17 de junio de 2024

Álvaro Galvis, el percusionista chévere

9 de noviembre de 2015
9 de noviembre de 2015

Entrevista de Pantalla & Dial 

Alvaro Galvis foto una

Por Édgard Hozzman
Londonderry New Hampshire XI-9-015

Álvaro Galvis fue uno de los más destacados percusionistas en los años setenta y ochenta en España, donde se le conocía con el mote de “Chévere”, término que popularizó el baterista colombiano en España, para quien todo era amable, aceptando y capoteando los retos positivamente gracias a su calidad humana y talento, dueño de una cálida personalidad matizadó con un toque de espontaneidad y humor.

Comenzó su actividad profesional como integrante de, “Carne dura” de donde fue llamado por “La gran sociedad del Estado”. Estuvo presente en el festival rockero de Ancón celebrado en La Estrella Antioquia, el 18 al 20 de Junio de 1971. En el más importante evento del rock criollo Álvaro actuó como miembro del grupo “Limón y medio”.

Su calidad y experiencia lo llevaron a buscar una mejor oportunidad, por lo que no dudo en organizar con Augusto Martelo, Alexis Restrepo y Chucho Merchán, “Malanga”, la agrupación más importante de la segunda generación del Rock Colombiano. De esta banda se destacaron internacionalmente, Chucho Merchán y Álvaro Galvis.

Llego a España para reforzar a la Banda, “Columna de Fuego” desde donde se proyectó y dio a conocer como un percusionista y baterista talentoso, recursivo, por lo que fue tenido en cuenta por productores y directores artísticos, para conformar agrupaciones bases de los cantantes que dieron identidad al sonido español a quienes también acompaño en los estudios de grabación.

Ha recorrido, Europa y parte del Asia en giras como percusionista y baterista. Es uno de los músicos con mayor conocimiento de los diferentes y exóticos instrumentos de percusión los que interpreta con gran propiedad, esta autonomía fue tenida en cuenta por el virtuoso guitarrista Paco de Lucia a quien acompaño en estudios de grabación y giras, como integrante de la agrupación “Dolores”.

Alvaro Galvis foto dos

–¿Cómo descubrió su vocación musical?

–En la Universidad Nacional en un paréntesis en los enfrentamientos con la policía, me invitaron a un ensayo del grupo, “La Gran sociedad del Estado”. Esa tarde me di cuenta que mi futuro estaba en la música.

–¿Recuerda quien le dio la primera oportunidad?

–“Manuel Quinto” Manuel Pena, en un concierto en el Teatro El Lago , en el que se había programado la presentación de , “La Gran Sociedad del Estado”, “Aeda” y “Carne Dura”, Agrupación de Manuel Quinto , quien me había llamado para que cubriera la plaza del Baterista.

–¿A quién admiraba de los pioneros del Rock colombiano?

–A dos grupos que despertaron mi admiración por su calidad “Los Speakers” y “Time Machine” a los primeros lo vi en directo a “Time Machine”, desafortunadamente no los vi, escuche sus grabaciones.

–¿Cuál fue su modelo como percusionista?

–En mis comienzos a, Plinio Córdoba, baterista de Jazz y Guillermo Acevedo, baterista de “Los Flippers”.

–¿Cómo era la calle sesenta y el parque Julio Flores, el de los Hippies?

–Eran lugares felices, pletóricos de ideas y locuras fueron diferentes libres de prejuicios semilleros de gente bella, músicos, poetas, artistas, libre pensadores, amantes de la naturaleza, la paz y el amor libre. Te aclaro no fui Hippie.

–¿Cómo llegó a Lijaca?

–Como integrante de “La Gran Sociedad del Estado”. Buscábamos un lugar donde pudiéramos ensayar y tocar al volumen que nos diera la gana, sin que nadie se molestara y que nadie nos

molestara, este lugar estaba lejos de la gran ciudad, así encontramos a Lijacá, a donde más tarde llegaron los Hippies de toda Colombia y los que nos visitaban de otros países, fue una comuna chévere, incontaminada de lo establecido.

–¿Es verdad que en esta comuna Hippy se quemaba mucha yerba?

