17 de junio de 2024

Hasta las cáscaras del plátano tienen glucosa

16 de noviembre de 2015
16 de noviembre de 2015

bananoMANIZALES, 16 de noviembre de 2015. Estas plantas producen la cantidad suficiente de azúcar para su uso a escala industrial, por ejemplo en la confitería, lo que resultaría más rentable que vender el producto en fresco.

En Colombia, el 12 % del plátano cultivado, que generalmente representa unas 355.000 toneladas (t) por año, no se aprovecha por motivos que van desde los efectos del invierno hasta la sobreproducción. Esa cantidad representa 126.000 t anuales de almidón, del cual podría extraerse glucosa, materia prima de al menos un centenar de productos industriales.

“Del almidón concentrado en la pulpa se podrían obtener alrededor de 226 kilogramos (kg) de glucosa por una t de plátano, sin contar con la transformación de la cáscara que también la produce, aunque con otra gran cantidad de variados carbohidratos”, afirma el ingeniero químico Sergio Duque Quinaya, del Grupo de Investigación de Procesos Químicos Catalíticos y Biotecnológicos de la Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales.

El hecho de que cada año Colombia importe desde China y Estados Unidos alrededor de 5.500 t de glucosa, es decir el 95 % de la demanda nacional, lo que implica un alto costo de inversión a cargo de las empresas, motivó a este magíster en Ingeniería Química a diseñar un modelo de obtención de la sustancia a partir del almidón de plátano, que se basa en la producción de frutos de segunda (aquellos que no se exportan porque están manchados o defectuosos) y de tercera.

La propuesta se desarrolló para producir alrededor de 26 t mensuales de glucosa con el apoyo de 38 asociaciones productoras de plátano en el departamento de Caldas.

“Para generar esa cantidad se requiere el apoyo de casi todo el Eje Cafetero, con ello se fomentarían alrededor de 17 empleos directos en una planta que genere glucosa, más el apoyo a todas las familias asociadas al proceso; además, las ganancias directas estimadas serían de 1.000 millones con una tasa interna de retorno del 30 % y valores netos de 3.000 millones de pesos al quinto año”, calcula el magíster.

La importancia de la glucosa radica en que se considera una materia prima esencial y multitransformable para obtener otros compuestos, que se pueden definir en función de los microorganismos disponibles y las rutas metabólicas inherentes en ellos, sin contar las transformaciones no fermentativas.

Entre algunos de los compuestos que se pueden obtener a partir de glucosa de forma fermentativa están los ácidos: láctico, succínico, propiónico, itacónico, glutámico, corísmico, evérnico, vulpínico y fructosa por isomerización, cada uno de estos son fácilmente transformables en otros, ya sea por una ruta química simple o utilizando metabolismos, lo que refleja la gran variedad de productos que se pueden derivar de una molécula de glucosa.

De hecho, en Colombia el mercado de la confitería está en crecimiento y su costo está fuertemente ligado al cacao, el azúcar y la glucosa, razón por la cual las empresas están invirtiendo en investigación y desarrollo con el fin de aumentar la competitividad, menciona el ingeniero.

“La glucosa es un azúcar de alto potencial para el desarrollo de economías basadas en la biomasa, pues a partir de ella se pueden obtener más de 1.500 productos químicos”, anota Carlos Ariel Cardona, docente y asesor de la investigación.

El proceso para producir glucosa parte de obtener el plátano que se almacena y posteriormente se clasifica para saber qué sirve y qué no, con el objetivo de evitar impurezas.

En la actualidad, el proceso es factible en cualquier región del país; no obstante, el Eje Cafetero, por sus características de productividad y conexiones logísticas, además del arraigo tradicional del cultivo del plátano con el café, lo hacen una materia prima muy interesante para la región.

(Por: Fin/IJR/MLA)
Agencia de Noticias U Nacional de Manizales