de noviembre y la madrugada del 12 hubo una riña en el apartamento donde residían en la ciudad de Córdoba.

Las identificaciones de los dos colombianos se hicieron mediante huellas dactilares y con el cruce de datos de documentos de identidad aportados por el consulado de Colombia, dijo la fiscalía.

La dependencia también señaló que recibió la denuncia este viernes de un ciudadano colombiano en contra de esas cinco personas porque presuntamente «se dedicaban a actividades ilícitas».

Al considerar que «una de las líneas de investigación es la participación de la delincuencia organizada en estos hechos», la fiscalía de Veracruz dijo que pedirá la colaboración de la fiscalía general mexicana.

El jueves, la madre de uno de los desaparecidos presentó una denuncia ante la Defensoría del Pueblo en Risaralda y ese mismo día el organismo trasladó la denuncia a la Cancillería y al consulado colombiano en México.

«Estas personas llevaban entre dos y cinco meses en este estado y cotidianamente se comunicaban con sus familiares», dijo a la prensa Javier Tamayo, director de Atención de Trámites y Quejas de la Defensoría, al agregar que desde el día 11 sus teléfonos estaban fuera de servicio.

Agencia AFP

Versión de La Tarde, de Pereira

Cinco colombianos que se encontraban radicados en México y que fueron reportados hace ocho días como desaparecidos, fueron hallados por las autoridades muertos; hoy las familias, cuatro de ellos del departamento de Risaralda viven un verdadero drama.

Carlos Andrés Mejía Contreras (de La Virginia), Carlos Arturo Marulanda Orozco (de Manizales), Jorge Armando Muñoz, Francisco Javier Agudelo Gómez y Yolme Osorio Cano, estos últimos de Pereira, partieron hace pocos meses con destino México, en busca de nuevas oportunidades, pero lo que empezó como un sueño, terminó convirtiéndose en una pesadilla para sus familias, pues ayer fue confirmado el hallazgo de sus cuerpos sin vida.

Fue el pasado 12 de noviembre, cuando las familias de estos colombianos denunciaron haber perdido contacto total con sus seres queridos, quienes se encontraban radicados en la ciudad de Córdoba (México), lugar al que habría viajado de último Yolme Osorio Cano, pues se conoció que solo llevaba dos días en dicho país.

La Defensoría del Pueblo confirmó a través de un comunicado de prensa, que de acuerdo con la denuncia, el día 11 de noviembre estos colombianos tras ingresar a su sitio de residencia ubicado sobre la avenida El Ferrocarril con calle 4a. en Córdoba México, habrían sostenido una riña con otros hombres en horas de la madrugada, después las familias en Colombia no volvieron a tener contacto alguno, pues los celulares amanecieron apagados.

La esposa de una de las víctimas indicó a Caracol Radio que fue a través de una vecina de su ser querido, que se enteró de la pelea y que además los cinco colombianos habían sido obligados a salir con destino desconocido del apartamento donde vivían.

Tras ser reportado el caso ante las autoridades en México, las alertas fueron encendidas y tras una ardua investigación, finalmente las autoridades confirmaron a las familias en Colombia, el hallazgo de los cadáveres: “la Cancillería nos informó que los habían encontrado a todos muertos”, indicó María Dolly, madre de Carlos Andrés Mejía, quien desde hace cinco meses estaba radicado en ese país.

Poco ha sido lo que ha logrado conocer con respecto al hallazgo y la plena identificación de los cadáveres, sin embargo, la noticia que se conoció incluso a través de medios de Veracruz (México) destruyó por completo sus esperanzas y enfrenta estas familias a un largo proceso, toda vez que deben esperar a que las investigaciones del país azteca culminen, para la posterior repatriación de los cuerpos de sus seres queridos.

¿Qué hacían?

Las primeras versiones aportadas por los familiares indican que los cinco colombianos trabajaban como “gota gota”, en el país azteca, trabajo por el cual recibían buenas comisiones. Así mismo se logró establecer que los cinco amigos habían viajado en épocas distintas pero vivían juntos en un apartamento.

María Dolly Contreras, indicó a este medio, que su hijo quien hace cinco meses se encontraba en México y lo describió como un joven juicioso, trabajador, sin vicios. “Por qué me lo mataron”, manifestó entre lágrimas.

La Defensoría del Pueblo

Fredy Plazas Mañozca, del Defensor del Pueblo en Risaralda, indicó que están dispuestos a brindar la ayuda psicojurídica a los familiares de estos colombianos y a buscar el apoyo con la Cancillería para la repatriación de los cinco cuerpos al Departamento.