–Se cortaba la yerba y se fumaba buena Marihuana, allí nadie se preocupaba por el que dirán o no dirán, vivimos libres de problemas ajenos, lo nuestro era, música, paz, poesía, amor y naturaleza.

–¿Cómo fue su experiencia en Ancón con que agrupación actuó allí?

–Fue una nota muy alta, allí se dio cita toda la hipamenta criolla y uno que otro que posaba de Hippie. Música, locura y mucho amor. En este festival toque con, “Limón y Medio “Miguel García, Bajo – Cesar Nieto, Guitarra y yo en la Batería.

–¿Cómo recuerda a Humberto Monroy?

–Lo conocí como bajista de Los Speakers, más tarde en, La 60 tuve más contactó con Humberto, en la sesenta y Lijacá, músico idealista y romántico, también coincidimos en algunos conciertos como músicos de nuestras respectivas agrupaciones.

–¿Fue “Malanga” la mejor agrupación de la segunda generación del rock colombiano?

–Donde actuábamos llenábamos, la gente se identificó con la originalidad del sonido de “Malanga”. Para mi es gratificante que hoy después de más de cuarenta años la gente nos recuerde con cariño. A tu inquietud, si fuimos la mejor agrupación de la segunda generación del Rock colombiano.

–¿Ha vuelto a hablar con Chucho Merchán?

Alvaro Galvis foto tres–Con Chucho nos hermano la música y los ideales, nunca he perdido contacto con él, la distancia y el tiempo, no ha sido barreras infranqueables, para nuestra hermandad.

–¿Con “Malanga” se hizo profesional?

–Desde que me comprometí con la música acepte mi responsabilidad como profesional de la música, la que es mi devoción, La Música, mis hijos y mi esposa son mi gran Amor, mi pasión, la motivación de mí existir.

–¿Recuerda quienes integraban “Malanga”?

–Chucho Merchán, Guitarra- Alexis Restrepo, Guitarra – Augusto Martelo, Bajo- Álvaro Galvis, Batería, Carlos Álvarez – Percusionista y ocasionalmente invitábamos a Tito Nuncira, también percusionista.

–¿Cómo fue su primera experiencia internacional al lado de Miguel Durier y Fernando Reyes?

–Fue una inolvidable y divertida experiencia en un Club en Miami, a donde habíamos viajado en busca de una oportunidad profesional. Eran años en los que nada, ni nadie nos detenía. Anos en los que nuestros afanes musicales no tenían barreras.

–¿Cómo llego a España?

–Mi Amigo y hermano Edgar Hozzman me recomendó y tramito mi viaje a España para reforzar” La Columna de Fuego”. Fue una positiva experiencia, la que me dio la oportunidad de integrarme al mundo rockero español.

–¿Por qué se retiró de “Columna de Fuego”?

–Cumplí mi ciclo con esta banda, acepte otras ofertas y comencé a trabajar como músico de estudio e integrante de agrupaciones que acompañaban a los artistas del Top ten español.

–¿A qué solistas acompañó como baterista?

–Lorenzo Santamaría – Camarón de la Isla – Caco Senante – Rosario Flores- Miguel Ríos –Georgie Dann – Paco de Lucia – Lola Flores, entre otros.

–¿Cómo recuerda a Camarón de la Isla?

–Un cantante flamenco muy gitano, excelente profesional dueño de una bella voz y propiedad interpretativa que lo hizo único, un artista y persona inolvidable.

–¿Cómo fue su experiencia actuando y grabando al lado de Paco de Lucia?

–Fue una de mis grandes satisfacciones profesionales, te imaginas trabajar al lado de uno de los más grandes guitarristas del mundo. Yo era el percusionista y baterista de «Dolores», agrupación que lo acompaño, en presentaciones y grabaciones.

–¿Para qué artistas ha grabado?

–Para la mayoría de quienes hicieron los éxitos en los años setenta y parte de los ochenta en España. Fui músico de sesión de estudio.

¿Cómo descubrió el Rock?

–No lo descubrí lo encontré cuando comencé a dar palos en mi Batería.

–¿Un baterista?

–Tony Williams.

–¿Cómo fue su reencuentro con Chucho Merchán en España?

–Como siempre, la emoción y felicidad de encontrar en el camino a un hermano de la música, a un compañero, a un gran ser humano, a un excelente músico.

–¿Cómo fue la experiencia de volver a actuar al lado de Chucho en España?

–La llegada de Chucho, coincidió con el debut de mi banda, “Chévere and Company”, en Cuenca, en este concierto daba comienzo a un gran proyecto musical.

–¿Quiénes integraban el grupo además de usted y Merchán?

–Jesús Pardo, Piano – Guti, Bajo (Q.E.P.D.) Manglis, Guitarra – Rafa, Percusión, Fernando Saxo y Flauta.

–¿Cómo nació y se conformó “Dolores»?

–Esta fue una idea de Pedro Ruy Blas, La agrupación que integre estaba conformada por, Jorge Pardo Saxo. – Jean Luc Vallet, Piano. – Álvaro Yebenes, Bajo – Pedro Ruy Bla, Voz – Batería. Álvaro Galvis, Percusión -Batería.

–¿Led Zeppelin o Who?

–Led Zeppelin, fue el Súper grupo de los setenta.

–¿Una canción colombiana que le guste?

— “Pueblito viejo “, evocadora canción de nuestro folclore uno de los más bellos del mundo, identidad de nuestra raza.

–¿Por qué se radicó en Alemania?

–Es mi segunda patria, allí eche raíces, mi esposa y mis hijos nacieron en Alemania.

–¿Cuál fue su primer ídolo?

— Mi Padre, Álvaro Galvis Rojas.

–¿Escuchó Radio 15?

–Soy de la generación que creció escuchando esta inolvidable emisora.

–¿Cómo conoció a Antonio y Rosario Flores?

–En un local de ensayos en Madrid España. Trabaje mucho con ellos y su madre, Lola Flores, como percusionista.

–¿Recuerda a cuantas agrupaciones ha pertenecido?

A muchas, lo único cierto es que he tenido y tengo la suerte de haber compartido mi vocación musical con grandes músicos de todos los géneros, tanto en América, como en Europa. Gracias a esta experiencia he aprendido y dado personalidad a mi sonido, lo que al final este es mi gran capital.

–¿Conforme la agrupación ideal de la segunda generación del Rock colombiano?

–Chucho Merchán, Guitarra – Alexis Restrepo, Guitarra – Augusto Martelo, Bajo – Carlos Álvarez -, Percusión – Tito Nuncira, Percusión- Álvaro Galvis, Batería.

–¿Cómo ve la situación de Colombia desde Alemania?

–Preocupante y triste, los picaros sueltos, la corrupción cada día es más descarada, lo que a la distancia se percibe es un nido de malandros politiqueros, que están acabando con el país.

–¿Si tendremos paz algún día?

–Es mi sueño y me imagino que el de todos los colombianos. Añoro el lapso que compartí en mi adolescencia con gente honesta, sana y trabajadora la que amaba la paz y la patria. Tengo la imagen del país, que disfrute en mi juventud, una Colombia bella.

–¿Ha oído hablar de alguna buena obra de Gustavo Petro?

–Desde que salí de Colombia no he tenido noticias positivas de las “obras” de ningún político…

–¿Qué noticias le gustaría escuchar?

–Que haya, paz, justicia y bondad en Colombia y el planeta.

–¿Si volviera a su pasado en qué instante se quedaría?

–Volvería a recorrer el camino que he hecho en mi existir.

–¿Es historiador o un nostálgico?

–Historiador.

–¿Qué le hace falta a la juventud actual?

–Amor, paz, trabajo y bienestar.

–¿Alguna vez se dio trompadas con alguien?

–En mis años de estudiante con los que se querían pasarse de listos.

–¿Sabe del paradero de tantas y tantas amigas que tuvo en la juventud?

–Todas, están sanas y felices.

–¿Llorar es un buen desahogo?

–Desde luego, trae paz y tranquilidad.

–¿El rock ya murió?

–Sus raíces perduran, el rock nunca morirá, sencillamente porque no tiene fronteras.

[email protected]